0-1, min. 37, Nolito. 1-1, min. 44, Origi. 1-2, min. 89, Pozo.
Primer test de altura superado y con nota por Lopetegui
Pozo sortea a Mignolet. / Foto: Sevilla FC

Primer test de altura superado y con nota por Lopetegui

El Sevilla FC de Julen Lopetegui despide la gira americana del periodo estival con una sonrisa de oreja a oreja al imponerse a todo un campeón de Europa por 1-2 en un partido en el que predominaron los detalles positivos antes que los negativos. 

currosfc
Curro García
Liverpool FCAndy Longergan, Van Dijk, Georginio Wijnaldum, Henderson, Chamberlain, Andy Robertson, Divock Origi, Phillips, Ben Woodburn, Harry Wilson y Alexander-Arnold. También jugaron Mignolet, Hoever, Gómez, Lovren, Larouci, Fabinho, Milner, Lewis, Jones, Kent, Brewster y Duncan.
Sevilla FCSergio Rico, Jesús Navas, Diego Carlos, Carriço, Reguilón, Fernando, Banega, Jordán, Ocampos, De Jong y Nolito. También jugaron Vaclik, Corchía, Koundé, Kjaer, Escudero, Franco Vázquez, Óliver, Munir, Dabbur, Gnagnon, Ben Yedder, Wober y Pozo.

Ni en Dortmund, ni en Basilea, ni en la Champions con el Liverpool y tampoco en un amistoso en Fenway Park entre otros. Hay cosas que no cambian, como la relación Sevilla-Klopp, que tras ganar una gran final europea -era una de sus espinitas profesionales- tiene pendiente imponerse al equipo andaluz, que es sin duda alguna su bestia negra. 

Lo que se preveía como una fiesta para el Liverpool al tratarse de un partido organizado en un estadio perteneciente a una de sus empresas patrocinadoras se convirtió en una ocasión idónea para continuar con las probaturas. Lopetegui dispuso sobre el verde de Boston un once inicial que bien podía asemejarse a su planteamiento final para la temporada, pues se mantenían hombres que estaban rayando a muy buen nivel como Joan Jordán o Lucas Ocampos

Primera parte de mucho ritmo y dominio sevillista

Con todo esto en cuenta, echó a rodar el cuero. Los 'Reds' llevaron la manija de los primeros compases del partido puesto que su condición de "anfitrión" se lo demandó. Sin embargo, los sevillistas supieron medir los tiempos del choque para ir haciéndose con la manija del mismo paulatinamente. Ocasiones como las de De Jong, Ocampos y Diego Carlos con sendos remates de testa y por bajo así lo mostraron.

Sería Nolito el que en pleno debate sobre su continuidad abriera el electrónico de Fenway Park hacia el minuto 37 con un disparo potente y preciso a la escuadra izquierda de Longergan, un tanto de bella factura del máximo realizador en esta pretemporada. A pesar de ese gol, poco duró la alegría para los españoles, que vieron perdida la ventaja conseguida escasos minutos atrás con la unidad de uno de los héroes de la pasada Champions scouse en el minuto 44; Origi a la salida de un córner y a placer perforó las mallas de Rico en un fallo defensivo del Sevilla. Tras esa acción, los protagonistas, sabedores de que el resultado final del primer acto no se ajustaba con lo visto en el césped, se fueron a vestuarios. 

Menos fútbol y más precisión

Con un equipo completamente diferente a excepción de tres hombres -Vaclik, Jordán y Ocampos- empezaría el Sevilla el segundo acto. Contrariamente a la primera parte, el segundo asalto en Fenway Park fue más latoso ya que el ritmo del juego decreció en demasía. Pese a esta circunstancia, era el combinado sevillano el que proponía con un muy buen Óliver Torres, que se agenció la sala de máquinas del equipo y fue él el encargado de mover el cuero de un lado a otro con exactitud, cumpliendo con creces la función de Banega y además aportando en otras facetas del juego. 

Fue pasado el ecuador de la segunda parte cuando se produjo la que es la acción que dio la vuelta al mundo del fútbol. Hablamos cómo no de la jugada que supuso la expulsión de Joris Gnagnon, que abandonó el campo tras una fea patada propinada por detrás a un Larouci que se vio obligado a dejar el terreno de juego por la molestia ocasionada en ese lance.

Con el Sevilla con diez y el partido abocado a acabar en empate, llegó el segundo y definitivo gol de los de Lopetegui en una acción concebida por Koundé y finalizada por Pozo, que se escurrió muy bien entre la defensa inglesa para luego sortear a Mignolet y batir su arco.

Y así se acabó el 'stage' de pretemporada en EEUU, con un dos sobre dos y con buenas sensaciones para el Sevilla, que el viernes pondrá rumbo a Alemania para vérselas con el Mainz, el Everton y el Hoffenheim

VAVEL Logo