Un Barça en rodaje gana al Vissel Kobe
Griezmann disparando a puerta contra el Vissel Kobe. FOTO: FC Barcelona.

 

El segundo encuentro de la Rakuten Cup tuvo como acto inédito la presencia de Josep María Bartomeu y el presidente del Vissel Kobe a pie de césped saludando a los futbolistas y apareciendo en la foto donde por primera vez se pudo ver el estreno de la segunda equipación del Barça.

El Vissel Kobe dio muestras de saber combinar. El Barça, por su parte parece que por momentos tenía una formación de 4-4-2. Aunque en diferentes situaciones de partido, el esquema volvió a ser el habitual 4-3-3.

Iniesta fue el primero en avisar con un excelente disparo desde fuera del área que por poco emula a Rakitic contra el Chelsea. Poco más tarde, un centro de Jordi Alba casi se envenena.

Al contrataque el Vissel tuvo inquieto al Barça, hasta el punto de que Lenglet, en una acción en la que se vio superado, hizo falta a un delantero del equipo japonés para frenar la contra. La falta posterior lanzada por Iniesta, tuvo rematador pero no fue una acción peligrosa.

En una disputa luchada por Riqui Puig, que presionó a un defensor hasta que recuperó limpio el balón, le pudieron las ansias de marcar con el primer equipo y decidió definir el por el lateral de la red cuando Griezmann estaba relativamente solo para marcar a puerta vacía.

La falta de rodaje evidenció en este Barça la falta de posesión que le identifica. Ya pasó contra el Chelsea, que por momentos dominó el partido y contra el Vissel, pasó de una manera similar. 

Rafinha tuvo un tiro a las manos del portero tras un disparo en el borde del área donde intentó definir con efecto, pero le salió centrado. Las combinaciones entre Griezmann y Rafinha han dado frescura al ataque. Por contra, la banda de Jordi Alba ha sido la que más problemas ha tenido para defender. El extremo del Kobe ha tenido metros para correr.

En una acción individual de Rakitic en la que se iba de dos jugadores, el ex azulgrana Sergi Samper recuperó el balón por abajo con gran acierto, pero provocó que el croata fuera atendido por los médicos del club, aunque el golpe no revistió gravedad alguna. La acción de esa falta mal señalada para el Barça acabó con un intento fallido de chilena por parte de Rafinha.

Con el paso de los minutos, se fue encontrando a un Barça mucho más cómodo sobre el terreno de juego. Las contras del Vissel no eran tan claras y la posesión y la velocidad de circulación fueron más dinámicas. El partido entró en una fase de control donde no hubo muchas ocasiones, aunque Rakitic intentó un disparo desde fuera que no se marchó por mucho. La réplica la tuvo el equipo japonés con un pase de Andrés Iniesta que dejó solo al delantero delante de Ter Stegen que, con su habitual sangre fría despejó a banda. Collado tuvo una opotunidad de sacar a relucir su calidad en una contra en la que por poco se va de los dos centrales. Sin embargo, la contra fue cortada por una falta

Andrés Iniesta estuvo estuvo espléndido en las jugadas de su equipo, aunque fue sustituido al descanso. Sus pases crearon peligro y tuvo un disparo raso al segundo palo que atajó sin problemas Ter Stegen. Griezmann tuvo una parecida a la del partido del Chelsea, jugada en banda que Jordi Alba dejó rasa la pelota para que rematara el delantero y que Griezmann envió por encima de la portería. Rakitic fue otro futbolista que, disparando raso al segundo palo, casi consigue batir al meta japonés.

Durante la primera parte el conjunto azulgrana fue de menos a más. Aunque preocupa la falta de oportunidades claras, de definición y de profundidad que caracteriza a la plantilla. Bien es cierto, que aún no hay rodaje suficiente para sacar conclusiones. La pretemporada sirve para probar a jugadores, ver donde pueden rendir mejor, y de momento se han visto detalles muy interesantes como el rendimiento de Riqui Puig, Semedo o Griezmann.

En la reanudación, el once inicial cambió radicalmente tal y como también pasara contra el Chelsea. Entraron Neto, Sergi Roberto, Todibo, Umtiti, Guillem Jaime, Aleñá, De Jong, Monchu, Malcom, Dembélé y Carles Pérez.

El equipo salió fresco y don ideas, en un once que parecía más desequilibrante que el de la primera pare con extremos puros que buscaban más el uno contra uno. La primera ocasión clara no tardó en llegar, un centro de Dembélé tuvo como rematador a Todibo cuyo cabezazo tocó el poste y casi anota su primer tanto como azulgrana.  Un detalle sorprendente fue ver a Malcom ocupar el Lugar de Griezmann, como delantero centro.

Ousmane Dembélé estuvo especialmente activo. Combinó con Frankie De Jong, entre otros y buscó la portería siempre que vio hueco. Al igual que el francés, Carles Pérez fue otro jugador con mucha movilidad durante la segunda mitad. Prueba de ello fue como mediante una acción individual buscó una pared con Malcom que acabó con el primer gol del canterano con el primer equipo. Sin olvidar que Malcom lleva dos asistencias seguidas en esta pretemporada.

Las combinaciones tuvieron el efecto deseado en la delantera del Barça. Marearon a la defensa del Vissel Kobe y siempre que conseguían paredes rápidas terminaba con una ocasión de peligro, como un disparo cruzado de Aleñá que se fue fuera. El centrocampista tuvo otra ocasión clarísima, donde intentó una vaselina, aunque el portero aguantó muy bien la posición sin ceder a los amagos del catalán para atrapar el tiro.

Guillem Jaime, uno de los tres canteranos que jugaron en la segunda mitad, fue protagonista de una jugada en la que el lateral se encontraba en el pico del área y regateó al defensor del Vissel Kobe. El pase de Guillem, llegó a Malcom, que remató y el balón tocó al largero. 

Dembélé intentó por todos los medios ver puerta. En una jugada en la que un ataque cortado por Umtiti conllevo a una contra del Barça donde Dembélé condujo el balón desde el centro del campo hasta el borde del área en acción individual. Sin embargo, su disparo no fue lo suficientemente peligroso.

La jugada del segundo gol tuvo como jugadores clave a Guillem Jaime que asistió a Carles Pérez para anotar el segundo gol en su casillero personal con un disparo cruzado al segundo palo.

Frankie de Jong estuvo a punto de estrenarse como goleador. El centrocampista aprovechó la indecisión de Malcom y Dembélé, que abusaron de los recortes para disparar con efecto al segundo palo, aunque el esférico se marchó por poco.

Con este partido ante un rival con cuatro ex azulgranas, contando a Vermaelen, el Barça pone fin a su andadura por tierras japonesas. El siguiente partido que disputará el equipo de Ernesto Valverde será contra el Arsenal en el Trofeo Joan Gamper.

MEDIA: 5VOTES: 1
VAVEL Logo