La segunda parte ahoga al Espanyol
Campuzano, sobre el terreno de juego / Foto: Noelia Déniz (VAVEL).

Se enfrentaban Atlético de Madrid y RCD Espanyol en Liga tras disputar ambos equipos partidos continentales durante la semana. Los locales, por su parte, volvieron de Leverkusen con una dolorosa derrota por 2-1 que manifestaba los problemas de los últimos partidos de los muchachos de Simeone. Un día después, el Espanyol se pegaba todo un homenaje en su estadio contra el Ludogorerts búlgaro ganándoles por 6-0 y haciendo que tanto aficionados como jugadores pericos recuperaran la moral y la confianza para prolongar la racha en Liga.

De esta manera, ambos entrenadores apostaron por onces con varias novedades. El Cholo, por su parte, sorprendió colocando a Saúl en el lateral izquierdo, así como con las titularidades de Trippier, Herrera y Correa. En cambio, Machín, decidió dejar fuera a Pedrosa y dar entrada a Javi López, buscando un perfil más defensivo en el lateral andaluz. Asimismo, Machín dejó en el banquillo a Melendo y a Vargas, dejando la mediapunta titular a Wu Lei y Darder.

45 minutos de ilusión

El partido comenzó tremendamente igualado, con posesiones largas del Espanyol y transiciones rápidas al contraataque por parte del Atlético. Transcurrido el primer cuarto de hora de partido, Morata tuvo la ocasión más clara para los rojiblancos, pero su vaselina sobre Diego López salió desviada.

A continuación, llegaría el primer contratiempo para el conjunto perico: Naldo abandonaba el terreno de juego lesionado y entraba en su lugar Dídac, reconvertido en central. Poco después, Wu Lei estaría a punto de conseguir poner por delante a los blanquiazules, pero su disparo salió rozando el palo de la portería defendida por Oblak.

El que no fallaría sería Darder. La presión alta del equipo de Machín hizo que Thomas fallara en la entrega de un pase, Víctor Sánchez se anticipe a Koke, se la pasara a Darder, y este, con un disparo cruzado maravilloso pusiera el 0-1 en el luminoso a falta de cinco minutos para acabar la primera mitad.

Al equipo de Simeone se le ponía cuesta arriba el partido y encontró su premio al filo del descanso. Un balón largo de Thomas hacia Morata que cuelga el balón y, cuando está a punto de introducirse el balón en la portería, Correa remata a la red. Entonces, el línea levanta el banderín por fuera de juego del delantero madrileño. Gil Manzano anula el gol, pero recibe el aviso del VAR por posible posición correcta. El árbitro extremeño es corregido por el VAR y termina validando un gol muy dudoso.

Una segunda parte de locos

Tras el paso por vestuarios, el Atlético comenzó bien la segunda parte, apretando al Espanyol y poniendo en compromiso varias veces a la línea de tres centrales pericos. Es entonces cuando, en una falta lateral, Felipe y David López tienen un encontronazo. Gil Manzano acude al VAR y, tras dos minutos de espera, decide que no hay penalti de David López si no falta en ataque del defensa portugués.

Con casi una hora de juego, un balón al hueco entre ambos centrales del Espanyol llega a Morata quien, tras forcejear con David López, bate a Diego López y culmina la remontada para su equipo.

Intentó Machín que su equipo reaccionara introduciendo a Campuzano y Melendo en el terreno de juego y a medida que pasaban los minutos, el Espanyol se acercaba más y más peligrosamente al área colchonera generando un run run continuo en las gradas del Metropolitano.

Este peligro constante se manifestó de lleno en el minuto 85 cuando, una falta colgada por Darder, era rematada a gol por David López. El defensa catalán había entrado solo y sin oposición y remata prácticamente a bocajarro a Oblak pero, entonces, Gil Manzano anula el gol. El colegiado interpreta que hay un empujón de Bernardo a Koke y da por inválido el gol.

Con el Espanyol volcado arriba en buscando de la épica del empate, una pérdida de Víctor Gómez en medio campo genera una contra que Koke acaba rematando, completamente solo en el área perica, hasta el fondo de la red.

Escala así puestos en la clasificación el Atlético, poniéndose en tercer lugar a un punto de Madrid y Barça, mientras que el Espanyol sigue estancado en la zona de descenso con la que ha sido su tercera derrota consecutiva en Liga.

VAVEL Logo