Resumen
temporada 2018/19 FC Barcelona Femenino: Lluís Cortés, el salto de calidad
Lluís Cortés ante el Bayern de Múnich en semifinales de UWCL | Foto: Noelia Déniz (VAVEL)

Resumen temporada 2018/19 FC Barcelona Femenino: Lluís Cortés, el salto de calidad

El técnico del Barça Femenino ha logrado convertir a la plantilla culé en un equipo ganador, con una filosofía de juego propia que les ha permitido hacer historia llegando a su primera Final de Champions League.

andreu-rauet
Andreu Rauet

El artífice del buen hacer en ‘Can Barça’ viene de Balaguer, se llama Lluís Cortés y ha entrado en los libros de historia del barcelonismo al mando del FC Barcelona Femenino. Cortés le ha devuelto el espíritu competitivo a un equipo con mucho potencial pero que se acostumbró a tropezar en las citas claves de la temporada.

Inicio complicado y con consignas claras

Lluís Cortés tomó las riendas del equipo el 8 de enero de este 2019, tras la marcha repentina e inesperada de Fran Sánchez. Cortés, que ya formaba parte del cuerpo técnico de Fran Sánchez, dio el salto como líder del vestuario de forma provisional hasta final de temporada. Sin embargo, el que tenía que ser un acuerdo temporal, ha resultado en un éxito deportivo, y es que Lluís Cortés firmó su renovación el pasado 14 de mayo hasta 2020.

Desde un buen principio el técnico catalán dejó clara sus aspiraciones: hacer resurgir un equipo con mucho potencial trabajando individualmente con las jugadoras para tratar de sacarles el máximo rendimiento posible, para después lograr un desarrollo colectivo como bloque. En su primer partido al mando del Barcelona, Cortés tuvo que afrontar la difícil vista al campo del Levante, que se saldó con victoria del Barcelona por la mínima (0-1). Cortés progresivamente fue logrando buenos resultados con el Barcelona Femenino, mostrando destellos de sus consignas futbolísticas, caracterizadas por el buen juego, intentando ser protagonistas con el balón pero también con la posibilidad de matar a la contra.

Cortés ante el Bayern de Múnich | Foto: Noelia Déniz (VAVEL)
Cortés ante el Bayern de Múnich | Foto: Noelia Déniz (VAVEL)

Una semana que lo cambió todo

Cortés había logrado una de sus premisas iniciales, conseguir que el equipo recuperase la identidad propia, siendo el protagonista en los partidos, manteniendo vivo al equipo en las tres categorías. Sin embargo, dos derrotas en cuatro días marcaron un antes y un después en la temporada para Lluís Cortés.

Primero, con la derrota del 13 de febrero en el Miniestadi ante el Sporting de Huelva por un inexplicable 2 a 3, que alejaba a las azulgranas del liderato de la Liga Iberdrola. Con la Liga prácticamente perdida, tres días después el Barcelona Femenino visitaba el Cerro del Espino para enfrentarse a su rival por excelencia, el Atlético de Madrid, en las semifinales de la Copa de la Reina en una eliminatoria a partido único. Con el mazazo de la derrota ante el Sporting todavía muy presente, el Barça fue incapaz de superar al Atlético y cayó eliminado de la Copa de la Reina por 2 goles a 0.

Cortés ante el Bayern de Múnich | Foto: Noelia Déniz (VAVEL)
Cortés ante el Bayern de Múnich | Foto: Noelia Déniz (VAVEL)

Una gesta para el recuerdo

Con la Copa perdida y el título de Liga en el aire, Cortés lanzó la consigna de ir a por la Champions. El técnico de Balaguer logró que su equipo no bajara los brazos el Liga, ganando todos los partidos a excepción del último, y centrando sus esfuerzos en Champions. Con un esquema muy definido de 4-3-3, Cortés logró que su equipo eliminase al Lillestrom en cuartos y al Bayern de Múnich en las semifinales, plantándose en la final de Champions por primera vez en la historia del fútbol español.

Sin embargo, el desenlace fue trágico. El 5 de mayo el Barcelona se despidió de la Liga en la última jornada, en la que todavía mantenía aspiraciones matemáticas, pero el Atlético no falló en su cita en San Sebastián, sumado a la derrota inexplicable del Barcelona en el campo del Granadilla Tenerife.

Dos semanas después, el Barcelona afrontaba su primera final de Champions en el Ferencváros Stadium de Budapest ante el todopoderoso Olympique de Lyon. Las francesas arrollaron al Barcelona con un claro 4-1, que las coronó como campeonas de Europa por cuarta edición consecutiva. A pesar del desenlace final, vale la pena rescatar las declaraciones de Lluís Cortés en la previa de la final: “El haber llegado hasta aquí ya es un premio”, una frase que describe a la perfección la temporada del Barça Femenino.

Sin duda, la gesta lograda por Lluís Cortés tiene mucho mérito. El técnico catalán ha sido capaz de hacer resurgir una plantilla que se había acostumbrado a ganar sin apenas esfuerzo, para convertirlo en un bloque en el que cada jugadora dio lo mejor de sí para trabajar coordinadamente. En el cómputo global, Cortés ha hecho un gran trabajo digno de la renovación que firmó hace unas semanas, logrando que el Barcelona Femenino recuperase su seña de identidad y llevando al equipo hasta su primera Final de Champions League.

Lluís Cortés ante el Sevilla FC | Foto: Noelia Déniz (VAVEL)
Lluís Cortés ante el Sevilla FC | Foto: Noelia Déniz (VAVEL)
MEDIA: 5VOTES: 1
VAVEL Logo