La Segunda División da vida al Oviedo
Imagen: Real Oviedo

Tras la derrota por 3-0 en Málaga, la afición del Real Oviedo dio por terminada la temporada, ya que era un partido clave para engancharse en la lucha por los playoffs de ascenso a La Liga Santander. Sin embargo, la Segunda División ha vuelto a dar algo de vida al equipo entrenado por Sergio Egea

El Real Oviedo logró vencer la semana pasada al Numancia con un solo gol de Carlos Hernández. El tanto llegó tras un error garrafal de Villalba, y fue suficiente para que los carbayones se impusieran por 1-0 y volver a dar una pequeña alegría a la afición azul. El partido fue frío, plomizo, motivado por el clima del día y por la poca afluencia al Tartiere por parte de un oviedismo que se veía completamente fuera de la promoción de ascenso. Sin embargo, los resultados que se dieron durante el fin de semana, avivan las esperanzas del Real Oviedo y su gente, que ahora se ven más cerca que hace apenas diez días de lograr obrar el milagro que tanto se les ha resistido en los últimos años.

Los dos equipos que más interesaban a los carbayones eran el Cádiz y el Deportivo de la Coruña, aunque especialmente el conjunto gaditano. Los andaluces son los que marcan el cierre de los playoffs, y están a apenas tres puntos del Real Oviedo después de no haber podido pasar del empate a cero ante Osasuna. Además, el siguiente compromiso liguero es ante el Granada, equipo que necesita ganar si quiere asegurarse el ascenso a Primera de manera matemática (siempre y cuando el Albacete no pinche contra el Sporting). Por otro lado, el Deportivo está solo un punto por encima del Oviedo al haber caído por 1-0 ante el Lugo la pasada jornada en el derbi gallego. Su siguiente encuentro será contra el Mallorca en Coruña, equipo que se juega tener puestos de promoción de ascenso.

Hablando del Real Oviedo, su futuro va a ser complicado, porque los dos siguientes partidos son ante equipos que pelean por la permanencia. El inmediato es en Tenerife, y la semana siguiente reciben al Rayo Majadahonda en el Tartiere. Finalmente, la temporada terminará contra Osasuna en Pamplona, un partido que recuerda al de hace tres temporadas en el que el Oviedo no se jugaba nada, y los navarros se impusieron por 0-5 para clasificarse a los playoffs y ascender a La Liga Santander. En este caso, Osasuna tampoco se va a jugar nada, aunque por haber logrado el ascenso matemático este mismo fin de semana al perder el Albacete, y si el Real Oviedo llega vivo y con necesidades de aumentar la diferencia de goles a favor, podría llegar a darse una situación similar.

Solo el futuro determinará si el Real Oviedo tiene lo que hay que tener para entrar en la promoción de ascenso, pero el primer escollo es el Tenerife. De perder en Canarias, se acabó el sueño de conseguir un milagro. 

VAVEL Logo