Resumen de la temporada 2018/2019: Cádiz CF, "y la guillotina no llegó de milagro al Carranza"
El Cádiz pasó por momentos delicados, pero consiguió evitar la guillotina / LaLiga

El Cádiz CF clausura una temporada buena en lo referente al cumplimiento de los objetivos generales. La salvación se consiguió en marzo, y quedó por delante un camino para seguir soñando con algo más grande: el ascenso. Pero la competitividad por el puesto, la mala racha en la que se enredó el equipo, y las bajas de Vallejo y Machís, alejaron toda esperanza. Quedó una buena racha sin perder que dio valor al trabajo realizado, pero todo se quedó en nada con las derrotas ante Extremadura y Sporting

Cervera se libró de la guillotina en el inicio de temporada

Empezar mal en el fútbol es sinónimo de que el puesto puede peligrar bastante. Cervera ha estado en el foco de la atención varias veces esta temporada por buenos y malos motivos. El más importante y preocupante, fue el de los primeros tres meses de liga, donde el equipo no terminó de arrancar y se pudo ver la figura del entrenador bastante débil. Pero, con el esfuerzo del cuerpo técnico, la confianza de la directiva y la explosión de la plantilla en octubre con la clasificación en copa y las primeras victorias, se despejaron las dudas

Pero el entrenador guineano no dejó de salir en los focos de los medios y de la incertidumbre. La derrota ante el Extremadura en Carranza y la victoria del Deportivo, dictaminaron las posibilidades del Cádiz para entrar en los playoffs. Ahí Cervera lanzó una frase que dejó a muchos aficionados con el corazón sobrecogido: "¿Final de una etapa? No lo sé, no puedo contestar a eso." No obstante, en la previa del partido contra el Sporting, el técnico aclaró que no se despediría del club al final de la temporada

El tope de cada temporada

Ya lo confirmó Cervera en rueda de prensa. Si el equipo llega cada año a los 64 puntos, es porque el tope está ahí y es complicado que se llega a más. Después de conseguir la salvación en casa frente al Albacete, el equipo se unió en una fiesta común para festejar la participación del Cádiz un año más en el fútbol profesional. Esta vez en marzo, como en el primer año posterior a Segunda B. Por delante quedó un camino amplio y con posibilidades para conseguir asentarse en los playoffs. El equipo, además, comprendió que, si el esfuerzo realizado en los últimos partidos se unía al creer, el Cádiz podía conseguirlo. 

Pero, un año más, no fue así. Es cierto que el equipo consiguió pelear hasta el final por mantenerse en los puntos de promoción, pero, la racha que arrastró el equipo desde la derrota en Elche hasta las dos últimas derrotas, y la baja de Manu Vallejo y Darwin Machís en los dos últimos encuentros, dejó sin sueño al Cádiz CF. Las convocatorias de los dos máximos goleadores del equipo con sus respectivas selecciones, dejó un mal sabor de boca a todos, afición, plantilla y directiva. A pesar de haber pedido a ambas federaciones que cedieran, ninguna se echó atrás. 

El mercado de fichajes

La mala gestión en la parcela deportiva tampoco ayudó mucho. Los fichajes invernales no supieron mejorar del todo a la plantilla, y los refuerzos veraniegos tardaron mucho en acostumbrarse al estilo de Cervera. Es el caso de Matos y Carmona. El utrerano no ha conseguido despuntar hasta la segunda mitad de la liga, donde le arrebató el puesto de titular a Brian Oliván. Por otro lado, Carmona estuvo bajo la sombra de Rober Correa y poco pudo hacer. Lekic no ha sabido cubrir bien la carencia de gol que padece el equipo, y Barco no ha marcado ningún gol. Por otro lado, los refuerzos en defensa han ayudado poquísimo, y solo Fali ha conseguido arreglar la situación. 

Sea como sea, estos malos momentos no quitan que el Cádiz haya hecho una gran temporada. Vuelve a acabar entre los diez mejores de la liga y ha mantenido sus oportunidades de playoffs hasta la última jornada. Con esto, el equipo despide otra temporada dulce. 

VAVEL Logo