El Real Madrid se proclama campeón de la ACB 2018-19 en el Palau Blaugrana
El Real Madrid levantando el título | Foto: Noelia Déniz, VAVEL.

El Real Madrid es el campeón de la ACB 2018-19. Los de Pablo Laso han conseguido levantar el título tras vencer al Barcelona Lassa en un encuentro muy igualado (68-74). Los catalanes y los madrileños ofrecieron un espectáculo de intensidad, pero con poco acierto en los lanzamientos. Es la 35ª liga de los blancos. El MVP Movistar fue para Facundo Campazzo.

La defensa blanca, en gran parte del choque, fue prácticamente impecable.  El ritmo anotador de ambos conjuntos no fue muy elevado y hubo un bajo nivel de acierto durante el transcurso del partido, exceptuando el primer cuarto. 

El Palau Blaugrana se llenó hasta la bandera para presenciar el cuarto partido de la final del Playoff de la Liga Endesa. Los de Pesic rozaron el milagro consiguiendo forzar un encuentro más en el fortín azulgrana gracias a una gran actuación de Thomas Heurtel y un parcial final de 7-0. El equipo merengue no se relajó, pese a tener una ventaja tras vencer en el segundo choque con un triple sobre la bocina, y no le puso nada fácil a los culés.

Máxima intensidad en la primera mitad

El Real Madrid salió enchufado desde el saque inicial. Como han demostrado en el Playoff, y durante todo el transcurso de la temporada, los de Pablo Laso son expertos en los lanzamientos de tres puntos. En los primeros segundos, Rudy Fernández lideró a los suyos anotando 9 puntos, generando así una ventaja considerable en el marcador.

Los merengues vieron truncada su racha anotadora en la segunda mitad del primer cuarto. Kevin Pangos y Ante Tomic quisieron llevar la iniciativa de la remontada azulgrana y poco a poco se acercaban en el luminoso.

Fue en el segundo cuarto cuando el F.C. Barcelona Lassa se hizo grande. Aprovechando los minutos de incertidumbre y poco acierto de los de la capital, los de Svetislav Pesic igualaban el choque.

Y cuando parecía que el conjunto local podía superar a su rival en juego y resultado, los madrileños se recuperaban de los golpes azulgranas.

Sergio Llull con el balón | Foto: Noelia Déniz, VAVEL.
Sergio Llull con el balón | Foto: Noelia Déniz, VAVEL.

El Clásico siempre tiene un sabor especial. Si hay algo que no se puede recriminar a ninguno de los dos equipos en la noche de hoy es la intensidad. Con objetivos diferentes, el del Barça forzar el quinto y último partido, y el del Madrid levantar la copa en el Palau, pero ambos siempre dejaron claras sus intenciones con esfuerzo e intensidad. Los baloncestistas peleaban todos los balones, hasta en el suelo, y sabían que un fallo podía penalizar mucho en el resultado final.

Al descanso, los merengues conseguían irse a vestuarios cuatro puntos por encima de sus rivales.

La intensidad defensiva sirvió al Madrid para levantar el título

El tercer periodo empezó mal para los intereses azulgranas. Los locales no acababan de sentirse cómodos y los segundos se iban restando del luminoso.  El Barça necesitaba una aparición de Heurtel, quien había sido imperial durante el playoff, y especialmente en el último partido frente al eterno rival.

Kevin Pangos parecía haberse puesto la camiseta de líder. El ‘3’ estaba siendo el líder anotador, aunque le seguía de cerca su compañero de equipo, Chris Singleton, quien estaba siendo también una pieza clave en los rebotes.

Los de Laso pudieron alejarse mucho más en el marcador de lo que hicieron. El ‘22’ merengue, Tavares, falló varias canastas fáciles, tras una gran jugada del argentino Campazzo. Aún así, la superioridad visitante hacía que el equipo se mantuviera ocho puntos por encima al inicio del último cuarto.

Pangos y Tavares | Foto: Noelia Déniz, VAVEL.
Pangos y Tavares | Foto: Noelia Déniz, VAVEL.

Ocho puntos necesitaba remontar el Barça en diez minutos para, mínimo, forzar la prórroga y seguir soñando en levantar el título.  La actitud  del Madrid impedía a los azulgranas superar las líneas defensivas. 

El Barça tuvo ocasiones para forzar el quinto partido, pero no estuvo a la altura. Los errores llegaron en los peores momentos y, sumados a la concentración madridista, impidieron el triunfo.

Los esfuerzos locales fracasaron y fue imposible lograr la gesta. El Real Madrid, tras vencer en tres de los cuatro partidos del playoff de la final de la ACB 2018-19, se proclama campeón de liga.

VAVEL Logo