Granada CF: el liderazgo del colectivo
Los jugadores del Granada CF celebran el triunfo ante el FC Barcelona. / FOTO: Antonio L. Juárez

“El secreto de todo esto son los jugadores”. Con esta respuesta concisa pero certera el entrenador del Granada CF, Diego Martínez, acababa con la incertidumbre y con el ansia de saber de la prensa deportiva patria, la que aún mira asombrada, aunque ya más acostumbrada, a la parte alta de la clasificación. Y es que la jornada marcada por el aplazamiento del Barça – Madrid no podía acabar de otra manera.

Hacía mucho tiempo que la Liga Santander no disputaba una de sus fechas con la ausencia de los dos colosos del fútbol español y mundial. Muchos expresaron su malestar, puesto que el duelo que paraliza al mundo quedaba paralizado hasta nueva orden debido a la situación social y política que aún se vive en la ciudad de Barcelona y Cataluña. Con ‘El Clásico’ fuera de la parrilla futbolera, también mostraron su indiferencia con respecto a los restantes nueve encuentros de la décima jornada, alegando su falta de interés. Afortunadamente, los que sí saben leer más allá del duopolio merengue – blaugrana pudieron encontrarle el jugo suficiente. Una jornada que se marchaba dejando un líder para nada habitual y para la historia.

El Granada CF salió victorioso de un nuevo duelo y ya firma cuatro triunfos consecutivos como local. En esta ocasión la víctima fue el Real Betis, que se marchó de Los Cármenes con más nubarrones a pesar del sol radiante que acompañó durante todo el fin de semana, y su entrenador Rubi con el agua al cuello. Los rojiblancos alcanzaron los veinte puntos y se sitúan como líder en solitario de la Liga Santander, algo que no sucedía desde el año 1973 con el Granada de Joseíto. El mundo del fútbol se ha hecho eco de tal gesta y los diarios deportivos abren con la imagen del equipo de Diego Martínez. Efectivamente, la del equipo. Y es que cualquiera que haya estado atento al inicio liguero de los andaluces podría confirmar que en Granada no hay estrellas más allá de las que “alhambran” el Paseo de los Tristes al pasar.

Desde la llegada del técnico vigués, el club nazarí se ha mostrado solidario, efectivo y capaz de adaptarse a los cambios y a las adversidades. Son condiciones que sin duda le facilitaron a los granadinistas su primer éxito: el ascenso a Primera. Actualmente, al equipo no parece afectarle su condición de novato en la categoría y se muestra ordenado, veloz y letal a balón parado por los campos españoles. El mérito de este liderato, por otro lado completamente anecdótico para Martínez, recae en la plantilla de este Granada CF. Lo aseguraba el propio Martínez tras el duelo ante los béticos. A pesar de contar con tan sólo 23 futbolistas en el primer equipo, todos ellos parecen estar enchufados y motivados con su rol. Esa es la clave para que un elenco corto de profesionales pueda alcanzar su objetivo particular, sea cual sea su ámbito. Y por ese momento pasan los rojiblancos. Sea desde el pitido inicial o bien entrando desde el banquillo, el futbolista siempre aporta para bien y colabora con el resto para conseguir un resultado positivo.

FOTO: Antonio L. Juárez
FOTO: Antonio L. Juárez

 

Álvaro Vadillo, Domingos Duarte, Antonio Puertas, Roberto Soldado, Carlos Neva, Rui Silva, Ramón Azeez… y más que se quedan en el tintero y que están cuajando una gran temporada. Los defensas protegen la retaguardia con uñas y dientes, la cual salva el guardameta luso cuando se le necesita, y ayudan en lo ofensivo por las bandas. Los delanteros son vitales en la finalización, en el aspecto anotador, y reman como un zaguero más en labores defensivas. Por supuesto, los centrocampistas propician la desarticulación del juego del rival y apoyan a los de arriba en busca del gol. Este Granada CF se nutre de una valía excepcional en la misión particular y una solidaridad total con el compañero que hacen girar las piezas de este engranaje diseñado por Diego Martínez.

De esta manera, el aficionado poco ha echado de menos a jugadores importantes cuando han caído lesionados, como pueden ser Fede Vico, Álex Martínez o Quini. Quizá la ausencia de Montoro es la que se nota con mayor fuerza en la medular, teniendo dificultades para hilvanar las combinaciones rojiblancas. Aún así, el equipo es líder y el colectivo se muestra preparado para cualquier reto. Y en el regreso a la élite. ¿Qué más se les puede pedir? A eso también contestó Diego Martínez: “nada”.

VAVEL Logo