Vuelta a la rutina
Maxi Vargas ante el Ferencvárosi húngaro | Foto: Noelia Déniz (VAVEL)

LaLiga enerva al Espanyol. Es un hecho, los pericos están cuajando una sensacional temporada en Europa League, mientras que en la competición doméstica encadenan pésimos resultados que envían al conjunto catalán hasta el farolillo rojo. Los pupilos de David Gallego sucumbieron este domingo al mediodía en Son Moix ante un Mallorca 'in-crescendo' y se asientan en la zona de descenso, superados en la tabla precisamente por el Mallorca.

Inicio de partido con mucha igualdad

Los hombres de David Gallego, que hoy apuestó por un once plagado de cambios con respecto a la última jornada de Liga, plantearon un partido en el que intentaban ser protagonistas. El Mallorca rechazó la posesión y se sintió cómoda jugando a la deriva, ante un Espanyol capaz de dominar la posesión y llevar el control del partido, pero incapaz de aproximarse al área balear con peligro alguno.

El planteamiento de Vicente Moreno fue más eficaz, cediendo el control del partido a su rival para defenderse con solvencia y aproximarse al área rival en jugadas aisladas. En ese contexto llegaron las primeras aproximaciones del Mallorca, primero con un disparo de Lago Junior en el 11' que Diego López detuvo sin problemas, y después con una llegada de Fran Gámez bien repelida por Granero.

Budimir avisó en el tramo final del primer tiempo, y tras perdonar en su primer intento acabaría fusilando en el segundo. El delantero croata aprovechó un buen centro de Sastre para rematar prácticamente con la barriga, de forma poco ortodoxa pero efectiva para situar el 1-0 en el marcador en el minuto 37. De nuevo, el Espanyol a contracorriente al descanso del partido. 

Bernardo ante el Ferencvárosi | Foto: Noelia Déniz (VAVEL)
Bernardo ante el Ferencvárosi | Foto: Noelia Déniz (VAVEL)

Dinámicas opuestas tras la reanudación

El Mallorca saltó 'enchufado' tras el descanso, pero con el paso de los minutos volvió a retroceder metros en favor de un Espanyol que, ahora sí, dispondría de sus primeras oportunidades de peligro en el partido. Los canteranos del conjunto blanquiazul tomaron protagonismo en la parcela ofensiva; Campuzano y Lluís López avisaron en el 52' y en el 54' con un disparo y un cabezazo sin demasiada efectividad.

El Espanyol lo intentó sin demasiada efectividad y a contrarreloj, pero las interrupciones por amonestaciones y lesiones acabaron de enervar a un conjunto perico que dispuso de muy poca proyección ofensiva. Campuzano y Wu Lei eclipsaron a un Vargas hoy totalmente desaparecido y que acabó siendo sustituido por Melendo. 

Vargas ante el Ferencvárosi | Foto: Noelia Déniz (VAVEL)
Vargas ante el Ferencvárosi | Foto: Noelia Déniz (VAVEL)

Jarro de agua fría que hunde al Espanyol en la tabla

El jarro de agua fría para el Espanyol acabaría llegando a 15 minutos para el final, con el 2-0 definitivo del Mallorca, obra de un ex-espanyolista. Salva Sevilla aprovechó un error en defensa de Víctor Sánchez para cazar un rechace y fusilar a placer, anotando el 2-0 con el que se llegaría al final del partido.

Campuzano y Piatti, que había entrado en el segundo tiempo, tiraron del carro del Espanyol en los últimos minutos en la búsqueda utópica del empate, pero el marcador ya no se movería y el Espanyol sumaría así una nueva derrota, la tercera en las últimas 4 jornadas de la Liga Santander. Con este tropiezo, los pericos son segundos por la cola, es decir, decimonovenos con 5 puntos, a 2 del Mallorca que con esta victoria sale de la zona de descenso

VAVEL Logo