Se amontonan las
despedidas
Miñambres en rueda de prensa / Foto: Mario Magro (VAVEL)

El Celta compitió la última temporada con una plantilla de 24 jugadores a los que es necesario añadir tanto a Mazan, Eckert, Beauvue y Roncaglia que participaron como cedidos en otro equipos, como a las nuevas incorporaciones de este verano, Denis Suárez, Gabriel Fernández, Mina, Aidoo y Jorge Sáenz.

De esta forma el Celta se encontraría con 33 jugadores, algo completamente desproporcionado, por lo que en los últimos días las ventas, cesiones y rescisiones de contratos se han sucedido para aligerar el vestuario así como la masa salarial ya que las salidas automáticas de Boufal, Boudebouz y Hoedt hacia sus respectivos equipos tras las cesiones que les trajeron a Vigo son insuficientes.

En el apartado de ventas parece que Hjulsager se irá traspasado al Oostende belga a cambio de medio millón de euros, Jensen será jugador de la Championship inglesa en las filas del Brentford por 5 millones de euros gracias al europeo sub21 disputado con su selección y, por fin, Maxi Gómez jugará para el Valencia a cambio de 14,5 millones de euros, el 20% de la plusvalía de una futura venta, el traspaso de Mina y la cesión de Sáenz por dos años.

Otra gran noticia es que el Galatasaray turco se hará con la cesión de Emre Mor pagando al Celta 900.000 euros y asumiendo la ficha del joven extremo. Sin embargo, menos mercado parecía tener Eckert que finalmente se desvinculó del Celta rescindiendo el contrato y se queda libre, al igual que el serbio Radoja, que finaliza su unión con el club vigués tras un año sin jugar como castigo por no haber renovado y buscará un equipo en el que pueda volver a sentirse futbolista

No obstante, con la salida de Cabral y con lo analizado hasta ahora, el Celta contaría con 23 jugadores para afrontar dos competiciones, siendo la Copa del Rey este año a partido único hasta semifinales, por lo que todavía podrían salir algunos jugadores teniendo en cuenta, además, que en la faceta de las incorporaciones todavía no se ha dicho la última palabra.

En esta situación se encuentran Beauvue, que tras haber sido fichado por 5 millones y cedido al Leganés y al Caen se le busca salida para intentar recuperar algo de lo invertido en el delantero de 31 años, Roncaglia, que no cuenta para el club por lo que parece poner rumbo a Argentina y Mazan, que renovó el año pasado hasta 2022 pero cuyo puesto está cubierto por Olaza y Juncá por lo que su futuro pasará por una nueva cesión tras haber jugado en el Venezia de la Serie B italiana la última temporada.

VAVEL Logo