Wu Lei le devuelve la felicidad al Espanyol
Wu Lei durante un partido con el Espanyol. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Clasificados y con buenas sensaciones. El Espanyol consiguió clasificarse para la siguiente ronda de la Copa del Rey después de ganar al Lleida Esportiu por 0-2, con un doblete de Wu Lei, que hizo un muy buen partido y estuvo eficaz de cara a portería para darle la victoria al conjunto perico. El Espanyol dominó la posesión durante todo el partido y recuperó buenas sensaciones de cara al vital partido de este domingo en el que se enfrentará al Leganés en Butarque. El Lleida, pese a tener alguna que otra ocasión, no estuvo acertado y nada pudo hacer para evitar la derrota en la segunda mitad ante un muy buen Wu Lei.

La Copa del Rey se presentaba esta temporada para el conjunto perico en un momento bastante complicado, en el que los resultados no acompañan.  El cuadro blanquiazul se mantiene en los puestos de descenso en La Liga Santander y busca modificar esa mala racha, pero antes de eso tenía que desplazarse a Lleida para disputar el partido de Copa. El Lleida Esportiu, que recibía a los pericos en este duelo copero, tampoco atravesaba su mejor momento y llegaba a este choque  con la intención de ganar y pasar a la siguiente ronda. 

Atasco y incomodidad en el Espanyol

El encuentro empezó bastante mejor para el Lleida Esportiu, que se mantenía cómodo en el campo ante la baja intensidad que el Espanyol le ponía al juego. Los pericos tuvieron bastantes problemas en los primeros minutos para salir con el balón jugado y de manera ordenada. Esto favorecía al equipo ilerdense a la hora de emplear su plan de defender bien atrás para luego salir rápido al contragolpe. Poco duró esta situación, ya que con el paso de los minutos el Espanyol fue haciéndose con las riendas del partido y dominó la posesión del balón con criterio, aunque delante se encontró la férrea defensa del Lleida, con las líneas bien organizadas herméticamente.

En una acción de contragolpe por parte del Lleida, Jose Ruiz lanzó un buen balón a la portería de Andrés Prieto, que sacó en el primer palo Naldo, quedando el rechace para Javi López, que sin pensárselo dos veces la lanzó lejos de la portería perica. El Espanyol, que quería jugar por el centro, se vio envuelto en una tremenda acumulación de jugadores del Lleida que le impidieron avanzar por ahí. Eso también hizo que se produjeran multitud de faltas, y que el partido se trabara más de la cuenta.

Más tarde la volvió a tener Jose Ruiz en una jugada en la que penetró en el área perica con una pared con Fernando Cano, para luego tirar un potente disparo que tocó en el lateral de la red, para fortuna del Espanyol. Los locales creaban más peligro mediante contragolpes, ante el el cuadro blanquiazul, que dominaba el balón pero cuando cruzaba el centro del campo se atascaba y no conseguía llegar a portería. El encuentro llegó con empate 0-0 al descanso tras una primera parte muy espesa, en la que los de Pablo Machín no pudieron hacer su juego por la buena defensa que tenían enfrente.

Mejoría perica y Wu Lei estelar

En la segunda mitad se notó una notable mejoría para los blanquiazules. Tras el descanso, los pericos consiguieron superar la barrera defensiva del Lleida, poniéndole mas velocidad al juego. Nada más reanudarse el juego la tuvo Piatti, que remató de forma defectuosa a un centro de Pipa, y su disparo lo atajó sin problemas Arnau Vidal. Pese a ello, el Espanyol siguió insistiendo y de la mano de Wu Lei se adelantaría en el marcador en una jugada en la que el delantero recibió un muy buen balón en largo que controló, y en el mano a mano ante Arnau Vidal definió con un disparo sútil con la zurda para poner el primero de los barceloneses.

Con el marcador a su favor, la intensidad visitante no decayó y siguió dominando el balón ante un Lleida al que le entró las prisas al ver que necesitaba marcar dos tantos para mantener la esperanza de poder continuar en esta Copa del Rey. Con la intención de mantener el ataque perico 'fresco', Machín metió en el campo a Moha Ezzarfani, la sensación del filial esta temporada. Pasaban los minutos en el Camp d'Esports, y los locales seguían sin acercarse con peligro a la portería del Espanyol, que pese a dominar el balón, no conseguía cerrar el partido.

En el minuto 83 surgió la polémica del partido, en una jugada en la que Eneko cayó a la par con Lluis López. Los leridanos pedían penalti, pero el árbitro Mateu Lahoz no consideró oportuno sancionar pena máxima en esa acción. Poco después, Wu Lei sentenció en una jugada en la que Pedrosa puso un buen centro al primer palo, donde el jugador chino remató de espuela para firmar el doblete. No conforme con ello, lo siguió intentando y a punto estuvo de hacer el hat-trick, pero su disparo desde el borde del área se marchó rozando el palo.

El 0-2 fue el resultado definitivo. Valieron los dos goles de Wu Lei, que tuvo una buena actuación y en ocasiones recordó a su versión de la pasada temporada. Con esta victoria, el conjunto barcelonés pasa a la siguiente ronda, y también recupera las tan necesitadas buenas sensaciones de cara a la 'final' que le espera este domingo en Butarque, en el partido frente al Leganés.

VAVEL Logo