El Real Zaragoza recupera la ilusión
Jugadores del Real Zaragoza "dando la bienvenida" a Dwamena | Foto: Real Zaragoza

El Real Zaragoza ha echado a andar en la enésima temporada en LaLiga 1|2|3. Como manda la tradición, lo ha hecho con ilusiones renovadas tras unos días de descanso que han permitido hacer borrón y cuenta nueva después de una temporada en la que la sonrisa se fue diluyendo, al igual que las aspiraciones del equipo maño por hacerse con uno de los billetes a La Liga Santander. 

La sonrisa se fue diluyendo, al igual que las aspiraciones del equipo maño por hacerse con uno de los billetes a La Liga Santander

Con Víctor Fernández a la cabeza, el Real Zaragoza ha iniciado sus ya tradicionales entrenamientos en Boltaña con la plantilla casi cerrada tras un ágil y efectivo trabajo de la dirección deportiva en coordinación con el cuerpo técnico. Las nuevas incorporaciones han llegado, como pedía el míster, antes de la concentración a Boltaña, clara muestra de la importancia de la presente campaña para el futuro y viabilidad del club. El margen de maniobra del club en el apartado económico se agota, y los años para conseguir el ascenso que alivie y sanee las cuentas pasan y pasan sin que el objetivo pueda terminar de consumarse.

Continuidad en la política de fichajes

Tras la llegada de Lalo y Barba a la dirección deportiva blanquilla, la política de fichajes cambió radicalmente. Como ha repetido el director deportivo en innumerables ocasiones, el Real Zaragoza no solo hace un estudio del rendimiento deportivo que puede dar el jugador, sino que se fija en en otros aspectos extradeportivos que pueden ayudar a mejorar el rendimiento, tanto del jugador como del equipo. La búsqueda de jugadores jóvenes con un potencial alto y una proyección ascendente, ha sido siempre la tónica en los fichajes de estos años. La personalidad del jugador ha sido siempre otra característica en la que la dirección deportiva ponía sus ojos; buen comportamiento y jugadores que "hicieran vestuario". Y aunque estas condiciones no se hayan cumplido en todas las ocasiones -el año pasado como ejemplo-, sí se ha notado un cambio importante en el vestuario zaragocista de los últimos tres años.

Dwamena, Vigaray y Blanco durante un entrenamiento | Foto: Real Zaragoza
Dwamena, Vigaray y Blanco durante un entrenamiento | Foto: Real Zaragoza

Las  nuevas incorporaciones parecen cumplir todos estos requisitos. Pichu Atienza es el más veterano, aunque Víctor lo definió como un jugador que "hace mejor al compañero que tiene al lado". El resto de fichajes, todos menores de 24 años, han sido Carlos Vigaray, del cual hablan maravillas desde Vitoria en cuanto a su profesionalidad y personalidad, Bikoro, Álex Blanco, Luis Suárez y Dwamena. Sin embargo, la plantilla no está cerrada, ya que todavía hay varios jugadores que tienen que salir, y es más que probable que llegue algún jugador. Peru Nolaskoain, jugador del Athletic, es el más cercano, ya que el Real Zaragoza ha establecido contacto tanto con el jugador como con el propio club, que ve con buenos ojos una cesión sin opción de compra, aunque esperará a que Peru complete la pretemporada en Lezama. El vasco cumple con esas características que maneja Lalo y, aunque no es una prioridad, se hará un esfuerzo para que pueda recalar y sumar para la causa.

La afición responde positivamente

Como viene siendo habitual, el Real Zaragoza tendrá la mayor masa social, algo que no deja indiferente a nadie. Además, las previsiones indican que de nuevo se superarán los abonados de la temporada anterior. Nada más empezar julio, el club maño ya contaba con más de 20.000 abonados, sin contar con renovaciones pendientes y nuevas altas. La afición está respondiendo de manera incondicional a pesar de los fracasos en el área deportiva en los últimos años. Y es que el efecto Víctor va a hacer que el Real Zaragoza pueda acercarse a cifras récord en la categoría de plata, rozando o incluso superando la cifra de los 30.000 socios.

Grada Gol de Pie | Foto: Andrea Royo, VAVEL
Grada Gol de Pie | Foto: Andrea Royo, VAVEL

El mejor ejemplo de esta fidelidad que está mostrando la afición ya se ha visto en las presentaciones, donde cientos de aficionados se han dado cita en los actos que ha preparado el club para dar la bienvenida a sus nuevos jugadores. La afición, como de costumbre, será llamada a ser el número 12, algo que ya ha hecho años atrás y que no dudará en volver a ser. 

A Víctor Fernández le puede el corazón

"Lo llevas dentro". "Me puede el corazón". Son las dos frases que encabezan la campaña de abonados. Las dos frases que representan al zaragocista medio. Un zaragocista medio que encuentra en Víctor Fernández a la persona en quién confiar y con la que identificarse. Un Víctor Fernández que en un arrebato de sinceridad y amor por un club, pronunció estas palabras con la intención de sacar al Real Zaragoza del pozo del cual es incapaz de encontrar la forma de salir desde hace casi una década.

Víctor Fernández durante un partido | Foto: Andrea Royo, VAVEL
Víctor Fernández durante un partido | Foto: Andrea Royo, VAVEL

El Real Zaragoza siempre solía tener un líder. Una persona que fuera capaz de llevar al equipo a conseguir los objetivos de la temporada. Juan Señor, Pardeza, Xavi Aguado, Diego Milito o Borja Iglesias. La historia dice que han pasado grandes jugadores por la entidad blanquilla. Sin embargo, ha habido una persona que supo erigirse como la pieza fundamental y la que llevara al Real Zaragoza a hacer historia. Curiosamente, y en una situación muy distinta, la misma persona que ha decidido convertirse en el líder del Real Zaragoza de la 2019/2020. Aquel entrenador que cuando todavía era un chaval, logró un título celebrado por toda España en el último segundo de partido, o que levantó una Copa del Rey, será el que lidere el viaje de regreso a Primera División.

Ha habido una persona que supo erigirse como la pieza fundamental y la que llevara al Real Zaragoza a hacer historia. Curiosamente, y en una situación muy distinta, la misma persona ha decidido convertirse en el líder del Real Zaragoza de la 2019/2020

Víctor Fernández sabe de su importancia. Ya no sólo por lo que vale como entrenador, sino por lo que significa para cualquier zaragocista y jugador que está bajo sus directrices. Ahí es donde está gran parte del éxito de la campaña de abonados y del éxito en los despachos. La llegada de jugadores jóvenes y que en principio parecía imposible que llegasen al Real Zaragoza, se ha convertido en una realidad gracias a la presencia de Víctor, un experto en hacer evolucionar y crecer a cualquier jugador que dirija. Un líder, en el césped y en la calle.

MEDIA: 5VOTES: 1
VAVEL Logo