El debate: ¿debe Zidane seguir contando con Gareth Bale?
Fotomontaje: Javier Jábega (VAVEL)

La situación de Gareth Bale en el Real Madrid es complicada. El extremo galés, quien en el mercado de fichajes estival parecía tener las horas contadas en el conjunto blanco, continúa rodeado de polémica tras lucir una bandera de Gales en la que se podía leer “Wales. Golf. Madrid. In that order”.

Luego de los rumores que situaban hace escasos meses al extremo del Real Madrid en la Superliga China, Gareth Bale decidió quedarse en la capital española y volver a hacerse un hueco en las alineaciones titulares de Zinedine Zidane.

Gareth Bale, envuelto en acciones polémicas que afectan al Real Madrid, continúa siendo un pupilo más de Zinedine Zidane, pero la afición madridista está pendiente de cada acción del jugador. La paciencia blanca se agota y Gareth Bale tiene una nueva oportunidad de rencontrarse con el jugador número 12 y aumentar su palmarés de la mano del Real Madrid.

Gareth Bale, un jugador útil para el Real Madrid de Zidane (Javi García)

El fútbol, en el caso de Gareth Bale, no tiene memoria. En cambio, los aficionados al buen fútbol y, por ende, al Real Madrid, sí la tenemos y recordamos con nostalgia los últimos años dorados de la historia de la entidad blanca. 

El expreso de Cardiff aterrizó en la capital española para defender los colores del Real Madrid el 1 de septiembre de 2013, convirtiéndose en uno de los galácticos más esperados por la parroquia madridista. Gareth Bale cumplió su sueño gracias al empeño y constancia de Florentino Pérez, presidente blanco que luchó lo que no está escrito para convertir en realidad un deseo generalizado entre los merengues.

Gareth Bale se convirtió en la tercera pieza de un tridente sin precedentes en la historia del fútbol español. Verticalidad, desborde, astucia y gol. Esas cuatro palabras definieron a la perfección al trío atacante formado por Cristiano Ronaldo, Benzema y el extremo galés. La adaptación al fútbol español para Gareth Bale no fue sencilla, pero sí estuvo repleta de títulos. 

El futbolista galés siempre ha sido cuestionado por la prensa y por los propios aficionados del Real Madrid. Del mismo modo, siempre ha rendido en el campo y ha aparecido en las grandes citas que en los últimos años ha vivido una de las entidades futbolísticas más importantes del mundo. Las dudas de la hinchada blanca no se han debido a su falta de calidad o talento, sino a una intermitencia fruto de las lesiones, algo contra lo que los futbolistas profesionales no pueden hacer absolutamente nada. Además y remitiéndonos a los hechos, el extremo galés ha sido pieza clave de algunos de los triunfos europeos más recientes de la historia blanca, como lo fue la final de la UEFA Champions League celebrada en Lisboa ante el Atlético de Madrid en 2014.

Gareth Bale celebra el 2-1 en la final de la UCL (2014) / realmadrid.com
Gareth Bale celebra el 2-1 en la final de la UCL (2014) / realmadrid.com

Durante sus más de seis temporadas vistiendo la elástica del Real Madrid, Bale ha demostrado ser un jugador apto y válido. Asimismo, tiene a sus espaldas una trayectoria en la máxima categoría inglesa (Southampton, Tottenham) que le avala y que certifica que se trata de un jugador especial, brillante y totalmente capacitado para ser útil en la campaña 19/20 en la que el Real Madrid espera continuar realizando un buen papel de la mano de Zinedine Zidane.

Sus principales competidores, Vinicius Jr y Rodrygo Goes, son, como quien dice, unos recién llegados al Real Madrid y al fútbol de élite, por lo que no poseen la experiencia necesaria como para cumplir con nota en las citas importantes que se le presenten a los blancos a lo largo de esta campaña. El expreso de Cardiff, a sus 30 años, ha vivido un sinnúmero de situaciones que han terminado de forjarle y curtirle como persona y como deportista profesional. 

Un claro ejemplo de ello fue el encuentro disputado en el Santiago Bernabéu ante el PSG. Luego de vivir un verano repleto de rumores, enrevesado y complicado, Bale esperó su oportunidad en el banquillo, y cuando ésta llegó, el expreso de Cardiff aportó todo lo posible en los minutos en los que estuvo sobre el césped. Otro de los ejemplos del grado de implicación del galés se remonta al choque en Mendizorroza ante el Alavés. Bale inició el duelo en Vitoria-Gasteiz como titular y demostró capacidad de adaptación a un nuevo sistema de juego en el que el extremo zurdo del Real Madrid tuvo que implicarse defensivamente. 

Por lo tanto y hasta que el futuro del galés deje de ser una incógnita, Zinedine Zidane debe seguir contando con él y recurriendo a él siempre que lo considere necesario. Gareth Bale, cuestionado y puesto en duda por casi todo el mundo desde su llegada al club blanco, ha demostrado ser un sensacional profesional y un futbolista excelso, algo que no debe empañar un amplio sector de la prensa con campañas de odio y desprestigio. 

Gareth Bale, la gran ausencia del Real Madrid (Alex Rumí, @AlexRumiUDA)

El jugador galés del conjunto blanco llegó a la casa blanca a última hora del mercado de fichajes en agosto de 2013. Un fichaje que ilusionaba al madridismo y una delantera formada entre Cristiano Ronaldo, Karim Benzema y Gareth Bale podría triunfar en España, Europa y el resto del mundo… Y así fue, pero ¿debe contar Zinedine Zidane con Gareth Bale?

Gareth Bale, presentado como un futuro balón de oro cuando aterrizó en la capital de España, poco a poco ese pensamiento ha ido disminuyendo hasta quedarse en un “pudo ser, pero no”. Las lesiones en el sóleo, el idioma o la falta de amistad en el vestuario han podido condenar a Gareth Bale y perder la confianza de Zinedine Zidane que más de una vez, en esta temporada, ha dejado en el banquillo, justamente, al galés. Y gracias a ello, jugadores como Rodrygo ha podido demostrar que está capacitado para estar por y para el Real Madrid.

El ex del Tottenham Hotspur se ha visto envuelto en varias polémicas que se pueden relacionar directamente al Real Madrid como las declaraciones de su representante Jonathan Garnett o la famosa bandera mostrada en el pasado partido internacional entre Gales y Hungría donde se mostraba un mensaje irónico “Wales, Golf, Madrid in that order”. El representante de Gareth Bale afirmó que el mensaje iba hacia la prensa debida a una supuesta campaña mediática en contra del galés. Un mensaje que fue la gota que colmó el vaso entre el jugador galés y la afición merengue que se lo hizo saber en el pasado Real Madrid – Real Sociedad, donde Gareth Bale sonrió mientras calentaba en la banda del Santiago Bernabéu. Acciones que Zinedine Zidane debe tener en cuenta y dar oportunidades a otros jugadores, en lugar del galés.

¿Se merece seguir en el Real Madrid? El galés ha dado títulos al Real Madrid, pero con acciones como la bandera o mensajes del propio jugador donde afirma que necesita pensar en más cosas que no sean fútbol, son acciones que afectan en primera persona a la entidad blanca. Jugar en el Real Madrid significa presencia, constancia, trabajo. No se duda del trabajo de Gareth Bale, pero en esta temporada, la presencia del galés ha disminuido, mientras que, para la selección galesa, el ‘11’ estaba disponible para disputar 180 minutos en cada parón de selecciones.

Gareth Bale aplaudiendo a la grada antes de ser sustituido en el Santiago Bernabéu | Foto: VAVEL
Gareth Bale aplaudiendo a la grada antes de ser sustituido en el Santiago Bernabéu | Foto: VAVEL

En las vitrinas del conjunto blanco se pueden encontrar títulos que forman parte de Gareth Bale, como por ejemplo la última Champions League conseguida con dos goles del galés ante el actual campeón, Liverpool. La relación entre equipo/afición y jugador está tirante y la mejor opción para ambas partes, es transferir al galés ya que ha dado todo por el equipo y como él mismo comentó en una rueda de prensa “está más pendiente de otras cosas que del fútbol

Zinedine Zidane tiene un gran dilema. El francés cuenta con futbolistas de alto nivel, entre ellos Gareth Bale, pero la relación entre ambos, visto lo visto, es nula, entrenador – jugador, jugador – entrenador, no hay más. Una relación que no mejora y afecta a ambos. Zidane fue contundente en una rueda de prensa tras un partido de pretemporada donde afirmaba que si Bale se iba que fuese al día siguiente.

Una declaración del francés que puede estar relacionada a la que ya hizo en la previa del Real Madrid Paris Saint Germain donde Zizou aseguraba estar enamorado de Kylian Mbappé y el cambio entre el francés y el galés sería la mejor opción para el Real Madrid. La afición blanca mostró su agrado hacia Kylian en el partido de Champions League mientras que con Gareth Bale sonó algún que otro silbido en contra del galés. Un ejemplo más de la relación tirante entre todas las partes. La relación entre Real Madrid y Gareth Bale debe romperse después de tanta polémica con una bandera, representante del galés, lesiones, inexistente relación con el entrenador y sin apoyo de la afición blanca.

Ahora mismo, la mejor opción para Gareth Bale es abandonar el Real Madrid y encontrar un equipo donde sí pueda disfrutar con su afición, rencontrarse con su mejor versión y entenderse con su entrenador.

MEDIA: 5VOTES: 11
VAVEL Logo