El Bernabéu, un estadio de élite abandonado por su fútbol y por su
afición
Estadio Santiago Bernabéu. Fuente: Vavel

El Bernabéu, un estadio de élite abandonado por su fútbol y por su afición

Una mala temporada para el equipo blanco y para los asientos del estadio Santiago Bernabéu. El estadio del Real Madrid se ha encontrado con los peores registros de entrada en los últimos tiempos.

araceli-gutierrez
Araceli Gutiérrez

Insultos y pitidos se han instalado en las gradas del Bernabéu, marcados por una exigente afición blanca que ataca mayoritariamente al equipo rival y en algunas ocasiones a los de su propio bando.

El Real Madrid-Huesca en la 29ª jornada de La Liga Santander registró la segunda peor entrada liguera de la temporada en el recinto blanco, con apenas 49.269 espectadores, cubriendo solo el 61,6% de su aforo. En los primeros 15 encuentros disputados, el aforo rozaba una media de entrada de 63.140 espectadores, lo que supone una cobertura del 78,9% del aforo del recinto merengue. Un peor registro fue el partido celebrado la primera jornada Real Madrid-Getafe, registró una entrada inferior a la del Huesca. Un aforo de 60,4% y un total de 48.346 aficionados de ambos equipos.

En el momento de su inauguración, el 14 de diciembre de 1947, el coliseo del Real Madrid daba acogida a 75.145 espectadores, un número que aumentaría con creces tras la primera remodelación en 1954 dando cabida a 125.000 espectadores. Años después, a casa de nuevas normativas de FIFA y UEFA respecto a las localidades de pie, el aforo quedó reducido a 74.328 espectadores, justo antes de que en la última remodelación se alcanzaran las actuales 81.044 plazas. Una cifra que hace del coliseo blanco el segundo estadio más grande de España, solo por detrás del Camp Nou. Cuenta con la distinción de la UEFA de “estadio de élite”.

El Santiago Bernabéu ha albergado tres encuentros de la Eurocopa de 1964 que acabaría viendo a España campeona. En el Mundial de 1982, fue una de las plazas más importantes, acogiendo un total de cuatro partidos, incluida la final diputada el 11 de julio entre Alemania Federal e Italia. Además, ha albergado cuatro finales de Champions League. A esto, se le suma nada menos que 36 finales de Copas de España, 14 de Supercopa de España, 1 Copa Iberoamericana, 2 finales de Copas de la UEFA, 1 de Copa Latina y 2 Copas Intercontinentales.

Un ejemplo de abandono de la afición blanca fue el encuentro ante la Real Sociedad. Una derrota previa frente al Villarreal junto a una nueva derrota en casa, condicionó a la que los aficionados abandonaran el estadio cuando todavía quedaban más de diez minutos de partido. El conjunto blanco presionaba intentado buscar una remontada que finalmente no se produjo. Unos aficionados que dejaron muy claro que no querían seguir viendo un partido que calificaban como “malo” o “lamentable”. El aficionado más indignado definía en diversas ocasiones como “repugnante” el juego desplegado por el Real Madrid.

Una mala temporada que no refleja lo que sucedía hace apenas una década, cuando 80.000 aficionados del Real Madrid ocupaban sus asientos en el Bernabéu para recibir con una estruendosa bienvenida a Cristiano Ronaldo. Los pitidos e insultos han llegado a estar dirigidos a los propios futbolistas que visten el uniforme blanco. Uno de los marcados por la hinchada es el portero tico Keylor Navas, que anteriormente fue uno de los mimados del Bernabéu, pero ante la noticia de que el jugador supuestamente abandonará el equipo a final de la temporada recibió pitidos. Gareth Bale e incluso Luka Modric tampoco se han salvado de estos pitidos por parte de los aficionados. El galés fue muy señalado por la afición, que dejó claro su enfado en el cambio por Asensio durante el Clásico contra el Barcelona y que se marchó unos minutos antes de que acabara el encuentro.

La solución ante este debacle está en una mejora por parte del conjunto blanco y una oportunidad para que el Real Madrid vuelva a conquistar títulos y que la afición grite en cada encuentro Hala Madrid, y nada más.

MEDIA: 5VOTES: 12
VAVEL Logo