La Masía tiñe de oro el
Europeo Sub19
Abel y Miranda con el Barça B. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Abel Ruíz, Arnau Tenas, Jandro Orellana, Álvaro Sanz, Alejandro Marqués y Juan Miranda. Seis futbolistas acunados en La Masía teñían de oro el cielo de Yereván en Armenia tras doblegar a Portugal en la final del Europeo Sub19 (0-2). Después de tres años consecutivos sin participar, el conjunto de Santi Denia repetía el éxito de 2015 ante Rusia gracias a la base cimentada en La Masía. Repitiendo una constante habitual, el Barça volvía a convertirse en el club que más nutre a las categorías inferiores de la selección, aportando esta vez a un total de seis joyas forjadas en ‘Can Barça’.

Además, la solidez azulgrana se convertía en el principal ataque de la selección, dónde de los nueve tantos materializados por la selección española durante el torneo de Armenia (uno en propia puerta), cinco llevaban la firma de la cantera del Barça.

Arnau y Jandro con el FCB Juvenil A. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Arnau Tenas, el cerrojo

El seguro del escuadrón de Santi Denia tiene nombre propio. Desde la humildad y contagiando una seguridad abrumadora, Arnau Tenas volvía a liderar a su escuadrón hasta la gloria. Afianzando un espíritu inquebrantable y protagonizando unas atajadas de película, el meta de Vic consagraba su hegemonía bajo palos con una calidad solemne. Alzado como un auténtico héroe en la tanda de penaltis ante Francia para capitanear al navío de Santi Denia hasta la codiciada final del torneo, el cielo abría sus brazos para estrechar la figura del guardián silencioso.

Titular indiscutible en los cinco encuentros disputados por los ibéricos en Armenia, su clase y saber estar guiaban al escuadrón nacional al paraíso. Con una personalidad muy marcada, el virtuoso juego de pies le consolida como uno de los mejores en la cancha, una cualidad esencial para un arquero forjado en La Masia. A sus 18 años de edad, el guardameta azulgrana volvía a enseñar su tenacidad y una madurez incuestionable, tomando de forma correcta cada decisión sobre el verde.

Arnau Tenas, con el FCB Juvenil A. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Prácticamente imbatible en jugada y una muralla alzada en el uno contra uno, sólo a balón parado llegaron los tres goles de sus rivales en el europeo: ante Armenia tras un saque de falta lateral, contra Portugal después de ejecutar una falta directa en la frontal del área y de nuevo de falta contra Italia. Su repertorio de paradas en cada encuentro mantenía con vida al combinado nacional, pendiente de un emblema alzado sobre sus guantes.

Pese a claudicar en los cuartos de final ante Bélgica (2-1) en su primer gran torneo como titular en el Europeo Sub17 de Londres en 2018, Arnau se consolidaba en tierras armenias como la opción preferente para salvaguardar la portería nacional. Vestido con el ‘13’ a su espalda, espantaba cualquier tipo de superstición para comandar a la selección nacional a un nuevo título en su palmarés.

Juan Miranda, la bala de Olivares

La banda izquierda es suya. Entraba de rebote en su primera convocatoria con la Sub19 y no tardó en adueñarse del flanco. Titular en los cinco partidos de la selección nacional, el sevillano sólo se ha perdido los últimos seis minutos contra Armenia con el encuentro ya finiquitado.  Acostado en el lateral izquierdo, Juan Miranda volvía de nuevo a demostrar su desbordante velocidad adornada con un romance constante con el gol. Tanto es así que el canterano azulgrana clausuraba el Europeo Sub19 de Armenia como máximo goleador nacional gracias a sus dos goles: frente a los anfitriones en el primer partido y con un auténtico golazo ante Italia para sellar el pase a semifinales. Sólo el ariete Ferran Torres, con sus dos tantos en la final, igualaba la marca del carrilero azulgrana.

Juan Miranda con el Barça B. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Con 19 años, su progresión no pasa inadvertida para los grandes de Europa, acrecentando su interés tras su brillante papel en Armenia. Enderezado con un papel protagonista cada vez que calza sus botas, su zurda de oro comenzaba a deslumbrar con su debut con el Barça B con sólo 17 años, convirtiéndose en el primer jugador nacido en el 2000 en debutar Segunda División.

Vitalidad, frescura y un exultante dominio sobre la banda izquierda aúpan a Juan Miranda como una de las joyas más prometedoras del panorama nacional.

Jandro Orellana, el premio a la constancia

Todo esfuerzo tiene su recompensa, y así volvía a premiar el destino el trabajo ensordecedor de Jandro Orellana. Principal artífice del oro alcanzado en el Europeo de Croacia Sub17 en 2017, una lesión en los isquiotibiales apartaba al de Gavà de pugnar por el doblete en el Mundial de la India unos meses más tarde. Pese a la dureza del golpe sacudido, Jandro lograba resurgir tras casi 10 meses de baja en marzo de 2018, prendiendo un ritmo imparable para convertirse de nuevo en el comandante ejemplar al mando del timón.

Clave en el torneo disputado en Armenia, Jandro ha calzado la etiqueta de titular en el debut frente Armenia y ante Francia en la semifinal, cubriendo además más de media hora en la segunda mitad contra Italia y honrado con los últimos diez minutos contra Portugal en la final. Su casillero sólo quedaba en blanco en el primer enfrentamiento con los lusos, con prácticamente sellada la clasificación a ‘semis’ en el bolsillo.

Jandro con el FCB Juvenil A. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Bajo su batuta los acordes más armoniosos impregnan un pentagrama dirigido al compás de sus botas. Un genio prodigioso, el centro del campo baila a su ritmo para acabar transformando en oro cada jugada. Su carta de presentación en el torneo llegaba en el estreno frente a Armenia en el Republican Stadium de Yereván: el primer gol del partido y una asistencia de lujo en el segundo. Acicalado con una magia especial, la vida volvía a recompensar el cometido incansable de Jandro: un nuevo oro con la ‘rojigualda’. A punto de cumplir los 19 años, nuevos capítulos de su historia aguardan con ansía a ser escritos.

Álvaro Sanz, el bastión del equipo

Un auténtico carro de combate en el centro del campo con sólo 18 años. Así es Álvaro Sanz, uno de los centrocampistas más completos de La Masía. Pese a no saltar con la titularidad en el Europeo de Armenia, el de Caspe ha logrado suministrar con aire fresco al cuadro de Santi Denia en las segundas partes de las contiendas. Capaz de barrer cualquier ataque rival y recomponer desde la sala de máquinas el juego del equipo, Álvaro fortificaba la medular con su presencia sobre el verde.

Excepto en el duro duelo físico frente a Italia en los cuartos de final y en la última batalla ante los lusos, Álvaro ha logrado sumar minutos en el resto de partidos: más de una veintena ante Armenia, seis minutos frente a Portugal para amarrar el pase a semifinales, y más de media hora contra Francia, erguiéndose como pieza clave para mantener con brío al equipo en su hazaña por alcanzar la final.

Álvaro Sanz con el FCB Juvenil A. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Discreto, pero tenaz, las habilidades exquisitas de Álvaro Sanz emergen con una soltura incandescente. Auténtico pulmón en la medular, el canterano azulgrana oxigena desde el centro del verde la señal fidedigna del escuadrón. En silencio, pero labrando su acometido, el de Caspe se consagra como un auténtico as bajo la manga.

Alejandro Marqués, la frescura en ataque

Su deslumbrante papel en el último tramo de la temporada con el FCB Juvenil A no pasaba inadvertido para un Santi Denia que no dudaba en incluir al venezolano en la lista para disputar el Europeo en Armenia. Con el gol en las venas, Alejandro Marqués surgía con sobresaliente como titular en el primer encuentro frente a Armenia con un tanto preciso para ampliar distancias. Pese a no volver a repetir con la etiqueta en el ‘once’ inicial, el venezolano refrigeraba al equipo en los últimos compases sobre el verde: unos pocos minutos frente a Portugal en el primer partido y ante Italia, y un soplo de aire fresco en la prórroga ante Francia, dónde a punto estuvo de evitar el desenlace desde los once metros. Su papel volvía a repetirse en la ‘finalísima’ del Republican Stadium de Yereván, dotando de aires nuevos al ataque nacional con el tiempo añadido corriendo en el luminoso.

Alejandro Marqués celebrando un gol con el FCB Juvenil A. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Sin ansias de protagonismo, el ariete azulgrana fortifica el ataque de la selección con una bravura natural. A punto de cumplir los 19 años, Alejandro Marqués tiene claro que quiere triunfar con España. Tras rechazar la llamada de la ‘vinotinto’, en su primera convocatoria con la Sub19 en el mes de febrero demostraba su compromiso con unos colores que ya siente como nadie.

Llamado a liderar el ataque rival con el filial azulgrana la próxima campaña, Alejandro presume ya de su medalla de oro con el combinado de Santi Denia. Armado con la nacionalidad española desde finales de 2017, el venezolano aspira a seguir nutriendo de goles las categorías inferiores de la selección al mismo tiempo que capitanea la ofensiva de ‘Can Barça’.

Abel Ruiz, la garra del capitán

Abel Ruíz, el auténtico Rey Midas. El ariete valenciano vuelve a bañar en oro todo aquello que toca. Sublime en 2017 con la conquista del Europeo Sub17 de Croacia y atesorando un majestuoso papel con el subcampeonato del Mundial Sub17 de la India ese mismo año, Abel Ruiz vuelve a coronarse con el oro en Armenia enderezando su eminencia como uno de los principales artífices de la hazaña.

Fijo en el ‘once’ titular durante los cinco partidos disputados en el torneo, el ataque no se entiende sin mentarlo. Con firmeza y empuje, Abel Ruíz lideraba a la selección española hacia las semifinales del campeonato con su gol frente a Italia desde los once metros, rompiendo el empate en el marcador y sellando el ansiado billete a la siguiente ronda. Protagonista de las mejores ocasiones en Armenia, su físico y su garra dotan a Abel como el buque insignia de ‘La Roja’.

Abel Ruiz festejando su gol con el Barça B. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Capitán indiscutible del equipo, sus movimientos y su descaro en el área rival le aúpan como una auténtica promesa mundial, tal y como lo afirmaba el prestigioso rotativo ‘The Guardian’ tras su inmaculado papel en el Europeo de 2017. En las filas del Barça B en las últimas dos temporadas, el oro de Armenia consagra al delantero de Almussafes más allá de las fronteras. Impregnando una notable sensación en su debut con el primer equipo a final de temporada, el nuevo curso abre un extenso abanico de posibilidades para Abel, armado con ganas de proseguir su historia.

A sus 19 años, Abel Ruíz sigue agrandando su palmarés con las inferiores de España. Vestido con el brazalete de capitán desde tiempos atrás, su jurisdicción queda patente tanto dentro como fuera del verde.

MEDIA: 5VOTES: 1
VAVEL Logo