La Real trabaja el partido frente al Valladolid
(Foto://Real Sociedad)

Después de la cómoda goleada ante el Eibar por 4-1 el pasado sábado 30 de noviembre en Anoeta, a la Real le faltaron horas para volver a ponerse al trabajo. Los de Alguacil, no desaprovechan el tiempo y el domingo a las 10:30 volvieron al trabajo en Zubieta dando comienzo a una semana intensa de trabajo para preparar el siguiente encuentro frente al Valladolid.

La Real sabe que para luchar por los puestos altos de la clasificación va a tener que trabajar duro durante todo el año, pelear todos los encuentros y esforzarse al máximo si quiere conseguir los objetivos que tanto desea. La teoría está clara y la práctica, de momento, parece que también. El cuarto puesto en la clasificación y los 26 puntos así lo reflejan. La misma cantidad, en cuanto a los goles a favor y 18 goles en contra también lo certifican. Pero sobre todo, si por algo destaca la Real es por su juego. Un estilo bien definido que Imanol Alguacil ha conseguido gracias a la constancia, el esfuerzo, la dedicación y el duro trabajo que desempeña la Real en los partidos pero también en los entrenamientos. 

Esta semana, no va a ser diferente. A pesar de la buena actuación frente al Eibar, el próximo domingo el equipo donostiarra disputará un partido crucial y un rival directo como lo es el Real Valladolid. Este tipo de partidos son de los que se acuerda uno a final de temporada, y el cuadro txuri - urdin prepara a conciencia el encuentro de Pucela. 

Después del entrenamiento del pasado domingo, los jugadores disfrutaron el lunes de su día libre semanal. Volvieron a los entrenamientos el martes día 3 a las 10:30. El equipo trabajó tareas de posesión, libres directos y demás ejercicios. Varios jugadores estuvieron ausentes. Mikel Oyarzabal no se ejercitó por unas pequeñas molestias en una uña del pie. Aritz Elustondo, tampoco saltó al verde de Zubieta debido al esguince que sufrió el pasado sábado y Aihen tampoco lo hizo por la leve lesión que sufrió en el entrenamiento del domingo. Por otro lado, Asier Illarramendi y David Zurutuza, siguen recuperándose de sus respectivas lesiones. 

El conjunto donostiarra se ejercitará miércoles, jueves, viernes y sábado a puerta cerrada en Zubieta, todos los días a las 10:30 de la mañana, como es habitual.

El próximo domingo, la Real visitará el estadio José Zorrilla para enfrentarse al Real Valladolid. El equipo vallisoletano es decimoquinto clasificado con 18 puntos y viene de empatar a cero frente al Celta y de una derrota por un gol a cero frente al Sevilla. El partido se disputará a las 16:00.

VAVEL Logo