Adiós a una temporada para olvidar
Jugadores del Real Madrid. Foto: Dani Mullar. Fuente: Vavel

La pesadilla ya ha acabado. Una temporada marcada por lesiones, la forma física de los jugadores y un equipo que no ha respondido en toda la temporada, ha desencadenado en la pérdida de títulos que se podrían haber ocupado un lugar en la vitrina. El rey de Europa ha tenido su año más desastroso hasta el momento.

El inicio de esta debacle comenzaba con Santiago Solari en el mando. Le enfermería blanca no daba tregua y las victorias no llegaban. Apenas 133 días duró Solari como entrenador, que primero fue de forma interina, después con un contrato hasta 2021 y finalmente despedido a principios de marzo de 2019. Llegó sin una presentación oficial, ofreciendo solo una rueda de prensa. Acabó con los galones para mandar a Isco al banquillo y a Marcelo a la grada, reemplazado por un canterano recién llegado a la élite. La situación con el malagueño y el brasileño fue yendo a peor. El conjunto blanco en manos de Solari tuvo demasiados altibajos, una etapa corta pero de contrastes. Pasó de golear al Atlético de Simeone en su estadio, a firmar las dos peores derrotas de la historia en Champions en el Bernabéu (CSKA y Ajax). De ponerse a seis del Barça y tenerle contra las cuerdas en su estadio, a acabar a 12 y ser eliminado y también goleado.

En medio de esta situación caótica, vino a salvar el equipo el hombre de las cinco Champions. 284 días después, con 104 victorias, 29 empates y 16 derrotas, volvía el eterno retorno de Zinedine Zidane. Cinco Champions en su condición de jugador, segundo entrenador y técnico principal, por lo que él más que nadie tenía el poder de salvar a su equipo. Se estrenó en su regreso echando mano de jugadores denostados por Solari. Isco, Marcelo y Navas volvieron al once. Ni por esas el Madrid mejoró, sino todo lo contrario, evidenciando que los veteranos no han estado a la altura. El trasiego de entrenadores que han pasado por el banquillo del Bernabéu ha creado un caos táctico en el equipo, perdido e irreconocible tras intentar adaptarse a la metodología de tres entrenadores con ideas antagónicas.

Las lesiones de Vinicius, Lucas Vázquez, Bale y Carvajal son otras de las causas que confirman el derrumbamiento del Real Madrid. En total han sido 41 lesiones. Junto a los resultados, el mal juego, las polémicas y la planificación deportiva, las lesiones ocupan un puesto de honor en la lista de problemas. 41 lesiones, 29 musculares y 12 traumáticas, un balance especialmente doloroso que ha incluido momentos especialmente críticos, como a principios de temporada, cuando Solari apenas contó con futbolistas en ataque y tuvo que apañárselas como pudo para salir adelante. Un ejemplo que reunió todos los males fue el partido del Ajax: mal resultado, mal juego, falta de gol y cuatro lesiones.

Se puede achacar la falta de gol a diversas excusas, pero lo único que está claro es que el equipo debe dar más de sí mismo. Se ha echado de menos buscar el gol. El equipo no tenía iniciativa a la hora de atacar y es lo que le ha llevado a que en su mayoría pierda. Unos meses de reflexión y preparación, para que este gran equipo resurja de sus cenizas para volver más fuerte y ser campeón de Liga y de Europa. Para ello, serán necesarias algunas entradas y salidas que aún están por ver. Lo que es seguro es la fuerza interna y la facilidad que tiene de reponerse a las caídas. Una mala racha ha llegado a su fin y el comienzo de una nueva era. Todo está por ganar.

MEDIA: 4.9VOTES: 13
VAVEL Logo