La
Masía por el mundo: Jordi Tur, el sostén del Cádiz CF B
Jordi Tur con el FCB Juvenil A la temporada 2016/2017. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Hay quienes viven del calor de los focos, otros, sin embargo, escapan de él. Centrado solamente en el manantial de calidad que desprenden sus botas, Jordi Tur comenzaba a despuntar con delicadeza al abrigo del fútbol balear. Acunando sus primeros pasos, la Penya Blanc i Blava reforzaba los sueños de Jordi, vistiendo los acordes iniciales de una melodía con muchas notas todavía por relevar. Iniciando su andadura en el cuadro ‘blanquiazul’ desde su etapa como prebenjamín hasta la edad infantil, el joven jugador conseguía abrazar la Liga ibicenca como benjamín y el Campeonato de Baleares con el alevín, coleccionando los primeros trofeos de una carrera triunfante.

El centrocampista, que empezaba a asomar con brío en el deporte rey, ensalzaba su nombre con el CF San Rafael, dónde militaría dos temporadas como cadete. Destacando de forma soberana en el cuadro de José Antonio Camero y compaginando su buen hacer con el equipo juvenil, la naturaleza de una joya sublime y la cubierta de un olfato goleador innegable llegaba hasta la Ciudad Condal, dónde aterrizaría la temporada 2014/2015 con apenas 16 años para reforzar las filas del FCB Juvenil B de García Pimienta. Tímido, con una humildad fehaciente, el jugador balear apenas tardaba en ganarse el cariño de una hinchada que todavía recuerda su rastro en La Masía.

Jordi Tur el curso 2015/2016 con el FCB Juvenil A. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Jordi llegaba a La Masía la temporada 2014/2015 procedente del CF San Rafael

La revelación de la cantera

En una plantilla cargada de jugadores de renombre como Carles Aleñá, Oriol Busquets, Carles Pérez o Marc Cucurella, el centrocampista ibicenco conseguía sobresalir con naturalidad en un escuadrón plagado de estrellas. Lejos del estruendo ensordecedor de escaparates mediáticos, Jordi Tur emergía en el FCB Juvenil B de ‘Pimi’ al compás de una calidad incontestable para convertirse con mera rapidez en una pieza fundamental en el esquema del técnico catalán.

Abasteciendo con orden el engranaje azulgrana, Tur saltaba el curso 2015/2016 al FCB Juvenil A de Gabri García y Albert Jorquera. Sin suerte en la competición doméstica dónde el RCD Espanyol alzaría el cetro liguero de forma incontestable con 19 puntos de ventaja sobre los azulgranas, en Europa la suerte volvería a serles esquiva, cayendo con dureza en los octavos de final. Pese al duro revés en su primera campaña con el FCB Juvenil A, Jordi Tur reforzaría su presencia en la plantilla la temporada 2016/2017, convirtiéndose en uno de los centrocampistas con más minutos junto con Álex Collado y Oriol Busquets para despojarse del amargo sabor de la campaña anterior.

Gabri dotaba al balear de más protagonismo en su segunda campaña con el FCB Juvenil A

Jordi con el FCB Juvenil A en la CE Joan Gamper. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Coronado por vez primera como campeón liguero con la elástica azulgrana y sosteniendo la columna vertebral de un FCB Juvenil A que lograría llegar hasta las codiciadas semifinales de la UEFA Youth League, los problemas con la creación de un posible ‘Barça C’ obligaron a Jordi Tur a decir adiós a La Masía tras alcanzar el éxtasis de llegar a entrenar con el primer equipo. Mermado con el sabor amargo del duro trance, la voluntad del destino no mermaba el coraje del balear, dispuesto a afrontar con fervor los nuevos desafíos de la vida.

De La Masía al Rosal

De extremo a extremo del país, con más de 1100km de distancia, Jordi apostaba sin miedo y con fe sus aspiraciones al porvenir del Cádiz CF tras tres campañas bajo la protección de La Masía. Vestido con una polivalencia distinguida capaz de teñir de calidad tanto el centro del campo como flanquear con elegancia el flanco derecho, Jordi firmaba por tres temporadas con el cuadro amarillo para fortalecer las aspiraciones del filial gaditano, recién ascendido a la Tercera División. Con sólo 19 años, el reto de disputar su primer año como sénior no le amedrentaba, consciente de que su luz no tardaría en volver a impregnar con frescura con el cuero zurcido a sus pies.

El balear con el brazalete de capitán. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Al amparo de un club histórico y con un proyecto deportivo ilusionante, la técnica depurada del centrocampista apenas demoraba en aparecer. La carta de presentación del isleño asomaría con vehemencia en el primer partido de pretemporada del Cádiz CF B, adorando con un gol su excelsa virtud sobre el tapete ante el Jerez Industrial. Sorprendiendo a propios y extraños, la constancia y el trabajo constante de Jordi le convirtieron en el bastión principal del equipo de Mere, avalando además su rápida presencia en los entrenamientos del primer equipo.

Jordi fichaba por el filial del Cádiz CF la temporada 2017/2018 tras tres campañas en La Masía

Referente en la medular desde su llegada, el filial amarillo lograba alcanzar las codiciadas eliminatorias de los ‘play-offs’ hacia la categoría de bronce en su primer curso con el elenco andaluz. Sin suerte en el devenir del ‘submarino amarillo’, un año más tarde el azar compensaría su esfuerzo. Sin demoras y desplegando una visión de juego excelsa sobre el tapiz, Jordi capitaneaba con fulgor al filial gaditano al merecido ascenso a Segunda División B. Eliminando con solidez al Socuéllamos y la Unión Vera en las últimas eliminatorias, el Cádiz CF B conseguía colarse con todos los honores en la prestigiosa competición. Tras el fallido ensaño por asediar el ascenso el curso anterior, el filial no falló en la segunda intentona, regalando el mereció premio de la renovación al centrocampista pitiuso.

El sostén de Pavón

Clave en la escala del Cádiz CF B a la Segunda División B, el club andaluz premiaba la entrega del balear este verano con una ampliación de su contrato hasta el 30 de junio de 2021. A sus espaldas, 40 partidos y un total de cinco goles con el navío ‘cadista’ en la temporada del ascenso avalaban el reconocido premio de la renovación, apostando gran parte del acontecer del equipo de Juanma Pavón en las botas de Jordi Tur.

Tur celebrando un gol con el Cádiz CF B. Foto: Cádiz CF

El Cádiz renovaba a Jordi, que finalizaba contrato, ampliando su vinculación hasta 2021

Sumidos en el Grupo IV de la Segunda B, el Cádiz CF B camina en la séptima plaza con 17 puntos, a sólo tres de la zona de ‘play-off’ marcada por el CD San Fernando y a siete unidades del líder, el FC Cartagena. Convertido en pieza clave en el filial, Jordi ha completado como titular los once encuentros disputados hasta la fecha, disfrutando de la totalidad de los minutos en ocho de ellos. Versátil en el corazón del verde, a sus 21 años el mediocentro aspira a seguir escalando al amparo del club gaditano. Baluarte en la columna vertebral del filial ‘cadista’, el rumbo del escuadrón no se entiende sin su presencia. Admirado por su brillante capacidad de sacrificio y adorado por una humildad que estrecha como bandera, Jordi tratará de asaltar las filas del primer equipo si Álvaro Cervera lo requiere. Talento, entrega y pasión acicalan su gran inteligencia táctica, capaz de moverse con destreza por cada recodo del verde. El Rosal aplaude la clase y entrega de Jordi Tur, una joya legítima fundida en la calidez de La Masía y dispuesta a seguir radiando con la zamarra amarilla.

MEDIA: 5VOTES: 2
VAVEL Logo