Previa Sevilla FC vs APOEL: Terminar de recuperar sensaciones
Munir hace el segundo gol ante el Qarabag. / Foto: Sevilla FC.

La nueva hornada del Sevilla FC ha empezado con paso firme, dando lecciones de fútbol en liga y en Europa League, pero también es verdad que se ha descarriado algo tras los dos tropiezos en liga. No obstante, vuelve a Nervión la competición que todas las penas le ha quitado al Sevilla y que lo ha lanzado al estrellato del fútbol europeo, la UEFA Europa League. 

Medio año ha transcurrido desde que el Sevilla jugó su último partido de Europa League en casa. 210 días desde aquel empate a dos frente a un Slavia de Praga que terminaría por eliminar a los hispalenses en la vuelta y por firmar el finiquito del entonces técnico, Pablo Machín. Sin embargo, las circunstancias que envuelven esta segunda jornada de esta nueva edición son bien diferentes. Los chicos sevillistas se gustan jugando a este deporte, han empezado bien LaLiga, lideran el grupo y para colmo está fresca la noticia de la recepción de la final de 2021 en Nervión.

La Europa League como vía de confirmación

Pintaban mal las cosas para la tropa nervionense y en especial para Lopetegui después de caer con el Real Madrid e inexplicablemente con el Éibar en Ipurúa. Y es que en prácticamente dos choques el artesonado se le vino abajo a Lopetegui, que de tener una defensa férrea -gracias a la cual ha podido estar en la cúspide de LaLiga- pasó a tener un conglomerado de jugadores dubitativos que con sus pifias habían sembrado la semilla de la duda. Mas solo tuvo que llegar la Real Sociedad para sacar a relucir una nueva característica en este nuevo Sevilla, la de la reacción. 

El de los 'Txuri-Urdin' no era un partido sencillo, se enfrentaban a un conjunto que opositaba a acabar líder y que encima desplegaba un juego vistoso, se juntaron todos los ingredientes que invitaban a pensar no precisamente en positivo. Pero a base de fútbol se tumbó a la Real Sociedad, que pese a conseguir adelantarse en el luminoso gracias a Oyarzabal no pudo reaccionar ante la apisonadora de fútbol que fue el Sevilla durante el partido. Lucas Ocampos, al que solo le faltaba ver puerta para terminar de encajar en la idea de juego, comandó las operaciones ofensivas en el segundo acto con el dos a uno mientras que Franco Vázquez hizo el tercer tanto que encarrilaba la victoria pero no definitoriamente, pues Portu agregaría picante al choque con el tres a dos del final. 

Entran los descartados 

Con casi dos meses de competición jugados, queda claro que jugadores como Dabbur o Bryan no son del agrado del míster y pocas veces se van a enfundar la camisa de titular e incluso el peto de suplente. Pese a ello, el técnico vasco ha citado a ambos hombres para el choque de hoy, estando la incógnita en si jugarán o no. Así queda la lista: Vaclík, Bono, Pozo, Diego Carlos, Koundé, Sergi Gómez, Reguilón, Escudero, Gudelj, Jordán, Banega, Óliver, Vázquez, Nolito, Rony Lopes, Bryan, Munir, Dabbur y Chicharito.

Lopetegui al habla

Julen fue preguntado por las rotaciones y por la falta de gol de De Jong: "La idea es gestionar la plantilla y sacar el mejor equipo. Habláis de rotaciones pero yo no lo llamo así. Buscaremos el once más competitivo posible. No hago una valoración concreta. Hay un trabajo colectivo importante y todos los goles llevan la camiseta del Sevilla, los haga quien los haga. Lógicamente, los que juegan más cerca de la portería harán más goles. Estamos contentos con su trabajo, tranquilos con Luuk y con todos".

El Apoel, a quitarse de problemas

Los chipriotas llegan en una complicada situación a al capital de Andalucía, y es que su derrota en la jornada inaugural con el Dudelange les deja en estos momentos en tierra de nadie, teniendo que ganar sí o sí al Sevilla para subsistir en la segunda competición continental de clubs. 

La inauguración no fue buena para los de Nicosia, pero sí que fue de infarto. Los hombres entrenados por Thomas Doll fueron capaces de voltear el cero a dos inicial de los luxemburgueses llegando a ponerse tres a dos arriba en el marcador. Con todo a favor, con el resultado y el público, el APOEL no pudo mantener el positivo resultado que estaba cosechando y el Dudelange tiró de resiliencia para sumar de forma heroica sus tres primeros puntos. 

Si la coyuntura para el APOEL en Europa no es la idónea, en el torneo doméstico se hallan mejor. Pese a que en la liga chipriota se llevan jugadas cuatro jornadas, los de Doll solo han disputado dos, donde han hecho pleno absoluto con un seis sobre seis, a cuatro del líder el Anorthosis. 

Posibles onces: 

 

VAVEL Logo