Numancia y Ponferradina empatan en medio de un diluvio
Yuri pugna por un balón con Otegui. Imagen: La Liga.

Numancia y Ponferradina se repartieron los puntos en el duelo castellanoleonés de este sábado. Los bercianos se adelantaron en la primera parte gracias a un tanto de Yuri que fue empatado por Higinio a falta de diez minutos para la conclusión. El estado del terreno de juego condicionó la disputa del choque, que bien pudo haberse suspendido ya que el balón no rodaba con claridad en bastantes zonas del campo.

El Numancia volvió a puntuar tras su derrota frente al Zaragoza, en un encuentro donde Escassi actuó de central y Osede tuvo que retirarse lesionado en el calentamiento. Los sorianos volvieron a demostrar el oficio característico de esta temporada de luchar hasta el final cada partido.

Mucha agua y poco fútbol

El partido comenzó, que no es poco. Y es que solo con contemplar el estado del césped esto fue un éxito. Bercianos y sorianos se peleaban con el agua por conseguir dar más de dos pases seguidos. El agua se acumulaba aleatoriamente por el campo y dificultaba en gran medida el transcurso del choque con frenazos inesperados de balón que podían ocasionar más de un susto a cualquiera de los veintidós protagonistas.

Dicho esto, cualquier conato de análisis táctico o lectura del partido debería ser tildado de azaroso o alejado de la realidad ya que, en otras palabras, los jugadores hacían lo que buenamente podían. Gus Ledes tuvo la primera tras un rechace de la Ponferradina, pero su volea se marchó ligeramente desviada por encima de la portería de Manu García. Luis Valcarce tuvo que ser sustituido por Kaxe, en un contratiempo en forma de lesión.

El partido estaba preparado para no fallar, y el Numancia lo hizo, o más bien, el Numancia sufrió el estado del terreno de juego. Un despeje de la Ponferradina superó a Carlos Gutiérrez por alto, cuando el central canario se hubiera hecho con el balón en condiciones normales, pero el salto del agua le sorprendió. Detrás apareció el más listo de la clase, Yuri, para galopar con el esférico totalmente solo y batir a Dani Barrio en el mano a mano. Mala suerte para los de Luis Carrión. Tras el mazazo, los sorianos lo intentaron con más corazón que cabeza, pero se precipitaron en exceso. Moha tuvo la más clara con un remate que casi acaba dentro de la portería de Manu García tras el rechace. Álex Sola probaría fortuna con un disparo lejano pero el marcador no se movería en la primera parte.

Un juego más directo en la segunda mitad

Tras la reanudación Carrión dio entrada a Zlatanovic por Otegui. El Numancia buscaría un juego más directo, con Mateu de mediocentro y el serbio de extremo. Higinio avisaría en la primera de la segunda mitad, pero Yuri respondería inmediatamente con un disparo que pudo sentenciar el encuentro. Los visitantes buscaron el área con balones largos, dada la imposibilidad de combinar por el césped. Zlatanovic pudo empatar con un disparo fuerte que se marchó excesivamente alto. El encuentro seguía avanzando en medio del aguacero que caía sobre el Toralín. El Numancia se frustraba ante la imposibilidad de generar peligro con claridad y la Ponferradina se encontraba cómoda, destruyendo juego y buscando sentenciar. Isi lo pudo hacer a la hora de partido, pero si zurdazo no encontró el palo largo de la portería de Dani Barrio.

Pese a las adversidades, el conjunto soriano seguía intentándolo en función de las posibilidades del campo. Curro Sánchez la tuvo con un libre directo y con un centro a Zlatanovic que acabó con remate de cabeza del serbio. Carrión dio entrada a Néstor Albiach por Mateu para intentar buscar frescura en las ideas rojillas. En estas llegó el empate soriano, en otra jugada que tampoco habría ocurrido en un campo con condiciones óptimas. Tras un balón que no salía del barrizal en el que se había convertido la banda derecha del ataque rojillo, Gus Ledes centraba un balón que peinaba Curro Sánchez y Russo desviaba hacia su portería, donde aparecía Higinio para conseguir el tanto en boca de gol. A falta de diez minutos empataba el cuadro de Luis Carrión.

Los últimos minutos fueron un calco de lo visto hasta entonces, aunque los bercianos tuvieron las más claras en botas de Ríos Reina y Pablo Valcarce. Higinio pudo conseguir el tanto de la victoria soriana con un disparo a la media vuelta pero Manu García atraparía el esférico. No daría tiempo para más en el Toralín.

VAVEL Logo