Análisis postpartido: victoria a la francesa
Karim Benzema celebra el segundo gol del partido. Fuente:Real Madrid 

Los blancos llegaban a esta décimo sexta jornada de liga tras vencer al Alavés la semana pasada en Mendizorroza en un partido complicado donde Zidane supo dar con la tecla para llevarse los tres puntos y seguir con la igualdad en el primer puesto para esta jornada.

Tras la victoria ante el Alavés, los blancos afrontaban este partido como el más asequible de cara al mes que de diciembre que les espera a los de Concha Espina, pues después de la llegada de los periquitos, esperan al Real Madrid el Valencia y el Barcelona en dos campos siempre difíciles y donde se respira alta tensión.

Los once de Zidane

Zizou presentó un once con alguna que otra sorpresa debido a las bajas que el equipo atraviesa. El técnico francés presentó un 4-3-3; Courtois, volvía bajo palos tras ser suplente en Álava, línea de cuatro para Mendy, que tras la baja de Marcelo ocuparía el lateral izquierdo, Sergio Ramos, Varane y Carvajal; el centro del campo sería para Toni Kroos, Casemiro y Fede Valverde y arriba en ataque; Vinicius, Karim Benzema y Rodrygo.

Un Madrid que se antepuso a la presión alta de los de Machín

El Espanyol fue con las ideas claras al Santiago Bernabéu para ver si podía arañar al menos un punto, es algo que se vio desde el minuto 0 con la alineación de Pablo Machín que metió a cinco centrocampistas para apretar arriba la salida del balón de los blancos.

Durante la primera parte esta presión metió en algún aprieto a los de Zidane y no les hizo jugar cómodos, pero el Real Madrid puede prescindir de la comodidad para que en este caso Varane tras una jugada ingeniosa de Karim Benzema haga el primero para comenzar a llevarse el partido.

Durante la primera parte vimos poco más, un partido que no terminó de cerrarse gracias al planteamiento de los técnicos.

En la segunda mitad más de lo mismo pero con el Madrid un tanto más intenso, pues Karim Benzema pudo haber hecho antes el segundo gol de no haber sido por la actuación de Diego López que sacó un mano a mano al galo y que siempre estuvo muy activo sobre su defensa para que las llegadas blancas no llegasen a más, hasta que otra genialidad de Benzema, haciendo de listo de la clase tras un saque de banda, pudo hacer el segundo gol a pase de Fede Valverde para sentenciar el partido y dejar los tres puntos en Madrid a la espera de un pinchazo del Barcelona que deje a los blancos como primeros en la clasificación antes de llegar al Camp Nou.

VAVEL Logo