Machís: vuelve el avión a Los Cármenes
Darwin Machís celebrando un gol en su anterior etapa en el Granada C.F. Foto: Antonio L. Juárez

Ilusionante la vuelta de Darwin Machís a Granada para esta vez jugar en Primera División. No lo ha puesto nada fácil su club de procedencia, el Udinese de Gino Pozzo, que en un principio se desmarcó de la operación pidiendo entre seis y siete millones de euros por el venezolano que, finalmente, será nazarí por unos tres millones de euros, precio más razonable y ajustable a su valor de mercado que actualmente es de tres millones de euros según la web Transfermarket. No obstante, el club italiano se reserva un tanto por ciento alto en una futura venta. Machís firma por cuatro años.

Natural de Tucupita (Venezuela), nacido el 7 de febrero de 1993, llegó a Granada en la temporada 2012-2013 después de destacar en el Mineros de Guayana de su país natal. En su primera temporada como nazarí, tan solo jugó cuatro partidos y salió cedido en el mercado invernal al Vitoria de Guimaraes, donde disputó partidos tanto con el primer equipo como en el filial.

En la siguiente campaña destacó en el filial nazarí  saliendo de nuevo cedido esta vez al Hércules, que militaba en segunda división. Fue una cesión bastante infructuosa, pues jugó tan solo tres partidos. De nuevo regresó al filial del Granada C.F., en el que  de nuevo destacó convirtiendo siete goles en 22 encuentros. Jugó también cinco partidos con el primer equipo, y anotó un gol.

Puso rumbo después a Huesca en la temporada 2015-2016, demostrando que la segunda categoría del fútbol español se le queda pequeña. Machís anotó once goles y repartió tres asistencias, siendo titular indiscutible, pues jugó 41 partidos. Después de destacar en Huesca, le llegó la oportunidad de jugar en Primera división de la mano del Leganés, con el que completó una buena campaña. Jugó  en 29 partidos, marcó tres goles y dio tres asistencias.

Volvió Machís a un recién descendido Granada para convertirse en su líder y, aunque obtuvo unas cifras fantásticas marcando 14 goles y con cinco asistencias en 33 partidos, el equipo quedó lejos de su objetivo de subir a Primera.

La temporada pasada, la comenzó en Udinese, club propietario de sus derechos, y participó en 13 partidos, pero no logró buenas cifras, lo que provocó que saliera cedido en enero rumbo al Cádiz, donde demostró, de nuevo, que no es jugador para la Segunda división. Materializó ocho goles en 15 partidos.

 

VAVEL Logo