Torres cuelga las botas sin marcarle ningún gol de jugada al
Rayo Vallecano
Torres celebrando un gol en su última etapa con el Atlético de Madrid. Fotografía: LaLiga Santander

La mañana del 21 de junio de 2019 será recordada como uno de los momentos más amargos y a la vez sentimentales para muchos hinchas colchoneros. Y es que Fernando Torres anunciaba a través de un vídeo en sus redes sociales que llegó la hora de poner fin a su carrera como jugador profesional, siendo su último equipo el Sagan Tosu japonés.

Debutó con el Atlético de Madrid en Segunda División con tan sólo 17 años el 27 de mayo de 2001 en el Vicente Calderón frente al Leganés, sustituyendo al por entonces delantero rojiblanco Luque, autor del único tanto en ese partido. Una semana después, marcaría en el Carlos Belmonte su primer gol con la casaca rojiblanca en la victoria por 0-1 frente al Albacete Balompié.

No fue hasta agosto de 2001, cuando Torres vería puerta por primera vez contra el Rayo Vallecano en un amistoso de pretemporada en el entonces Estadio Teresa Rivero. El de "Fuenla" marcaría de penalti en el minuto 85 e igualaría para los visitantes el tanto inicial de Arteaga.

Ese mismo año, Atlético y Rayo se enfrentarían de nuevo, esta vez para disputar la primera ronda de la Copa del Rey a partido único en el Vicente Calderón. Torres anotaría su primer gol oficial contra el equipo franjirrojo, de nuevo al transformar una pena máxima cometida por Cota sobre Aguilera en el minuto 12. Pero los vallecanos terminarían clasificándose a la siguiente ronda tras remontar la eliminatoria (1-3), con dianas de Pablo Sanz y un doblete de Bolo. "El Niño" conseguiría esa misma temporada con los rojiblancos su primer ascenso, siendo además el conjunto colchonero campeón de la competición.

Ya en la temporada 2002/03, Rayo y Atlético llegaban al derbi del Manzanares empatados a ocho puntos en la octava jornada de Liga. Los rojiblancos se terminaron llevando el partido por dos goles a cero, siendo Torres el autor del último tanto marcando un penalti cometido por Dorado sobre Jorge, al intentar éste hacerse un autopase en el área visitante.

En 2007 es traspasado al Liverpool de Rafa Benítez, donde llegaría a ser todo un ídolo, dedicándole la afición red hasta su propia canción "Fernando Torres, Liverpool's number 9". En 2011, el Chelsea rompió la banca y se hizo con sus servicios a cambio de 58 millones de euros, convirtiéndose de esta manera en el traspaso español y el sexto fichaje más caro de la historia en aquel momento (por detrás de Cristiano, Ibrahimovic, Zidane, Kaká y Figo).

Torres celebrando su gol 400 con el Atlético de Madrid. Fuente: LaLiga Santander
Torres celebrando su gol 400 con el Atlético de Madrid. Fuente: LaLiga Santander

Precisamente frente al Rayo Vallecano, ya en su segunda etapa con el Atlético de Madrid en 2015, alcanzaría su partido número 250 en Liga, sustituyendo a Mario Mandzukic en el minuto 70.

El 30 de abril de 2016, sería el último partido en el que Torres se mediría al Rayo Vallecano. Lo haría en el Vicente Calderón con motivo de la trigésimo sexta jornada de Liga y sustituyendo en el minuto 55 al hoy jugador del Oporto, Óliver Torres.

Sus números de rojiblanco no acabarían aquí, consiguiendo llegar a los 400 partidos oficiales con el Atlético frente al Arsenal en semifinales de Europa League en 2018, y a los 100 goles oficiales en Liga contra el Eibar, que precisamente sería el equipo que sufriera sus dos últimos tantos como rojiblanco en el Vicente Calderón en la última jornada de Liga de la temporada 2017/18.

Fernando deja atrás una carrera plagada de éxitos, donde cuenta con un balón de bronce y tercer mejor jugador del mundo (FIFA World Player), en 2008, dos Eurocopas y un Mundial con la selección (marcando en ambas finales europeas y dejando un gol de eterno recuerdo en la Final de 2008 contra Alemania a todos los españoles), una FA Cup, una Champions League, trofeo máximo goleador en la Eurocopa 12', máximo goleador y Bota de Oro en la Copa Confederaciones Brasil 13' y dos Europa Leagues, la última de ellas seguramente convirtiéndose en su trofeo más especial, ya que significaría su primer título oficial con el Atlético de Madrid.

VAVEL Logo