La verticalidad de los amarillos ridiculiza la posesión del Girona
Borja García, intentando dar el último pase a la espalda de Stuani, que nunca llegó.| Fotografía: LaLiga

Juan Carlos Unzué varió tras muchas semanas su lista de convocados, y finalmente convocó a Asier Riesgo por delante de José Suárez, y también a Jonathan Soriano por Marc Gual. Obviamente con esto se confirma que el suplente de Juan Carlos, va a ser sin duda Asier Riesgo, y el joven Suárez va a estar en la grada, seguramente toda la temporada. El míster del Girona FC, tal y como dijo en rueda de prensa, afronta el partido en Cádiz y el de Almería como un pack, y va a hacer rotación en ambas alineaciones. De momento este sábado ya se ha visto una alteración de lo que tenía acostumbrado, y es que Samu, que no jugó en los últimos partidos, parte como titular. Confió en Stuani, como punta de ataque, y puso a Jairo en la banda derecha.

El Cádiz salió ejerciendo de lo que es, el líder de la categoría, y tuvo prácticamente todos los acercamientos al área rival. Lo único destacable fue un gol de Stuani anulado, y a los diez minutos de esta acción, llegó el primer gol del equipo local, tras el chut de Perea, que metió en su propia portería Alcalá, igual que en la segunda jornada frente al Albacete. En los últimos minutos, Samu Sáiz recibió un golpe en la cara en el minuto 44. Granell la picó y Alcalá logró contactar su cabeza con el esférico, aunque se fue arriba. 

La segunda parte, ya sin lugar a dudas, fue un vendaval de ocasiones del equipo amarillo, que muy pocas veces vio peligrar su ventaja. Unzué intentó, con la entrada de Gallar en el min. 55, conseguir dar ése "último pase" que tanto les hacía falta. Maffeo abandonó el terreno de juego por Mójica, que también intentó dar mucha verticalidad, y el esquema del equipo a nivel defensivo, parecía volver a los tres defensas, incluso alguna vez ni siquiera había 3 atrás.  

En los últimos minutos se empezó a ver a un Girona que iba arriba con todo y sin miedo. Justo cuando ya estaba con Soriano en el campo, y Stuani peleándose con los dos centrales del Cádiz, se ve cómo en el min. 88 acaban sacando la doble amarilla al uruguayo, y no solo lo perdían para lo que quedaba de encuentro, si no que también para el partido contra el Almería.

Al final del partido, Álex Fernández anotó su cuarto gol en Liga, y comparte el pichichi con Stuani.

Primer partido  de Stuani sin marcar tras su renovación y primer partido del Girona FC sin ganar tras la renovación del "uruguasho". Obviamente se demuestra la "Stuanidependencia".

El próximo partido Unzué seguramente pondrá a Soriano, que en este partido no pudo dejar buenas sensaciones, en referencia a si podrá volver a su mejor estado de forma.

MEDIA: 5VOTES: 11
VAVEL Logo