Resumen de
la temporada 2018/19: La Masía, el fulgor de una calidad incesante
El FCB Juvenil B celebrando un gol este curso. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Resumen de la temporada 2018/19: La Masía, el fulgor de una calidad incesante

Señalada con una clase innegable, La Masía volvía de nuevo a protagonizar una temporada espléndida con la consecución de 12 títulos para el fútbol formativo masculino y dos para el femenino, cerciorando una señal inequívoca de la calidad incesante que abastece la pedrera azulgrana. Rodando siempre en un constante aprendizaje, la cantera 'culé' sellaba el curso con 14 Ligas en sus vitrinas y la sensación irrefutable de una ambición incuestionable. 

alicianavarro
Alicia Navarro

A medida, con calma pausada y al compás de un estilo incapaz de negociarse. Así se curtían las 14 Ligas festejadas esta temporada en La Masía, redondeadas además con dos trofeos en el MIC F11 de Costa Brava y tres en el MIC F7 disputados en Andorra. Afianzando su cátedra y bajo el influjo de los entrenadores más acreditados del panorama nacional, La Masía volvía a golpear de nuevo con fuerza para asegurar los cimientos de un futuro prometedor.

El auge del fútbol femenino

Demandando a voces un trato igualitario, el fútbol femenino recuperaba su lugar en la sociedad gracias a la visión del Barça Femení y su histórico pase a la final de la UEFA Women's Champions League ante el Olympique de Lyon. Pese a la derrota en Budapest (4-1), las jugadoras azulgranas engrandecían al fútbol femenino nacional tras coronarse como el primer equipo español en alcanzar una final en la prestigiosa competición internacional europea. Su buen hacer quedaba resguardado por el refinado séquito de jugadoras de la cantera 'culé' aspirantes a reeditar un sueño cada vez menos lejano.

El Barça Femení celebrando su pase a la final de la UEFA Women's Champions League. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Equipadas con cuatro equipos en La Masía, las jugadoras del FC Barcelona lograban alcanzar dos trofeos ligueros de la mano del FCB Infantil y FCB Alevín. Mientras el FCB Juvenil Cadete se conformaba con el subcampeonato doméstico con sólo una derrota en su bagaje, el filial azulgrana femenino conseguía con su tercera plaza de la Segunda División, el ascenso a la futura Primera B. Dos títulos de Liga con mucho sabor para el porvenir del fútbol femenino 'culé', armado con la intención de ensordecer al mundo al compás de su fútbol.

El Barça B Femení celebrando un tanto ante el RCD Espanyol. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Resguardando el aroma de la cantera

Hasta doce títulos alcanzaba abrazar el fútbol formativo masculino del FC Barcelona, desplegando con cortesía y delicadeza los cimientos de la esencia de 'Can Barça'. Una docena de ligas de las 16 posibles, dónde sólo el Prebenjamín de Dani Segovia, el FCB Infantil A de Àlex Urrestarazu, el FCB Juvenil A de Denis Silva y el Barça B de García Pimienta, se desprendían de cualquier opción de conquista sobre el cetro doméstico.

Implacables más allá de la Ciudad Condal, la cantera 'culé' obtenía el reconocimiento merecido en el MIC F11 albergado en la Costa Brava con el FCB Cadete A de Carles Martínez y el FCB Alevín A de Marc Serra, como protagonistas tras conquistar sendos trofeos en uno de los torneos más prestigiosos del fútbol base internacional. Además, tampoco defraudarían en el MIC F7 pugnado en Andorra, con el 'triplete' de títulos para La Masía gracias al Prebenjamín, el FCB Benjamín C y el FCB Benjamín A de Óscar Jorquera.

El FCB Infantil A celebrando un tanto ante el Granollers. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

El orgullo de los cadetes

No decepcionaron, porque nunca lo hacen. Disputada hasta el último suspiro, el FCB Cadete B de Sergi Milà y Pere Romeu, conseguía adueñarse de la Liga Preferente Catalana Cadete con sólo dos puntos de ventaja sobre el Reus Deportiu. Líder intratable, sólo dos derrotas enturbiaban una temporada liguera inmaculada. Embrujados bajo la fabulosa generación del 2004, el escuadrón catalán maquillaba un bagaje abrumador al coronarse como el equipo menos goleado del grupo, con sólo 15 goles en contra y el más goleador con la friolera cifra de 137 tantos a su favor.

El FCB Cadete B festejando su título de Liga. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Incorporado a la cantera el pasado verano procedente del RCD Espanyol, el delantero Ángel Alarcón brillaba en su primera campaña como azulgrana para guiar el navío de Sergi Milà con un total de 22 goles a sus espaldas, líder indiscutible de la ofensiva 'culé' para constatar el acierto de su fichaje. Con 17 goles en su cuenta personal, y saboreando el dulce debut con el FCB Cadete A, la elegancia de Gavi desbordaba con fulgor para brillar con luz propia.

Radiantes de sonrisa eterna, el FCB Cadete A de Carles Martínez y Pol Planas se aupaba al cielo de la Ciudad Condal con un 'doblete' inmaculado. Dueños de la División de Honor Catalana Cadete con la consecución de la undécima Liga de forma consecutiva, los azulgranas se apropiaban también del MIC 2019 tras vencer al RCD Espanyol en la tanda de penaltis, y festejar así el primer título para el FCB Cadete A en la historia del MIC F11.

El FCB Cadete A ante el Rapitenca. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Desde Víctor Sánchez (2018/2019), hasta el mandato incuestionable de Carles Martínez. Un total de once Ligas dominadas de forma consecutiva que acrecentaban el sometimiento azulgrana en la División de Honor Catalana Cadete. Con cinco puntos de ventaja sobre el RCD Espanyol, el cuadro 'culé' se consagraba de nuevo alentado por la embriagadora generación del 2003. Abanderados por el talento natural de Xavi Simons desde la medular, los goles recaían en las botas de Leo Dos Reis, 'pichichi' del equipo con 24 goles en Liga. Intratables sobre el verde, sólo el tropiezo en semifinales de la Copa Catalunya frente a la UE Cornellà (1-2), relegaba al FCB Cadete A del 'triplete' esta temporada.

Cara y cruz para los juveniles

Disputada y reñida hasta el último minuto, el FCB Juvenil B degustaba las mieles de la gloria al proclamarse campeón de la Liga Nacional del Grupo VII, y enlazar así su tercera Liga correlativa. Guiados bajo la batuta del inconmensurable Franc Artiga, los azulgranas estrechaban el título en la última jornada, sobrepasando así al CF Damm en la tabla. Acompañado en el banquillo de Iban Cuadrado y Xavi Franquesa, el maestro Franc Artiga volvía a demostrar su influencia en cada bancada.

El FCB Juvenil B tras ganar la Liga. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Aunque caían en la final de la Copa Catalunya frente al RCD Espanyol en la tanda de penaltis, el conjunto 'culé' suscribía una campaña excelente refrendada en el MIC F11, donde pese a desplomarse en semifinales contra el Atlético de Madrid (0-2), exponía el estilo más puro del ADN Barça. En sus filas, la jerarquía y el gol de Jaume Jardí volvían a relucir con brío con sus 24 goles en la competición doméstica, apuntalando con orgullo el ataque del FCB Juvenil B. A su lado, el extremo Raúl Moro firmaba en su primer curso en La Masía un total de 17 tantos en Liga, cabalgando con descaro y una fina puntería por la línea de cal.

Todo lo contrario sacudía en las filas del FCB Juvenil A. Después de una inmaculada temporada 2017/2018 con el dulce sabor de la UEFA Youth League y la Liga, el equipo dirigido por Denis Silva y Óscar López signaba un curso en blanco, propinando uno de los años más terribles para el cuadro juvenil. Sobrepasados por el Real Zaragoza en la competición regular, los azulgranas caían con dolor frente al Chelsea FC en semifinales de la UEFA Youth League desde los once metros. Sin clasificarse para la XXV Copa Campeones, el llanto se acrecentaba en la Copa del Rey después de claudicar en los cuartos de final frente al Real Madrid. Un severo mazazo para una de las plantillas más prometedoras de La Masía, que bajaba el telón de la temporada sin celebrar ni un solo título.

Marqués, Ansu y Jandro, con el FCB Juvenil A. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Sin embargo, dos figuras lograban despuntar en uno de los cursos más trágicos para el FCB Juvenil A. El olfato goleador y la calidad arrolladora en el área rival del venezolano Alejandro Marqués y el guineano Ansu Fati, amanecían en la sombra del conjunto de Denis Silva. Adornando la temporada con 20 goles, el lince de Guinea avalaba su gran estado de forma desde que espantara los fantasmas de su última lesión en 2017. Por su parte, Alejandro Marqués despertaba a su bestia a mitad de temporada para alcanzar la veintena de goles, uno de ellos con el Barça B en Segunda División B en el último partido contra el CD Castellón.

Calidad y destellos de color para La Masía en una nueva temporada que vuelve a avalar la clase de los jugadores de la cantera azulgrana. Adhiriendo con orgullo el escudo en su piel, la pedrera 'culé' consolida la base de unos valores que miran sin pudor al Camp Nou.

MEDIA: 5VOTES: 1
VAVEL Logo