El calvario de Álex Moreno en el Rayo
Dimitrievski tratando de ayudar a Álex Moreno | Fotografía: La Liga

"Álex Moreno está muerto", es la dura y devastadora metáfora que ha utilizado AS para definir el estado mental y físico del lateral izquierdo del Rayo Vallecano. Estas palabras salen de quienes han tratado con el futbolista desde su llegada a Austria para realizar el stage de pretemporada con el equipo de la franja. No duerme, come poco, prácticamente no sale de su habitación y apenas puede entrenarse. Esto último provoca que no juegue los partidos con Paco Jémez.

Álex Moreno está atravesando una depresión debido al estrés que le está ocasionando su situación contractual

No jugó contra el Mainz 05, aunque partía como titular en la alineación publicada por el club, y no se enfundó la elástica debido a unas molestias, o al menos esa fue la aclaración de la entidad madrileña. En su lugar entró Akieme, el mismo jugador que le sustituyó ante el Borussia Mönchengladbach, donde Moreno ni tan siquiera fue convocado. El lateral no se encuentra actualmente en condiciones físicas ni mentales de afrontar un partido debido a la depresión que está atravesando.

Esta pretemporada únicamente ha jugado 45 minutos ante el Leganés, partiendo como titular y ofreciendo una gran versión en ataque, con Álvaro García como su mejor aliado en banda izquierda. Una situación totalmente contrapuesta a lo que fue su temporada 2018-2019, donde llegó a ser el futbolista del Rayo Vallecano que más minutos disputó, un total de 3.137.

Loren tras hacer una falta Álex Moreno | Fotografía: La Liga
Loren tras hacer una falta Álex Moreno | Fotografía: La Liga

El descenso a Segunda División del Rayo Vallecano hizo que muchos equipos se interesasen por su situación, incluso de fuera de España. Escuadras de la Premier, Bundesliga o Ligue 1, además de la Liga Santander, deseaban hacerse con sus servicios, pero competían contra un Betis muy decidido a contratarle. Él veía con buenos ojos poner rumbo al Villamarín, a quien ha hecho un nuevo guiño en la tarde del sábado siguiéndoles en Instagram, pero los de Vallecas querían sacar una buena suma por la venta del lateral debido a su buen rendimiento, mientras los verdiblancos no llegaban a ofrecer diez millones, cantidad solicitada por los madrileños. Las negociaciones se rompieron, y optaron por acoger a Pedraza en calidad de cedido. La posible salida de Junior al Barcelona vuelve a abrirle las puertas de la entidad sevillana, pero todo depende de si Miranda también cambia de aires y pasa a ser entrenado por Rubi. Los días pasan, y Moreno sigue pendiente de su futuro, una incertidumbre que le está afectando más de lo deseado.

VAVEL Logo