El Rayo pierde el Trofeo de Vallecas frente al Alcorcón
Piovaccari celebrando su primer gol con la camiseta del Rayo Vallecano. Fotografía: Rayo Vallecano.es

El Rayo Vallecano se enfrentó al Alcorcón en un partido en el que estaba en juego el Trofeo de Vallecas. El estadio lució muchas gradas vacías. En cuanto a los onces iniciales, los franjirrojos partieron de inicio con con: Alberto, Tito, Ba, Catena, Álex Moreno, Mario Suárez, Andrés, Pozo, Álvaro, Embarba y Piovaccari.

El Alcorcón rápidamente encontró el primer gol. En el minuto tres Arribas robó un balón y disparó fusilando a Alberto, lo que puso el partido cuesta arriba para el equipo de la franja. La reacción de los de Vallecas no fue amilanarse por el tanto encajado, sino que buscaron el empate. Más de un cuarto de hora después, Embarba marcaría la diana que puso tablas en el marcador, y ya más cómodos sobre el verde, demostrando un interesante poder ofensivo, ya que llegaron mucho a la portería contraria. Piovaccari anotaría el dos a uno a favor de los franjirrojos, el resultado con el que terminaría la primera mitad.

Durante el segundo tiempo, en el minuto 60, Paco Jémez realizó algunos cambios para probar variantes y estos fueron los jugadores que entraron al terreno de juego: Advíncula, Dimitrievski, Trejo, Sergio Moreno, Bebé, Carrasco, Santi, Óscar Valentín, Akieme, José León y Sergio Benito.

En este segundo tiempo, el Alcorcón se organizó, dominó y remontó el partido. Primero volvió a igualar el marcador gracias a un gol que llegó de un contraataque, obra de Dorca, y en el minuto 73, debido a la falta que lanzó Rui Costa y la convirtió en el tercer tanto de los alfareros..

Algunas conclusiones que dejó este partido, es que aún en esta pretemporada el Rayo Vallecano no ha ganado ningún partido, sin embargo hay mucho que rescatar. Ofensivamente el Rayo creó muchas ocasiones de gol y estuvieron siempre inquietando la puerta del Alcorcón.

En cuanto a lo que falta mejorar en el equipo de Vallecas, un fallo que ya viene de lejos, los errores defensivos y dentro de ellos, la pelota parada. El Rayo sufre mucho cuando tiene que parar este tipo de jugadas. Si no se subsana este aspecto, o por lo menos se intenta aminorar, les resultará algo difícil pelear por el ascenso.

VAVEL Logo