Álex Moreno, 'MVP' del Villarreal - Betis
Álex Moreno preparándose para golpear | Fotografía: LaLiga

El Betis, cuando Estrada Fernández indicó el inicio del partido en el Estadio de la Cerámica, difícilmente podría imaginarse el resultado final (5-1). La imagen ofrecida por los de Rubi hasta el minuto 70, poco después de que se revisara una jugada que acabó en penalti, el cual marcó Cazorla para poner el 2-1, no fue precisamente mala, y no refleja lo que marcaba el electrónico al término del encuentro.

Álex Moreno, el más valiente antes y durante la adversidad

Durante estos minutos en los que el Betis trató de tú a tú contra un Villarreal que quería resarcirse de la derrota ante el Barcelona, un jugador verdiblanco destacó sobre el resto de sus compañeros. Con el 83% de los votos en la encuesta planteada por @Betis_VAVEL de quién había sido el mejor del partido, el vencedor fue un Álex Moreno que repetía titularidad. Aunque en esta ocasión se coló en el once inicial como extremo, volviendo a sacar a pasear la velocidad que le caracteriza, el desborde, e incluso se atrevió en varias ocasiones a disparar a la meta rival. Cubriéndole las espaldas tenía a un Pedraza que alguna que otra vez ocupaba su demarcación para que el catalán actuara como interior y buscar combinaciones que acabaran en gol.

Álex Moreno lleva poco más de un mes en el Betis, pero se atreve como si llevara toda la vida defendiendo el escudo de las trece barras. Se desmarcó para pedir el balón a sus compañeros incluso desde la banda contraria, cada vez que recibía el esférico volvía loco a un Rubén Peña que no sabía cómo frenar su velocidad ni su habilidad, e incluso se marchaba al flanco derecho a defender, sin olvidar las ayudas que ofrecía a Pedraza para detener a los rivales. Además, cuando se acercaba a la portería salvaguardada por Asenjo disparaba con rabia y nervio, intentando poner a los suyos por delante en el marcador, o mismo igualar el electrónico. Descaro, potencia e ideas con el esférico no le faltaron al de Sant Sadurní D'Anoia.

Álex Moreno tras un disparo | Fotografía: LaLiga
Álex Moreno tras un disparo | Fotografía: LaLiga

De hecho, justo después del primer gol del submarino amarillo, fue el encargado de enseñar que el Betis no iba a rendirse, al menos en ese momento, y disparó hacia la portería rival, un chut con mucho peligro. También fue capaz de llegar hasta línea de fondo y lanzar varios centros que se podían haber convertido en goles béticos, pero que no encontraron rematador. Álex Moreno se desvivió sobre el verde del Estadio de la Cerámica, llegando incluso a tener molestias debido al gran esfuerzo desplegado. Entre tanta tempestad, el ex del Rayo Vallecano demostró que correrá, atacará, defenderá y marcará la diferencia durante los minutos que dispute para ayudar a que su equipo gane, en las circunstancias que sean, al margen de que ha vuelto a dejar patente que su presencia en el once inicial es casi obligada.

VAVEL Logo