Hazard hace buena la defensa blanca
Casemiro. Imagen: Real Madrid

Menos de dos semanas para el comienzo del campeonato doméstico, y Zidane sigue buscando dar con la tecla de un Real Madrid que defensivamente está dejando mucho que desear en esta pretemporada. Ante el Salzburgo, los jugadores blancos consiguieron dejar la portería a cero, noticia muy buena para el equipo madridista, tras salir con defensa de cinco jugadores y poner de esta manera el cerrojo a la portería.

Un solitario gol de Eden Hazard, fue el que imperó en el luminoso del Estadio Red Bull para seguir dando confianza a un Madrid que necesita de esta. Casemiro, en el medio del campo, fue uno de los mejores jugadores del Real Madrid. Eden Hazard acalló críticas sobre su estado de forma estrenándose con un gol a la contra, a pase de Karim Benzema.

Militao se estrenó en la defensa blanca, tras su participación exitosa en la Copa América. Parece que el aspecto defensivo quedó mejorado con esta disposición sobre el verde, ya que tras seis encuentros de pretemporada, el Real Madrid pudo dejar, por fin, la portería a cero.

Esta nueva disposición táctica dio aire a un Madrid que construyó desde la defensa un juego sobrio pero efectivo, sin demasiados alardes ni detalles vistosos. Pese a todo, el Salzburgo pudo adelantarse merced a dos fallos puntuales de la zaga blanca que no llegaron a más.

El fútbol nace en una buena defensa

La casa se construye sobre unos sólidos cimientos, y esto debió pensar Zidane al plantear el encuentro, ya que, sobre una sólida defensa, fundamentó serios contraataques en las botas de Eden Hazard y Karim Benzema, de cuyos destellos de calidad llegaría el único tanto del encuentro. Seis encuentros le ha costado al belga estrenarse como goleador, pero lo hizo de forma espectacular, con un golazo de esos que hacen levantarse del asiento al espectador, incluso en pretemporada. Hazard hizo una finta hacia dentro y terminó su jugada con un disparo ajustado al palo, ante el que nada pudo hacer el portero local Stankovic. Con el gol, el Real Madrid fue ganando confianza sobre el terreno de juego, algo a resaltar en los últimos partidos. Hazard pudo aumentar su cuenta más tarde, pero el meta rival acertó plenamente en el mano a mano.

Contragolpe como forma de vida

Con el marcador por delante, el Real Madrid se encontraba en el escenario ideal, bien cerrado atrás e intentando hacer daño al contraataque gracias a Marcelo y Carvajal, que actuaban prácticamente de carrileros. En condiciones normales, el equipo de Zidane habría marchado al descanso con una ventaja mayor en el marcador, pero la falta de gol sigue siendo una lacra en los jugadores merengues. Por su parte, el Salzburgo solo inquietó la portería rival con una jugada de Samassekou en el minuto 26.

En la segunda parte, Zidane dio entrada a Valverde y Nacho por Casemiro y Militao. El Salzburgo realizó varios cambios, y fruto de esa energía nueva puso en ciertos aprietos a los blancos, que se dedicaron a nadar y guardar la ropa. Con el 0-1 se llegaría al final, para dar consistencia, más defensiva que ofensiva, al Real Madrid en otro compromiso de pretemporada. Los aficionados blancos están deseosos ya de que empiece la temporada para conocer el estado real de su equipo, porque estos compromisos veraniegos sirven de poco o nada para sacar conclusiones verídicas.

Tras otro test de pretemporada, los blancos comenzarán su competición liguera frente al Celta de Vigo en Balaídos, ahí es donde se empezará a ver este nuevo Real Madrid. Y todo esto se seguirá contando en VAVEL.

VAVEL Logo