Takashi Inui abandona la nave verdiblanca
Takashi ante el Valencia. Foto: La Liga Santander

Tras la ilusionante llegada de Nabil Fekir, el siguiente movimiento para el Betis en relación al mercado de fichajes ha sido la salida del japonés Takashi Inui.

El jugador que llegó la temporada pasada a coste cero, procedente precisamente del mismo club al que regresa, pone fin a su corto periplo en el Benito Villamarín.

Tras realizar varias temporadas a buen nivel en el conjunto eibarrés, pero sobre todo tras la exhibición que demostró con su selección en el Mundial de Rusia 2018, con varios goles y asistencias, eran muchas las esperanzas depositadas en este fichaje junto a Canales y Pau López que fueron los tres primeros fichajes para el equipo de Setién en la temporada recién concluida.

Sin embargo, Inui nunca fue aquel jugador desequilibrante, veloz e incluso con muy buen disparo a puerta que deslumbró en Ipurúa y que generó tanta ilusión en el beticismo tras su llegada.

Muchas podrían ser las razones para que este futbolista no triunfara con la camiseta de las Trece Barras, pero quizás la más importante se puede achacar al sistema de juego que utilizaba el técnico cántabro.

El anterior entrenador, siguió utilizando el sistema que tan buen resultado le dio en su primera temporada, con tres centrales y dos carrileros y aquí es donde jugadores de banda como Inui no tienen mucha cabida.

Además, cuando tenía la oportunidad de jugar, lo hacía en posiciones interiores donde su juego se atascaba y no era peligroso para los rivales, por lo que solo disputó ocho partidos en competición liguera, cuatro en Europa League y dos en Copa del Rey, donde no llegó anotar ningún tanto ni ninguna asistencia para el equipo.

Así pues, estos motivos propiciaron su marcha en el mercado de invierno hacia otro conjunto del norte, el Deportivo Alavés, al que contribuyó de forma activa desde la banda derecha a que este equipo se salvará de forma holgada en Primera División.

La vuelta a la pretemporada con el Betis quedó marcada desde un primer momento, por la firme intención del nipón de cambiar de aires y volver con Mendilibar, entrenador que más provecho le ha sacado y que tras las negociaciones con el Betis, vuelve a cambio de dos millones de euros.

Le deseamos toda la suerte  a Takashi Inui en su nueva andadura por el norte y darle las gracias por defender la camiseta verdiblanca. Finalizando  el Betis deberá seguir centrando sus esfuerzos en contratar al delantero de quilates que sirva para luchar desde un primer momento por la clasificación europea.

VAVEL Logo