Luis Suárez y Messi empatan por la paz
Messi y Luis Suárez se vieron las caras en Tel Aviv. FOTO: Noelia Déniz

El Clásico de las Américas voló hasta Tel Aviv para abarrotar el prestigioso estadio Bloomfield, albergando a más de 30.000 personas que presenciaron el lado más solidario de la rivalidad entre las selecciones de Argentina y Uruguay. El duelo, marcado históricamente por esa tensión que se respira en campos como la Bombonera o el Centenario, se saldó con un trepidante empate a dos que tuvo como protagonistas a las dos estrellas del FC Barcelona, Leo Messi y Luis Suárez, poco habituados a verse frente a frente. Fue precisamente la afinidad de los dos azulgranas la que marcó el devenir de un choque, el último de carácter amistoso antes de dar pie a la clasificación sudamericana para el Mundial de Catar de 2022, que tuvo como objetivo lanzar un mensaje de paz al país israelí, enmedio de un conflicto que no parece tener fin.

Suárez y Messi, protagonistas

A pesar de tratarse de un evento benéfico, el partido que más expectación ha levantado en los últimos años en Israel no defraudó en cuanto a la competitividad exprimida sobre el césped entre dos países tradicionalmente antagónicos. El duelo, marcado por el enfrentamiento entre Messi y Luis Suárez, tuvo de todo. Empezando porque ambos blaugranas marcaron a balón parado, el argentino desde el punto de penalti y el uruguayo mediante un libre directo, y terminando por un encontronazo que protagonizaron Messi y Edinson Cavani, la velada no defraudó en absoluto. 

El choque tuvo siempre ese ingrediente que caracteriza al fútbol sudamericano, sin claro dominador, dos equipos aguerridos y un juego vertiginoso con el contraataque como principal atracción. Argentina, mostrando la cara que ya vislumbró ante Brasil, puso en Messi sus esperanzas para erigirse en el marcador. El 10 del Barça se puso a su equipo a las espaldas forjando esos correteos que tanto le caracterizan y esos tiros de falta que tanto le gustan. Sin embargo, fue el combinado uruguayo el que se adelantó en el marcador. Fue de la mano del delantero del Paris Saint Germain Edinson Cavani, quien se adjudicó la papeleta de referencia ofensiva "charrúa" en el minuto 34, finalizando una jugada de Luis Suárez. No respondió Argentina hasta la segunda parte, cuando por intercesión de Messi, Aguero remataba un balón para hacer la igualada. La fiesta estaba servida, pero aún quedaba lo mejor. Primero el uruguayo, Luis Suárez, con uno de esos libres directos a los que no llega ningún portero, ponía el 2 a 1 en el marcador, y en el descuento, era Leo Messi quien, de penalti, cerraba la igualada. Suárez y Messi protagonizaban así un vertiginoso empate entre Argentina y Uruguay antes de poner rumbo hacia la ciudad condal para continuar con la rutina de su equipo.

 

VAVEL Logo