Más líder que nunca
Los jugadores del Real Madrid celebrando el gol de Hazard. Fuente: Real Madrid 

Llegó la octava jornada al Santiago Bernabéu y lo hizo con el liderato de la máxima categoría del fútbol español en juego. En un lado el Real Madrid, al otro el Granada, que llega a Madrid siendo el equipo más goleador fuera de casa.

Había dudas en ambos onces, por parte del Real Madrid, Carvajal ocupó el lado izquierdo y Odriozola el derecho en un partido donde Valverde volvió a repetir titularidad. En el otro bando había dudas con Soldado pero finalmente salió de inicio.

Comenzó el partido en el Bernabéu con la mayoría del aforo completando el estadio. Durante los primeros minutos de partido, como en la mayoría de la primera parte el Real Madrid se volcó a la portería del rival gracias en parte a la labor de Fede Valverde uno de los jugadores que están cogiendo más importancia para Zidane, así llegó el primer gol, gracias a la presión del ‘pajarito’ los blancos se hicieron con el balón y Gareth Bale dio una magnífica asistencia con el exterior para que Benzema mandase el balón al fondo de la red. Ambos equipos tuvieron mala suerte con las lesiones durante la primera parte, por la parte de los blancos Kroos tuvo que salir y por parte del Granada salió Montoro.

Seguía la primera parte con un alto nivel competitivo de los de Zidane que sorprendió alineando a Carvajal en el lateral izquierdo para acierto del francés , pues el de Leganés hizo una primera parte espléndida y que bien se pudo ir con dos goles al final de los primeros cuarenta y cinco minutos.

Un Real Madrid que apagó durante la primera parte al Granada gracias a la precisión de los pases en corto y al primer toque que hizo que los andaluces se encontraran en un constante desequilibrio y a la solidez defensiva que los blancos mostraron en todas las partes del campo, así fue en el segundo gol, gracias a esa solidez, que en este caso mostró Valverde que pudo recuperar el balón para ponerlo entre Hazard y Rui Costa, el belga materializó la asistencia de Fede sacándose una vaselina de la chistera.

La segunda parte comenzó con los mismos que terminaron la primera, y siguiendo el guion del primer tiempo para algunos jugadores como es el caso de Valverde. El Granada por lo contrario no tardó en hacer cambios, Vadillo entró al campo para darle otra dinámica a los nazaríes. Minutos después llegaría el golazo de Luka Modric, otra vez Valverde volviendo loca a la defensa rival robando balones, este dio el balón al croata que segundos después mandaría el balón a la escuadra. Cuando parecía que el partido quedaba sentenciado Areola provocaba uno de los fallos más clamorosos en lo que va de Liga, el francés hizo penalti sobre el atacante del Granada y fue Machís quien hizo bueno el error del guardameta.

Con el gol del Granada llegaría de forma simultanea el segundo cambio de los de Zidane, se fue Eden Hazard y entró Isco Alarcón con la misión de retener más el balón en lo que restaba de partido y mantener tranquilo el resto del partido pero para disgusto de Zidane ya que minutos después el Granada volvió a aprovechar su poderío aéreo para poner el segundo gol y poner al Bernabéu nervioso en los últimos instantes de partido. Salía Bale y entraba James Rodríguez para calmar las aguas y sentenciar el partido en el noventa haciendo el cuarto gol del encuentro.  

Con el partido finalizado los tres puntos se quedan en Madrid y hacen a los blancos más líderes de cara al clásico que será en dos jornadas.

VAVEL Logo