Empate en el derbi madrileño
El Rayo celebrando el gol de Ulloa. Fotografía: Rayo Vallecano.es

Llevaban doce temporadas sin enfrentarse, la última vez lo hicieron cuando ambos equipos formaban parte de la Tercera División.

Un partido emocionante de principio a fin, jugado con fuerza y tenacidad, con un 11 revolucionario para los de Paco Jémez, con tres en la defensa, jugando con un 3-4-2-1, dejando a Ulloa solo en la delantera. Y lo más importante, Ulloa se estrenó como goleador, acabando con la sequía que hasta ahora lo acompañaba, y metiendo los dos goles que terminaron en el empate del partido.

El primer gol fue a los diez minutos desde que se inició el partido en el estadio Fernando Torres. El equipo de casa bajó rápidamente luego de una escalada hacia la puerta del Rayo, pero no le dio tiempo de recomponerse, y el Rayo encontró a la defensa azulona desprevenida. Desplazamiento en largo con un espectacular cambio de sentido de Martín Pascual, pase a Embarba que, de primeras, centró a Ulloa y este remató de cabeza totalmente sólo en el área pequeña. El argentino tras siete jornadas, donde había trabajado mucho por el gol sin lograrlo, consiguió por fin quitarse el peso de encima y estrenarse como goleador.

La defensa de tres que puso el Rayo funcionó a medias, ya que a la hora de entregar el pase para el ataque todo iba bien, pero a la hora de retroceder para la defensa, muchas veces el equipo quedaba en debe. Sigue siendo una tarea pendiente el trabajo de la defensa vallecana.

El Fuenlabrada siguió remando en busca del empate, y el partido se volvió en lo que quedaba de la primera etapa en un partido trabado, con poco juego y muchas interrupciones. Incluso se vio a un Trejo algo lento en algunas ocasiones, que permitía a la defensa rival ordenarse y anticiparse. Lo que quedó del primer tiempo se convirtió en un encuentro muy físico. El Rayo estaba jugando a lo que proponía el Fuenlabrada.

El segundo tiempo siguió la misma tónica del primer tiempo con hasta tres ocasiones claras del Fuenlabrada para empatar que no se concretaron, hasta que en el minuto 66, llegó gol del empate por parte de Juanma producto de un córner, remate de cabeza inatajable. El partido se puso 1-1.

A los 68 minutos se dio el primer cambio del Rayo, salió Álvaro García y entró Bebé. En lo que quedaba del partido se vio como mientras el Fuenlabrada se fortificaba y armaba juego, el Rayo se iba diluyendo y perdiendo fuerza ofensiva y defensiva. Para el minuto 75 se dio otra sustitución del Rayo, salió Pozo y entró Álvaro Martín. El último cambio se da por Trejo. quien salió para darle entrada a Mario Suarez.

Los últimos minutos se pusieron bastante aburridos con los dos equipos en una especie de sueño y sin argumentos para atacar al otro equipo. Dando la sensación de que el empate le iba bien a los dos.

En el minuto 89 esta sensación se rompió tras un cabezazo de Ulloa que, aunque fue parado por el portero, dio la sensación de entrar al arco. Se pidió la asistencia del VAR y se declaró gol para el Rayo. El partido estaban a punto de terminar y el equipo franjirrojo ganaba 2-1.

Se dieron seis minutos extras, y en el minuto 94, penalti para el Fuenlabrada, falta abajo de Martín sobre Juanma y el colegiado no lo dudó. Gol del empate para el equipo local.

El Rayo no supo manejar el partido en las dos oportunidades que estuvo arriba en el marcador y se dejó empatar. Todo por dejarse estar en el juego y por no estar concentrados en la defensa.

VAVEL Logo