El Espanyol remonta para seguir vivo en Europa 
Los jugadores del Espanyol celebrando un gol. FOTO: Noelia Déniz

El Espanyol remonta para seguir vivo en Europa 

Victoria de los pericos ante los ucranianos con un resultado de 3-1. No fue fácil, después de que el cuadro visitante tomase la ventaja en el primer periodo. Los tantos de los locales Ferreyra, Javi López y Matías Vargas hicieron posible la remontada.

jm_marmol
José Manuel Mármol

Llegaba uno de los grandes momentos del RCD Espanyol. El conjunto perico se enfrentaba al Zorya Luhansk en el partido correspondiente a la última ronda previa a la fase de grupos de la Europa League. Tras haber conseguido eliminar al Stjarnan y Luzern, los de David Gallego querían dar un golpe sobre la mesa en Europa.

En el bando contrario, los ucranianos llegaban para dar la sorpresa en una ronda en la que los blanquiazules estaban tildados como favoritos para lograr la clasificación. El Zorya Luhansk había conseguido vencer en su camino previamente al Budućnost Podgorica y CSKA Sofía. Ambos no querían desaprovechar la oportunidad de sacar un buen resultado del encuentro de ida y encarar de la mejor manera posible la vuelta en el Slavutych-Arena, con el objetivo de estar presentes en los bombos del sorteo del 29 de agosto.

Con este contexto, arranca el duelo y echaba el balón a rodar en el RCDE Stadium. El colegiado principal Tobias Stieler daba el pitido inicial.

Primera parte: el FC Zorya sorprende

El encuentro comenzaba con dos equipos del terreno de juego que imprimían una gran intensidad sobre el terreno de juego, sin haber un dominador del esférico.

Por un lado, el Espanyol quería elaborar las jugadas sin regalar el balón, pero se producirían algunas imprecisiones provocadas por la presión alta de los jugadores del conjunto ucraniano. Su rival, el Zorya, no pretendía tampoco soltar el esférico tan rápido, pero si lo recuperaba en zonas comprometidas, pronto se lanzarían en busca de Diego López.

La primera llegada del partido sería para los locales. Wu Lei probaría con un disparo desde dentro del área a los pocos minutos de juego, pero un defensor tocó el esférico y acabó blando en las manos de Mykyta Shevchenko.

Instantes después, también realizaría un remate lejano Esteban Granero que fue despejado de nuevo por el guardameta rival con una estirada por abajo. El Espanyol titubearía en los primeros minutos del encuentro, pero se reharía con estas dos ocasiones de gol.

Tras unos minutos de calma, casi sorprenden los visitantes. Bohdan Liedniev realizaría un centro raso y potente que se pasearía por el área pequeña blanquiazul. A los pocos segundos, respondería el Espanyol con un centro de Dídac Vilà, que fue cabeceado por Facundo Ferreyra, marchándose por poco. Parecía que se volvería a activar el encuentro, aunque no fue así.

Después, se produciría una jugada fortuita entre Iturraspe y un oponente, que acabaría con la marcha del vasco a los vestuarios con molestias en el hombro, ingresaría en su lugar Marc Roca.

Llegando a la media hora de duelo, el resultado seguía 0-0 y sin oportunidades claras, el partido pasaba por su fase más pesada.

Pese a esta situación, llegaría una de las grandes incidencias del partido en el minuto 38: gol del Zorya. El equipo ucraniano realizaría un contraataque con combinaciones veloces que acabaría con un chut de Vladyslav Kochergin desde el borde del área que entraría por el palo corto de Diego López, raso y colocado a la cepa del palo. Se rompían las tablas en el marcador, 0-1.

Posteriormente perdonaría el club blanquiazul. Primero, con un pase de la muerte de Ferreyra que no encontró rematador, luego con un disparo de Dídac Vilà que rebotó en la defensa rival.

Luego el que desperdiciaría una gran ocasión sería el Zorya, fallaría Vladyslav Kabaiev delante de Diego López mediante un disparo que fue centrado.

Con este marcador de 0-1, y con bronca del RCDE Stadium, el colegiado señalaba el final de la primera parte. Los futbolistas desfilaban a los túneles de vestuarios.

Dídac Vilà disputando la posesión del balón. FOTO: Noelia Déniz
Dídac Vilà disputando la posesión del balón. FOTO: Noelia Déniz

Segunda parte: exitosa remontada del RCD Espanyol

Los segundos 45 minutos comenzarían con un cambio en la alineación del Espanyol, se quedaría en el banquillo Dídac Vilà y entraría Víctor Sánchez.

Los catalanes saldrían a por la remontada en modo apisonadora. Primeramente, probó fortuna desde lejos Sergi Darder, pero su chut se fue desviado. Luego sería el turno de Javi López, cuyo zurdazo desde cerca de la media luna del área fue atrapado sin problemas por Shevchenko. El Zorya estaría incrustado en su campo, siendo embotellado por los pericos.

Después de estas ocasiones, estuvo a punto de llegar de nuevo el empate. Tras un envío lateral, Wu Lei mandaría un remate de cabeza al larguero, la ocasión más clara de los locales.

De esta forma, llegaría el tanto del empate en el 58 con diana de los pericos. Wu Lei realizó un centro medido para que llegara Ferreyra y solamente tuviera que empujar el esférico con la cabeza delante de la portería. Volvían las tablas al marcador, 1-1.

Tras el gol, la dinámica del partido sería parecida. Los de David Gallego seguirían volcados hacia el área de su rival, buscando el segundo. Su oponente parecía desgastado por la intensidad en la presión durante la primera mitad. Se tuvo que retirar del partido Lunyov para los visitantes, con calambres, ingresando Yurchenko.

De nuevo el jugador chino de los blanquiazules crearía peligro a Shevchenko con un remate raso que se fue desviado. También empujaría en ataque en una incursión David López, aunque su disparo con la zurda rebotó en un defensor contrario y el balón no tomó dirección portería.

Entonces fue cuando el técnico del Espanyol decidió realizar una sustitución: se iría del encuentro Javi Puado, ocupando su lugar Matías Vargas.

En el 74, sucedería una jugada clave: penalti a favor del Espanyol por mano del contrario en el área. El encargado de tirar la pena máxima sería Esteban Granero, pero el portero del Zorya detendría el remate adivinando el lado por el que tenía que tirarse.

Aunque el conjunto local perdonara, seguía acechando la portería rival. Matías Vargas intentaría marcar con un tiro lejano, pero que fue centrado y sin problemas para Shevchenko.

Después, volvería la alegría perica al RCDE Stadium con un nuevo gol a favor en el 79. Remataría Javi López dentro del área con un disparo potente, imposible para el guardameta contrario, haciendo el 2-1

Los jugadores del Espanyol celebrando un gol. FOTO: Noelia Déniz
Los jugadores del Espanyol celebrando un gol. FOTO: Noelia Déniz

Posteriormente, saldría del banquillo Bily en lugar de Abu Hanna. Sin embargo, Instantes después, se produciría otra diana, en el 81. Nuevo tanto para el Espanyol por medio de las botas de Matías Vargas, que tras un recorte colocó el balón con rosca al palo largo, donde Shevchenko no pudo llegar, resultado de 3-1.

Luego, perdonaría Wu Lei solo delante del portero, su remate no fue exitoso y no logró enganchar el balón con precisión. Se escaparía un nuevo tanto.

Los visitantes darían entrada a Arveladze por Ivanisenia, pero en los últimos minutos ya no se producirían tanto alboroto en la portería de los ucranianos y el encuentro se relajó.

Fue entonces cuando el colegiado decretó que el partido llegaba a su fin, victoria del Espanyol por 3-1 ante el FC Zorya. Eliminatoria abierta para la vuelta, pero encarrilada para los pericos.

Incidencias:

RCD Espanyol: Diego López, David López, Lluís López, Calero, Vilà (min. 45, Víctor Sánchez), Iturraspe (min. 20, Marc Roca), Granero, Darder, Puado (min. 71, Matías Vargas), Wu Lei, Ferreyra.

FC Zorya: Shevchenko, Tymchyk, Abu Hanna (min. 80, Bily), Cheberko, Mykhaylychenko, Kochergin, Lednev, Ivanisenia (min. 91, Arveladze), Lunyov (min. 80, Yurchenko), Kabaev, Gromov.

Goles: 0-1, min. 38, Kochergin. 1-1, min. 58, Ferreyra. 2-1, min. 79, Javi López. 3-1, min. 81, Matías Vargas.

MEDIA: 5VOTES: 1
VAVEL Logo