Real Betis, un cambio de sistema al 5-3-2 que podría salir bien
Rubi en el banquillo / Foto: La Liga

El Real Betis no está funcionando en lo que va de temporada, el cuadro dirigido por Rubi no es consistente en el juego ni en los resultados. Encima del papel no se ve a un equipo trabajado para controlar un partido, y padece de falta de control en el centro del campo. Quizás sea por el planteamiento del técnico a la hora de elegir el sistema. Los verdiblancos están saltando a la hierba con un 4-4-2 que hace que los medios sufran mucho a la hora de las transiciones del juego de ataque a defensa. En las contras rivales se ve la zaga muy vulnerable a la hora de tener que detener las jugadas, de ahí que la plantilla tengan un porcentaje de tarjetas amarillas tan alto (el tercero que más recibe), siendo uno de los clubes que menos faltas realiza (10,4), la muestra es que las infracciones que comete son por zanjar contras o cortar acciones a la desesperada.

El cuadro dirigido por Rubi es el más goleado de toda la categoría con 16 tantos en contra, y es el segundo equipo al que más disparan. También es el conjunto que menos pases corta en toda LaLiga, datos de sobra preocupantes y que muestran lo mal que está funcionando el grupo en varias parcelas.

Un cambio de sistema al 5-3-2

El anterior entrenador, Quique Setién, ya tuvo que cambiar el sistema y elegir el de cinco defensas, pues así los jugadores más atrasados sufrían menos a la hora de estar expuestos a las contras del rival y se optara también por defender tanto con la pelota en los pies. Este planteamiento podría encajar también de maravilla para los nuevos laterales del Betis, tanto Pedraza y Álex Moreno por la izquierda, como Emerson por la derecha, ya que son futbolistas de largo recorrido y que pueden adaptarse perfectamente como carrileros dada su velocidad y proyección hacia el ataque. También saldría beneficiada la hora de quitar responsabilidad defensiva Canales, Kaptoum, Guardado o Javi García, que son ahora los responsables de tener ese rol tras la baja indeterminada de William Carvalho.

Otro punto a favor sería el de seguir contando con los dos puntas arriba, tanto Loren como Borja Iglesias parecen entenderse de maravilla, y el Betis podría seguir contando con sus dos delanteros en la zona de ataque.

Es verdad que en cuanto a los extremos del equipo sí se verían un poco más perjudicados, pero tanto Tello como Joaquín demostraron que pueden adaptarse perfectamente a otra posición, y también podrían darle alternativas a Rubi a la hora de cambiar el dibujo en cualquier parte del encuentro.

Lo que sí es cierto es que el Betis debe de ponerse las pilas y probar varios cambios porque el equipo no está convenciendo, y buena parte de la grada ya se está impacientando. Ya no queda mucho para el mercado invernal y podrían reforzarse con jugadores que calmen la necesidad, pero si los resultados no siguen acompañando, estaría difícil incluso que el técnico catalán siguiese como entrenador del conjunto bético.

MEDIA: 5VOTES: 1
VAVEL Logo