Golpe de autoridad para encarar el último escalón
Wu Lei avanzó al Espanyol en el minuto 3 | Foto: Noelia Déniz

El Espanyol ya está un paso más cerca de la definitiva fase de grupos de la Europa League. El equipo de David Gallego se disfrazó de Goliat invencible y mostró la fuerza y la garra característica que este equipo ya tiene acostumbrada a la afición, con el objetivo de no dejar escapar la ventaja que llevaban desde Suiza. Y no lo hicieron.

El FC Luzern, de hecho, no tuvo oportunidad de pasar en ningún momento la eliminatoria. El Espanyol estuvo en todo instante por delante, en el marcador y en el campo. A pesar del calor de la afición suiza que se desplazó a Barcelona previa al partido, para los visitantes, el resultado de la ida fue una losa demasiado pesada y en ningún minuto mostraron señales de ser un equipo con la capacidad suficiente de plantarle cara a este EuroEspanyol. El propio calor de los suizos, a medida que avanzaban los minutos, se convirtió en una resignación frustrante y callada al ver que el equipo no respondía ante los constantes golpes pericos.

Los hombres de Gallego saltaron al terreno de juego muy organizados y serios, y mantuvieron la compostura durante los 90 minutos, sin bajar la tensión, aunque si la intensidad cuando el resultado ya les era más que favorable. La presión alta desde el minuto uno de partido le permitió avanzarse en el marcador en la primera jugada clara y eso permitió al Espanyol mantener aún más el dominio sobre el rival, que a mesura que pasaban los minutos veía la remontada más imposible.

El 'Monito' Vargas ya es un nuevo ídolo de la afición | Foto: Noelia Déniz
El 'Monito' Vargas ya es un nuevo ídolo de la afición | Foto: Noelia Déniz

Primer partido sin Borja Iglesias

Antes de este encuentro, la noticia que saltaba por los aires el planteamiento de Gallego era la marcha de Borja Iglesias al Real Betis, un movimiento que haría cambiar la alineación que el catalán tenía en mente para la vuelta de la Q3 de la Europa League.

Iglesias, hasta ahora, era uno de los jugadores claves para los onces de Gallego y es que, de hecho, el hasta ahora ‘7’ del Espanyol había sido indiscutible y había marcado tres goles en estas eliminatorias europeas.

Con la ausencia de Iglesias, la afición pide un paso delante de Wu Lei, y así lo entiende también Gallego. El chino sustituyó al ya ex jugador perico en el once inicial ante los suizos, y el joven debutante Víctor Campuzano le acompañó en la punta de ataque para así dar descanso a Ferreyra, con vistas ya al partido del domingo ante el Sevilla.

De hecho, fue el chino, insistente e hiperactivo durante todo el choque, quien golpeó primero, justo en el inicio del partido, para encarrilar la que sería la fiesta de Cornellá. Y con una de las armas más utilizadas por el Espanyol en lo que llevamos de temporada, la cabeza. Y de eso mismo, la cabeza, llegó también la segunda ocasión clara para los pericos, a pocos segundos del icónico minuto 21, de la mano de Espinoza tras la salida de un córner. Esta vez, en cambio, el guardameta lucernense respondió rápido y pudo desviar el balón a saque de esquina.

Y a los pocos minutos llegó lo que se preveía inevitable, el segundo tanto local, obra de Víctor Campuzano, con un buen disparo cruzado desde la frontal del área. Tras estrenarse con el primer equipo, el canterano no tuvo suficiente y metió su segundo minutos después tras un pase milimétrico de Granero para firmar un doblete histórico en su palmarés personal.

La amplia ventaja ya en la media parte hizo que los dos equipos bajaran la intensidad en los segundos 45 minutos. Aun así, el Espanyol seguía encontrando espacios en la espalda de la defensa que el ‘Monito’ Vargas, Wu Lei y, más tarde, Melamed, sabían leer a la perfección.

Wu Lei marcó nada más empezar el partido | Foto: Noelia Déniz
Wu Lei marcó nada más empezar el partido | Foto: Noelia Déniz

Esa bajada de intensidad podía haberle dado el gol de la consolación al Lucerna, pero de nuevo, un brillante Diego López evitó el que podía ser el primero visitante a escasos diez minutos del final.

Además de las ocasiones, los pericos fueron claros dominadores del balón y, en ese sentido, destacó la presión post pérdida que Gallego ha interiorizado a los jugadores. Debido a ello, el entrenador, muy activo en la banda, no paró de alentar a los suyos en los primeros instantes, que consiguieron de forma espléndida el objetivo que se había planteado el entrenador.

En casa con la camiseta visitante

El hecho curioso de la noche es que los locales saltaron al verde con la camiseta del mismo color, debido a la similitud de colores con la camiseta visitante del Lucerna, que es de color blanco. Con este color, los pericos ya ganaron el Islandia la vuelta de la Q2, y los de Gallego han demostrado que sea cual sea su color de camiseta, se entienden perfectamente sobe el césped.

Ficha técnica:

RCD Espanyol 3: Diego López; Gonzalo Ávila 'Pipa', Lluís López, Ander Iturraspe, Sergi Darder (Pol Lozano, 51'); Dídac Vilà, Bernardo Espinosa, Matías Vargas (Nicolás Melamed, 55'), Esteban Granero; Wu Lei, Víctor Campuzano (Javier Puado, 55').

FC Luzern 0: Marius Müller; Otar Kakabadze, Lazar Cirkovic, Lucas Alves, Ibrahima Ndiaye (Silvan Sidler, 64'); Tsiy-William Ndenge, Frencesco Margiotta, Blessing Eleke (Schürpf, 61'), Remo Arnold Christian Schwegler (Shkelquim Demhasaj, 73’); Idriz Voca.

Goles: 1-0, Wu Lei (3’). 2-0, Campuzano (27’), 3-0, Campuzano (38’)

Árbitro: Manuel Jorge Neves Moreira de Sousa (POR). TA: Remo Arnold (37’),

Incidencias: RCDE Stadium, Cornellá. 13.214 espectadores. Tercera ronda de clasificación (Q3) para la UEFA Europa League 2019-20, partido de vuelta.

VAVEL Logo