Y Guti dio con la tecla
Valentín Vada celebra el penalti que abrió la lata en Los Juegos Mediterráneos. Fuente: UD Almería 

Hacía casi un mes desde la última victoria de la UD Almería en la división de plata. Fue ante el Extremadura, en casa y con Pedro Emanuel a los mandos del equipo. Las dudas durante estas últimas semanas eran constantes. Tanto es así que se llegó a destituir al propio Pedro Emanuel una semana después del último triunfo de los indálicos. Llegaría la figura de Guti para sustituir al portugués en la dirección técnica, y los dos primeros partidos del nuevo DT rojiblanco provocaban más de lo mismo (dudas). Tres empates consecutivos. El entrenador madrileño debía dar un paso al frente este domingo ante el CD Numancia, si quería disipar la incertidumbre que había entorno a esta UDA; y lo hizo frente a todo un aspirante al playoff.

Quien no arriesga, no gana, debió pensar Guti esta última semana. A más de uno se le habrá derramado el café esta mañana al ver el once del Almería. Una alineación con un esquema totalmente distinto y con varios nombres insólitos. El de Torrejón apostaba por un 4-2-2-2, remplazando el frecuente 4-2-3-1 implantado desde la etapa de Pedro Emanuel, y con jugadores como Juan Muñoz, Petrovic, De la Hoz en la zaga o Fernando como principales novedades. Los sacrificados fueron futbolistas de alto calibre como Maras, Aguza, Coric o el mismísimo capitán del equipo, René Román. La idea de ello era un juego más dinámico, donde primara el primer toque y el desequilibrio desde las costados. El resultado fue asombroso.

A los dos minutos de comenzar el choque, una zancada explosiva de Darwin Nuñez provocaba que el defensa numantino Carlos, derribará al delantero uruguayo. Amarilla al central visitante y penalti a favor de la tropa de Guti. Penalti que transformaría el argentino Valentín Vada que para suerte del mismo, su disparo desde los 11 metros rebotó en el hombro del guardameta Dani Barrio. 1-0. 

Tras la anotación tempranera de los locales, los de Carrión apretaron a los rojiblancos a base de corazón. Pero con eso no bastaría. Los primeros acercamientos de los rojillos al área almeriense, fueron atajados contundentemente por Fernando. El alirón visitante quedaría reducido; el Almería de Guti volvía a la carga. Las contras estaban manejándose a las mil maravillas. La calidad individual de los indálicos hacían acto de presencia. Se estaba jugando al primer toque y, por ende, Vada cuajaba su mejor actuación. Las bandas estaban siendo un quebradero de cabeza para el Numancia. Y estas se hicieron protagonistas a la media hora de encuentro.

Corría el minuto 31 en Los Juegos Mediterráneos. José Corpás cedió el esférico a su compañero Iván Balliu para que el catalán enviará un centro desde la derecha a medida para Lazo quien remataría de primeras ante Dani Barrio. Golazo del gaditano, quien se vería favorecido de la verticalidad expuesta en el juego durante la primera mitad. Dicha verticalidad fue regular hasta el comienzo de la segunda mitad, provocando que no se moviera ni una vez más el luminoso. 

La segunda parte de los rojiblancos fue más de oficio que de brillantez futbolística. Los de Guti tuvieron que ponerse el mono de trabajo, incitándoles a que estuvieran con una mayor implicación de la habitual en el apartado defensivo. Evidencia de ello, fue el cambio de sistema con la entrada en el 56' de Aguza en lugar de Juan Muñoz.

El inglés Appiah también haría de la partida aunque, a diferencia del mencionado anteriormente Aguza, saliendo mal parado del choque. Cuanto más minutos disputa el joven, menos apto se le ve para jugar en la división de plata. Fallón, individualista y despreocupado de su alrededor si el balón no pasaba sus botas. Volviendo al apartado colectivo, el Almería se encontraba con el partido bajo control. La victoria estaba cada vez más cerca. Pero cuando menos lo esperábamos, llegaría la expulsión de Petrovic por doble amarilla que dejaría a los locales con uno menos a 15' del final. Se presentaba un final de locos en Los Juegos Mediterráneos. 

A los cinco minutos, el recién entrado al campo Guillermo, descontaría la desventaja visitante tras aprovechar un barullo dentro del área local. No obstante, el gol sería revisado por el VAR por un posible fuera de juego que finalmente resulto ser cierto, dejando a los numantinos con la miel en los labios. Los rojillos siguieron en sus trece con la búsqueda del ansiado gol. Las ocasiones se iban sucediendo pero el meta rojiblanco Fernando Martínez era un muro. No había por donde hacerle cosquillas. Llegaría el 97' y el colegiado señalaría el pitido final. Los tres puntos se quedaban en casa.

El Almería vuelve a la senda del triunfo, dejando con la boca abierta a su afición durante los primeros 45 minutos ,pero con los nervios a flor de piel en los últimos instantes del choque. A pesar de ello, tres puntos que refuerzan la figura de Guti con creces y la de algunos futbolistas como el veterano Fernando Martínez. Victoria de los rojiblancos que vuelven a la segunda plaza tras dos jornadas alejados de la misma. Próxima cita, el día 30 en tierras tinerfeñas. 

MEDIA: 4.7VOTES: 3
VAVEL Logo