Pedri: "Al futuro le pido llevarme el Mundial bajo los brazos"
Pedri, líder de la selección sub-17. FOTO: UD Las Palmas

A sus 3 años, y ante la mirada que su padre dirigía a sus primeros correteos sobre las playas tinerfeñas, Pedro González veía a años luz una vida con el balón como protagonista. Pero como en todo cuento de hadas, los sueños se cumplen de manera imprevisible. Pegado al balón y a sus tempranos dieciséis años, "Pedri" ha cambiado la humilde arena de su natal Tegueste por las glamurosas orillas de Rio de Janeiro en busca de su primer cetro representando a un país que ya fija sus ojos en él. El desparpajo que ya mostraba desde pequeño para el deporte del que le hicieron enamorarse su padre, su hermano y Andrés Iniesta, ha llevado al isleño a convertirse en una de las mayores ilusiones futbolísticas de los últimos años, no solo de su isla, sinó de su país. 

En plena disputa del Mundial sub-17 en tierras brasileñas, el jugador de Las Palmas, ya propiedad de todo un Barça, no ha dudado en abrirse al mundo del fútbol más allá de su innato talento que ya se ha expandido con fuerza en apenas un año. Una calidad que no le viene de nueva y que viene cimentando desde bien pequeño, como asegura ante las cámaras de la Selección Española: "Para mí el fútbol lo es todo. Casi con tres años iba con mi hermano y mi padre al campo, llevo jugando toda la vida", reconoce el futbolista, inmerso en sus primeros brotes de una ilusionante carrera. Su recorrido, como el de muchos, se forjó sin embargo desde abajo, en su pueblo natal: "Empecé en el Tegueste. Iba al campo desde pequeño, incluso antes de empezar en el fútbol".

El heredero de Andrés Iniesta

La pasión por el balón le viene de su padre, pero también del ya legendario Andrés Iniesta, con quien muchos lo asimilan: "Siempre me he fijado en Andrés, en su tranquilidad a la hora de jugar pero sobretodo en su persona. Cuando veía al Barça con mi padre tenía claro que quería ser como él, y  hasta quise cortarme el pelo". Del de Fuentealbilla, de quien se le espera ser el sucesor, Pedri ha heredado esa calma futbolística que tanto caracterizaba al "8": "Me defino como trabajador. Lo primero es el equipo. Intento aportar lo máximo posible al equipo, sobretodo con tranquilidad".

No solo en el que será su próximo equipo, el Barcelona, sinó con su país despuntó el manchego desde joven, algo que espera también hacer el propio Pedri ya desde su primer Mundial con la selección española: "Estoy muy feliz por poder estar aquí y por la confianza que me han dado desde el primer momento. Hay que disfrutar día a día de esta convocatoria. Somos un gran grupo y podemos hacer grandes cosas", asegura Pedri, quien reza por alzarse con el preciado trofeo: "Al futuro le pido llevarme el Mundial bajo los brazos, es algo que esperamos todos". Para cumplir esta meta, el canario ya conoce el camino, en el que no debe faltar el descanso tras derramar toda su pasión futbolística sobre el verde: "Es importante descansar y desconectar para estar bien, sobretodo con la selección. Son muchos partidos seguidos. Nos gusta desconectar jugando a la play", concluye la nueva perla del fútbol español.

VAVEL Logo