Y el Racing compitió
La afición desplazada jalea a los suyos durante el transcurso del encuentro. Imagen: LaLiga Smartbank

Reparto de puntos en el encuentro correspondiente a la 11ª jornada entre Huesca y Racing de Santander. Los cántabros se adelantaron con un golazo de Cejudo en el 68' que fue igualado por Ivy en el último minuto del tiempo de descuento. 

La afición cántabra desplazada llegaba a El Alcoraz con las expectativas bajas tras el varapalo ante el Girona en la anterior jornada (0-3). Sin embargo, pese a que el Huesca empezó el partido con fuerza, lo pupilos de Ania se fueron asentando en el partido con constantes coberturas y un despliegue físico en defensa inconmensurable que dificultaba la fluidez en el juego del conjunto oscense. 

Gracias a ello, el Racing fue creciendo en el partido con arrancadas eléctricas de Enzo y Yoda que, por desgracia, debían empezar demasiado retrasados y por ende no fructificaban cerca del área contraria. Si los franceses están mínimamente inspirados, tienen dinamita. Otro francés, el guardameta Luca Zidane, se mostraba seguro bajo palos ante los centros laterales y chutes desde la frontal. Así se llegaba al descanso con un Racing cada vez más convencido de lo que hacía y un Huesca que no comprendía cómo había perdido el dominio del partido

El paso por los vestuarios no produjo una mejora en los oscenses, que tenían que ver cómo Figueras lideraba (hoy sí) la defensa, lo que permitió que Moi y Carmona se incorporasen con acierto en ataque. El Racing se encontraba cómodo y Mario Ortiz y Kitoko se podían permitir el lujo de recortar y conducir ante rivales sin tener que limitarse a correr detrás del esférico achicando espacios. 

Esto permitió a los cántabros avanzar metros y fruto de ello Yoda recibió en zona de 3 cuartos. Como en tantas ocasiones, dejó atrás a su par con la "sutil" diferencia de que era el último, llegando hasta linea de fondo. Su pase atrás lo remató Cejudo a la mismísima escuadra. Golazo del Racing en, hasta el momento, un partido muy completo de los cántabros

Sin embargo, el Huesca es un recién descendido con mucho potencial y vendería cara su derrota. El gol despertó su orgullo y embotelló al Racing en varios acercamientos con más corazón que cabeza. Por ello, cuando peor momento pasaban los cántabros, las molestias musculares que tantas veces han sufrido en contra, jugaron a su favor para arañar minutos, cortar el ritmo y permitir que el partido muriera. 

La estrategia daba resultado, el Huesca estaba desesperado, no llegaban a línea de fondo e incluso el Racing pudo tener alguna ocasión a la contra donde no se llegó a concretar el último pase. Además Nuha, que no paro de presionar, correr y luchar en todo el encuentro, ganó varios balones que dieron oxígeno al equipo. El gambiano tiene un doctorado en "otro fútbol" gracias a su paso por el At. Baleares. Aunque algún sector de la afición centre sus críticas en sus remates poco acertados, Ania agradece su derroche físico colocándole como delantero referencia del equipo. 

Tras leer esta crónica, todos llegaríamos a la conclusión de que el Racing hizo un partido muy serio ante un gran equipo que le permitió sumar los 3 puntos. Esto es algo que pasaría con el 99% de los equipos. Sin embargo, todos temíamos el famoso fantasma de los últimos minutos y, por desgracia, parece que tampoco será esta semana en la que lo olvidemos. Un balón colgado fue prolongado en la frontal y, tras las dudas en la defensa, le cayó a Ivy que fusiló a Luca, que a punto estuvo de desviar la trayectoria. 

Jarro de agua fría para un Racing que acarició la victoria y punto dulce para un Huesca que ya se había resignado a caer en esta jornada. 

Con la victoria del Mirandés ante el Fuenla, el equipo verdiblanco cae  a puestos de descenso. Sin embargo, el equipo mejoró ostensiblemente y le va cogiendo el pulso a la categoría. Habrá que sufrir y pelear, pero con el apoyo incansable de la afición llegarán los resultados. Las notas en Junio.

 

 

MEDIA: 5VOTES: 1
VAVEL Logo