Hasta 2022 y más allá
Foto: Real Valladolid

Sergio González aterrizó el 10 de abril de 2018 en Valladolid después de estar más de dos años sin dirigir a ningún equipo, llegó con el equipo en la decimoprimera posición a 3 puntos de los playoffs de ascenso a primera división. Los resultados con el anterior entrenador, Luis César Sampedro, no habían sido positivos, tampoco la forma en la que llevaba el vestuario. En 8 jornadas Sergio logró cambiarle la cara al equipo, transmitía alegría y confianza a la afición, a pesar de que el primer partido lo perdió contra el Sporting de Gijón, el pucela venció al Oviedo, al Numancia, al Albacete, a La Hoya Lorca y al Osasuna, gracias a esto se consiguió meter en los playoffs de ascenso.

El primer partido fue contra el Sporting de Gijón en casa, el Valladolid ganó por 3-1 dejando la eliminatoria bastante clara para los pucelanos, estos no temblaron y en la vuelta ganaron por 2-1, el total de la eliminatoria fue 5-2. Tras vencer a los asturianos tan solo el Numancia separaba al pucela del sueño de poder volver a ser equipo de Primera División. A los de Sergio González no les tembló el pulso y ganó 0-3, el Zorrilla esperaba impaciente la vuelta para vivir una fiesta y esta se acentuó cuando Jaime Mata anotó su último gol como blanquivioleta, supuso el empate a 1 y el estallido del José Zorrilla. El milagro se consumó, lo que Sampedro no había sido capaz de hacer, Sergio lo logró, dotó al equipo de identidad propia y lo ascendió.

Al subir de categoría los problemas no hicieron más que empezar, Jaime Mata, el máximo goleador del equipo fichó por el Getafe, el club no podía realizar fichajes por la falta de dinero. Aun así Sergio no se tambaleó y se mostró agradecido por todo lo que hacía el Valladolid para mejorar la plantilla. El inicio de la temporada fue muy bueno, incluso se llegó a hablar del “europucela”, lógicamente, con el paso de las jornadas el equipo fue bajando posiciones. A mitad de temporada llegó Sergi Guardiola, refuerzo fundamental para conseguir la permanencia, Sergio confió en él y en la jornada 37 contra el Rayo Vallecano, el Valladolid se salvaba con un gol de Guardiola.

Esta temporada el equipo tiene más presupuesto y ha podido hacer más fichajes, pero sin duda alguna la mejor noticia ha sido la renovación del entrenador catalán hasta el año 2022. Sergio ha cambiado el club en poco más de año y medio, consiguió ascender a un equipo al que muchos daban por muerto, en la temporada 2018-2019 permaneció en primera división con el presupuesto más bajo de toda la categoría, ha logrado dotar al equipo de una identidad propia, los jugadores creen en el entrenador y el entrenador en los jugadores y la afición en ambos.

VAVEL Logo