Gareth Bale o la eterna irregularidad
 Gareth Bale / Imagen: Dani Mullor (Vavel)

El hombre de cristal. El expreso de Cardiff. El príncipe de Gales. O la eterna promesa de regularidad. Son muchos los apodos que se le pueden poner a Gareth Bale durante sus seis temporadas en el Real Madrid. La presencia del extremo galés ha coincidido con la época más gloriosa del club blanco en competiciones europeas.

Y es que Gareth Bale, pese a su irregular rendimiento condicionado por las numerosas lesiones que ha sufrido, ha sido decisivo en tres finales, dos de la Champions League y una de la Copa del Rey. Las palabras de Zinedine Zidane en rueda de prensa en la previa del encuentro de pretemporada frente al Bayern dejaban clara la situación del galés, más fuera que dentro del equipo merengue.

Luces...

Como si de una contabilidad económica se tratase, el rendimiento de Gareth Bale tiene sus cargas en el debe y el haber. Comencemos por lo bueno, analizando el haber del galés. Nos centraremos en las finales, donde dicen que se demuestran las cualidades de los grandes futbolistas. Ahí, Gareth Bale ha sido decisivo. Dos Champions Leagues y una Copa del Rey del Real Madrid llevan sus goles como motivo del alzamiento de estos trofeos.

La primera final donde apareció Gareth Bale fue en la temporada 2013/14, con ese sprint de tres cuartos de campo que ganó a Marc Bartra para hacer el definitivo 2-1 en los últimos minutos del partido. La segunda, y más recordada, fue la décima, en el año 2014/15, con el cabezazo que supuso el 2-1 tras la jugada de Di María en Lisboa frente al Real Madrid. Y la última, y más espectacular, es la correspondiente al doblete que anotó frente al Liverpool en la temporada 2017/18 con chilena incluida, dando la decimotercera al Real Madrid. Si hablamos de finales, hablamos de Gareth Bale.

...y sombras

Sin embargo, no todo lo que reluce es oro. Parece ser que la balanza se ha acabado decantando por el lado de las sombras en cuanto al parecer de Zidane. El francés se ha hartado de la irregularidad en el rendimiento de Gareth Bale, el cual ha estado lastrado por las lesiones y por la falta de confianza en los procesos de recuperación. Son más de veinte los contratiempos que ha sufrido el extremo en forma de lesión.

La explosividad de su juego, bastante físico, unida al aspecto psicológico que ha acabado por dejar sin confianza al jugador galés a la hora de reaparecer tras estas lesiones han sido definitivas para que Zinedine Zidane considere oportuno abrirle la puerta de salida del club blanco. En los próximos días se anunciará lo que es un secreto a voces, la salida de Gareth Bale del Real Madrid.

VAVEL Logo