Melanie Serrano, historia viva del Barça 
Melanie Serrano en el Miniestadi. Foto: Tomás Rubia, VAVEL

Barcelona la envolvía en sus brazos siendo una niña, y ya no la soltaría jamás. Bajo el calor de una unión inexpugnable, la sevillana sigue alzándose como la voz de la experiencia en el vestuario de Lluís Cortés. Acogida en tierras catalanas con sólo 12 años tras abandonar su Lebrija natal por motivos familiares, Melanie Serrano no olvidaba embalar sus deseos en la maleta con un balón como bandera.

Despuntando en el Deportivo Blanes, el destino no tardaría en cruzarse en la vida de la sevillana. Convencida de vestir sus sueños de corto sobre la alfombra verde, el FC Barcelona le abría las puertas de par en par a sus 14 años para guiar los destellos de una estrella que brillaba con propia. Acompañada de unos duros inicios, Melanie supo adaptarse entre la adversidad sin dejar de luchar por el anhelo que impulsaba su camino. Lejos queda ya el bullicio retronando en cada estación de tren, así como la inquietud latente de abandonar antes de tiempo cada entrenamiento para no perder el último convoy rumbo a casa con la noche cerrada vistiendo la Ciudad Condal. Casi 80 km de un trayecto que forjaba, sin saberlo, a la que se convertiría en una leyenda viva 16 años después.

Melanie con el Barça Femení. Foto: Ernesto Aradilla, VAVEL

Melanie fichaba por el Barça Femení en 2003, con sólo 14 años

Media vida en el ‘Can Barça’ servía para tejer de luces y sombras una historia que nunca contempló la rendición. Motor principal en la pizarra de Natalia Astrain, el equipo sufría uno de los golpes más duros de los últimos tiempos con el descenso la temporada 2006/2007 y los coqueteos con una posible desaparición, probando la fe de unos colores que Melanie no dudaba en defender. Bajo la fuga de piezas indiscutibles, la sevillana apostaba con fe por la continuidad en el club azulgrana, abanderando la vuelta a la Superliga el curso 2008/2009 de la mano de Xavi Llorens y premiando el sobresfuerzo, la constancia y la fidelidad de Melanie.

De la más profunda oscuridad a tocar el cielo de la Ciudad Condal. Tras el nuevo ascenso, al compás de Melanie el Barça Femení lograba encadenar cuatro ligas de forma consecutiva (2011/2012, 2012/2013, 2013/2014 y 2014/2015), fortaleciendo las bases de un amor que perdura en el tiempo y el preludio de la época más laureada en la historia del navío femenino. En su palmarés, la sevillana atesora todos los títulos que adornan las vitrinas de la entidad azulgrana, convirtiéndose en la jugadora más veterana y la portadora de un escudo que no se entiende sin su presencia. Un total de 4 Ligas, 5 Copas de la Reina y 9 Copas de Catalunya abastecen el nutrido bagaje de títulos tanto de la '5' andaluza como del Barça Femení, siempre en concordancia con los éxitos del club.

Melanie esta temporada. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

La sevillana ha ganado todos los títulos que atesora el Barça Femení

Fraguada con un carácter especial, Melanie ha logrado sobresalir de manera excepcional en cualquier recodo del verde, encandilando tanto en el centro de la zaga como en el lateral izquierdo, su posición más natural. Enamorada del balón, lo que comenzaba como un anhelo acabó por convertirse en su manera de entender la vida. Única superviviente de los tiempos más oscuros del Barça Femení, demostró que se puede triunfar con buena dosis de paciencia, trabajo y humildad. Tentada por los grandes, Melanie nunca dudó en espantar los cantos de sirena que posaban sobre su figura para seguir defendiendo los colores del club de su vida.

Melanie Serrano frente al Chelsea. Foto: Tomás Rubia, VAVEL

El fútbol le debe una, y va a por ella. Después de la astilla clavada con la final de la UEFA Women’s Champions League frente al Olympique de Lyon, la azulgrana aspira a reeditar la hazaña del curso anterior y colocar la guinda a una trayectoria sublime. A gran velocidad, a sus 29 años nadie puede detener a la que es, sin duda, una de las pioneras del gran cambio del fútbol femenino. Unida a la historia del Barça, tiene ganas de más. Ambición y garra, la espina de la Champions League la observa en el horizonte. Que tiemble Europa.

MEDIA: 5VOTES: 1
VAVEL Logo