El Girona es de "primera" parte
"Piña" de los jugadores del Girona celebrando el segundo gol
Foto del Girona FC

Partido frio en Girona, a cinco minutos de que arrancara el partido se fue llenando Montilivi. Pese a ser la entrada más baja de la temporada, cosa también obvia al ser un jueves laborable a las 21:00, se notaba un buen ambiente, y se preveía como una prueba de fuego para Unzué, que venia con 3 derrotas en los últimos cuatro partidos. Cuando resonó su nombre en la megafonía, la pitada se hizo notar.

Los locales salieron muy enchufados, y en pocos minutos ya tuvieron dos ocasiones a balón parado, uno de cada central, y una contra de Marc Gual que rozó el poste derecho de la portería de Giménez. Al cuarto de hora de juego, Marc Gual cabalgó por la banda, sentó a un rival, se la cedió a Borja que de tacón ve a Stuani que remató fuera. El primer gol del Girona viene tras una recuperación de Gumbau, se la da a Stuani, y el rechace le cae a Borja que remata a placer. Algo que durante esta temporada se le ha dado muy mal al Girona, ha sido el balón parado, y precisamente así llegó el segundo gol, tras una falta prácticamente desde el centro del campo, el capitán rojiblanco la puso en el área pequeña y Gual la empuja a puerta.

Los locales se iban al descanso tras haber realizado los mejores minutos de lo que va de temporada y los gallegos, tenían que mejorar mucho para conseguir algún punto.

En la segunda mitad el partido cambió por completo. El Deportivo hizo lo que le tocaba, salir con mucha intensidad, y generar algo de juego. Entró Borja Valle y revolucionó el partido, con su garra consiguió un balón en el campo del Girona y progresó por la banda con la pelota, hasta el borde del área del Girona que tiro un misil el cual no pudo parar Juan Carlos. La afición estalló con Gumbau y los centrales del Girona, dado que entendían que prácticamente siguieron a Valle y les reclamaban que hicieran falta. El Deportivo seguía insistiendo, sobretodo por la banda de Mollejo, aunque el Girona pudo matar el partido en una contra de Marc Gual, que se iba prácticamente solo, pero se la pasó en el área rival a Gallar, con muy poca fortuna y la jugada acabo en nada. Unzué sacó del partido a Borja y entró Samu Saiz. En los aproximadamente quince minutos que estuvo en el campo, demostró la calidad que tiene, e hizo la asistencia a Stuani en el 3-1 que cerró el marcador.

Nueva victoria del Girona FC, que vuelve a estar cerca de los puestos de ascenso, pero el partido se vio manchado por los primeros 25 minutos de la segunda parte, en la cual, un Deportivo herido le pudo hacer mucho daño. 

MEDIA: 5VOTES: 1
VAVEL Logo