Roberto Aguirre: “La parte final sufríamos con ese miedo a ganar” 
Roberto Aguirre, satisfecho tras ganar. Foto: José Luis Cotobal

Roberto Aguirre sufrió hasta el minuto 90 y celebró la victoria levantando sus dos puños hasta arriba, y quedando tranquilo tras el pitido final. Una vez celebrada la victoria con su cuerpo técnico, aprovechó para dar la mano al entrenador rival y posteriormente acudir a la rueda de prensa para conocer cuáles eran sus impresiones.

El técnico tuvo su opinión y así comenzaba la rueda de prensa: “Tardé en respirar. La parte final sufríamos con ese miedo a ganar. Lo que os llevaba comentando: pasar de perder a ganar es difícil. El primer tiempo se nos dio bien y cogimos muy buen camino en el partido con los dos goles e, incluso, entendiendo un poco en los registros defensivos y ofensivos, queríamos hacer más goles. Llegó su gol y apareció el miedo a ganar. Pasas a sufrir”.

No comenzó del todo bien Unionistas su partido, donde el Haro tuvo en varias ocasiones adelantarse en el marcador y de eso habló el técnico asturiano: "Había dos factores: veníamos de tres derrotas aunque tuviésemos buenas sensaciones y también estaba el Haro. Es un equipo difícil. Y lo ha demostrado. En Logroño, ante el Burgos, son ordenados y trabajados tácticamente. Te exigen mucha lectura”.

Aguirre habló claro en la rueda de prensa: “Dejamos atrás el mal fario que nos acompañaba. Pero no estábamos confiados creyendo que iba a cambiar. Creo que nosotros lo cambiamos. Incluso tuvimos dos mano a mano y Elías estuvo muy bien. Buscamos tras el descanso hacer más goles. Si cada cuatro partidos ganamos uno, no nos vale”.

En la segunda parte, Aguirre sustituyó a David Grande por Garrido, Javi Navas por Matthieu y Romero por Guille Andrés y por eso fue cuestionado, a lo que respondió: “En el primero, una de las cosas que preocupaba era lo que nos pasó en Vitoria, que los centrales filtren pases en costados y por fuera. David ya tenía sus minutos y tarjeta y su puesta a punto llega en competición, decidí meter a Garrido. A Javi le veíamos un poco fatigado y venía de un contratiempo en la última sesión. Buscábamos algo de oxígeno con un jugador como Matthieu. En el último cambio se me pasaron muchas cosas por la cabeza, a Portilla cansado y a los centrales pero Romero estaba muy cansado y así trabajaba Garrido en banda. Hay una confianza total de los que salen”.

En los minutos finales, o mejor dicho, en la última jugada, Matthieu perdió la posición, y Aguirre tuvo su opinión sobre ello: "Uno de los puntos débiles de Matthieu y que me frena a ponerle de titular, no es una falta de actitud. A veces, en ese punto de transición, actúa como un punta que ve gente por detrás y piensa que le da tiempo a llegar. Funciona al 200% pero en la transición tiene que mejorar. No sé si tuvo un punto de frustración. Estoy trabajando con él hasta en reducidos. Donde más rendimiento da es por dentro. Todos los jugadores que están en el campo da sus puntos débiles y fuertes. Ribelles, por dentro, tiene puntos fuertes y débiles. Como todos. Me falta verle desde inicio (a Matthieu). Su participación por fuera viene por el momento”.

Nuevo encuentro donde Aguirre apuesta por Zubiri – Pedro López en defensa, dejando a Ayoze en el banquillo: “Ahora estoy apostando por Zubiri y por Pedro por la velocidad. En el segunda tiempo, nos meten atrás. Porque estoy cansado de decirles que somos super rápidos atrás y así jugamos más adelantados. Quiero ese punto de velocidad en la primera línea. Tenemos buenos registros ofensivos. Es un jugador que se apoya en el rodar de la competición como De la Nava, Portilla o Grande”, concluyó el míster de Unionistas.

VAVEL Logo