Un Madrid que sí, pero que no
Sergio Ramos / Foto: Real Madrid

El Real Madrid empató su partido frente al Brujas en el Santiago Bernabéu, a priori, era el partido más fácil del grupo, ya que se disputaba en casa y frente a un rival inferior al club blanco, pero el partido no empezó del todo bien para los blancos que en el minuto 9 ya perdía por un 0-1. El Madrid intentaría reaccionar para poner el 1-1, pero la mala suerte hizo que lo que llegase fuese el 0-2 en el minuto 39.

Finalmente, en la segunda parte, el Madrid, a base de casta y coraje consiguió un empate con goles de Ramos y Casemiro, un empate que, es insuficiente, pero viendo como había comenzado el partido, no era del todo malo, ya que el gol de Casemiro fue en el minuto 85.

El partido tuvo muchos señalados, uno de ellos fue Courtois, fue pitado por el Santiago Bernabéu y deja claro que, ahora mismo no está en su mejor momento, en el descanso tuvo que ser sustituido por Areola debido a unos problemas estomacales acompañados de mareos.

Areola hizo una gran segunda parte, lo que provocó que el Bernabéu pida al club blanco que ex del PSG sea titular ya que el meta belga no está en su mejor momento. Otro señalado fue Lucas Vázquez, a la afición no le gusta que juegue como titular y que jugadores como Rodrygo, Brahim, Bale, Vinicius o James no cuenten para Zidane.

El Madrid parece que no acaba de carburar, cuando parece que se habían solucionado los problemas de la portería, con 0 goles en tres partidos, llega el Brujas y te hace 2 en 40 minutos, sin duda este Madrid no da confianza y parece que hasta que no cuajen un mes o dos de partidos buenos, consiguiendo anotar goles y no concediendo tanto atrás, la afición no se quedará tranquila. De momento en su grupo de la champions es el colista.

El conjunto madridista sabe que tienen que revertir esta situación, los problemas en este club son algo que están a la orden del día y saben que tienen que lidiar con esta presión si juegan en el Real Madrid.

Desde el interior del equipo están plenamente confiados en que esta situación va a cambiar y ya están preparando el partido frente al Granada a conciencia y con muchas ganas e ilusión.

Zidane tiene ahora la responsabilidad de dar confianza a los jugadores. La segunda plaza de la UEFA Champions League está muy cerca y en la Liga Santander el equipo es el líder. Están plenamente confiados en que remontarán el vuelo en su competición fetiche, la UEFA Champions League.

VAVEL Logo