El 'cholismo': una filosofía aplicable más allá del fútbol
Foto: Ana Alonso (VAVEL)

Simeone es símbolo atlético y patrimonio de la humanidad. Es el creador de una corriente que, aunque en un principio fuera únicamente aplicable al deporte rey, fue adquiriendo matices hasta el punto de haber conseguido convertirse en la filosofía de vida de mucha gente, atléticos y no atléticos.

'Cholismo' es trabajo, es esfuerzo, es intentarlo hasta conseguirlo. 'Cholismo' es no rendirse, es sufrir. Es la definición perfecta del poco a poco, de los objetivos a corto plazo, de no precipitarse y de hacer las cosas bien. Es "despacito y con buena letra".

Y es que Simeone es un tipo único en su especie. El argentino no actúa, no finge, no sigue ningún tipo de guión. Él es así, y sabe transmitir sus ideas, su filosofía y su forma de ser a la perfección. Lo que empezó siendo un "partido a partido" o un "el esfuerzo no es negociable", se acabó convirtiendo en la manera de ver la vida de muchos. Desde aquel niño que por mucho que le costara acababa aprobando a base de esfuerzo y trabajo; hasta una fuente de energía, una forma de sacar fuerzas para seguir al pie del cañón una vez más.

Foto: Web Atlético de Madrid
Foto: Web Atlético de Madrid

Liderazgo. Él lo sabe. Él sabe que es un líder nato, y en varias de sus frases célebres lo dejó bien claro. Algunas cómo: "A los diez años, mi profesor de música del colegio me eligió como director de orquesta. Algo de líder me habría visto, porque casi todos eran más grandes que yo" o "el liderazgo es algo que no se puede explicar", son las más representativas. Si se puede explicar o no, no lo sabemos. Lo que sabemos es que es el mejor director de orquesta que le podría haber tocado al Atlético de Madrid. Los valores de ambos casan a las mil maravillas, y el 'cholismo' ha encontrado su pareja de baile perfecta en el club del Manzanares. Juntos son letales, el tándem perfecto.

Los primeros años del 'cholismo'

En el Calderón ya conocían a Simeone, ya sabían de qué pasta estaba hecho. Como jugador formó parte de uno de los mejores centros del campo de la historia del club junto a Kiko Narváez y a Caminero, llegando a conseguir juntos el famoso 'doblete' de la temporada 1995/1996. El 'Cholo' y Kiko fueron los encargados de darle el título de Liga al equipo en el partido que les enfrentó al Albacete, solventándolo en la primera media hora de juego.

Foto: Pinterest
Foto: Pinterest

Como entrenador también demostró desde muy pronto que tenía cualidades de líder. En Argentina, con Estudiantes de La Plata -inmediatamente después de colgar las botas-, consiguió conquistar el Torneo de Apertura de 2006 venciendo a Boca Juniors en un partido de desempate, ya que acabaron la temporada regular empatados a puntos por el liderato. En 2008, de la mano de River Plate, consiguió hacerse con el Torneo de Clausura a tres partidos del final del campeonato.

Tras unas cuantas aventuras más en su país natal como las de Racing o San Lorenzo, decidió dar el salto a Europa de la mano del Catania en enero de 2011. Allí llegó con el claro objetivo de salvar y alejar al equipo de las zonas bajas de la tabla, y lo cierto es que acabó completando la mejor temporada de la historia del equipo en la Serie A, finalizando como decimotercer clasificado.

Tras esta breve aventura en Italia, Simeone volvió al Racing de Avellaneda con el objetivo de hacer algo grande y de salir campeón con el club de sus amores. Este periodo finalizó con la clasificación del equipo a la Copa Sudamericana entre las injustas quejas y exigencias de la afición por su no clasificación para la Copa Libertadores. Pocos argumentos tenían en La Academia para quejarse tras nueve años ininterrumpidos de sequía internacional. El 'Cholo' acabó saliendo de Racing por diferencias con la directiva debido a la acusación sobre su persona de tener su próximo contrato ya en el horno. "No hicieron nada por retenerme", declaró el argentino.

Foto: Mundo D - La Voz
Simeone entrenando a Racing | Foto: Mundo D - La Voz

Y tras pasar por dos equipos en un solo año natural, llegaría el momento de firmar su tercer y mejor contrato del año 2011. Sí, señores. Simeone y el Atlético se volverían a encontrar 14 años después. De esta manera empezaría una de las historias de amor más bonitas de este deporte. Dos cónyuges que desde el primer momento consiguieron entenderse a la perfección. Uno supo sacar al otro de un momento complicado -y con creces, además-. Tanto, que lo llevó a tocar la gloria en varias ocasiones e incluso a rozarla en otras pocas. Ya van ocho años ininterrumpidos de trabajo, esfuerzo, coraje y éxitos. Todo a base de 'cholismo', una filosofía de vida aplicable a todo.

La etapa Simeone en el Atlético de Madrid: los años dorados del 'cholismo'

El 'Cholo' tomó las riendas del Atleti en un momento más bien crítico. Gregorio Manzano había dejado al equipo décimo en Liga y eliminado de la Copa en dieciseisavos de final por el Albacete. Pero no todo estaba perdido. Llegó el comandante, llego el 'Cholo'. Tocaba creer, y sobretodo trabajar y luchar; y en este campo, señores, nadie supera al argentino.

En su presentación como director técnico del Atlético ya dibujó el equipo que quería ver, que meses más tarde supo llevar a la práctica a la perfección. Quiso ser fiel y hacer conocer la historia del club, cosa que respetó siempre. Llevó por bandera la seña de identidad de todos los colchoneros, y junto a su compañero de fatigas, el 'Mono' Burgos, dejó ver un equipo fuerte, agresivo, comprometido, rápido, aguerrido y contragolpeador. Un estilo que recuerda al del gran Luis Aragonés, otro técnico que representa los valores del Atleti como nadie: "Luís estará orgulloso, este equipo es como él, valiente y luchador", declaró orgulloso el argentino.

Foto: Atlético de Madrid
Foto: Atlético de Madrid

Simeone demostró desde el principio de lo que era capaz. En su primera temporada consiguió un valioso quinto puesto en Liga, además de hacerse con su primer título como entrenador rojiblanco: conquistó la UEFA Europa League ante el Athletic Club en Bucarest (3-0) en un partido precioso con una actuación estelar de Radamel Falcao, que hizo dos de los tres goles de los suyos.

Al año siguiente ganó la Copa del Rey ante el Real Madrid. Lo que estaba haciendo el argentino era increíble. Transformó el Atlético de Madrid en un periodo de tiempo muy corto aplicando su filosofía. Estaba creando un gigante, y a base de 'cholismo' consiguió consolidarlo en lo más alto, siendo considerado hoy por hoy uno de los más grandes de Europa (y del mundo).

El Atleti celebra la Copa del Rey ganada en el año 2013 | Foto: Atlético de Madrid
El Atleti celebra la Copa del Rey ganada en el año 2013 | Foto: Atlético de Madrid

Tras este fulminante inicio de ciclo, vinieron los momentos clave de la etapa Simeone. En la temporada 2013/2014 consigue ganarle la Liga al Fútbol Club Barcelona en el Camp Nou en la última jornada de Liga gracias a un cabezazo de Diego Godín, uno de sus discípulos y quién, posiblemente, mejor representa el 'cholismo'. El Atleti había conseguido ganar tres títulos en tres años, pudiendo haber sido cuatro de haber ganado la UEFA Champions League ante su eterno rival: el Real Madrid.

Sin duda, podemos catalogar este momento como uno de los más dolorosos de la historia del club. Podríamos estar hablando de un 'doblete' ahora mismo si Sergio Ramos no hubiera metido ese cabezazo en el 93'. Pero señores, esto es el Atleti. Es sufrir y es levantarse cuando se cae, que no son pocas veces. Y ya lo dijo el maestro: "Estos chicos nacieron con unos huevos muy grandes, felicitó a sus mamás".

Efectivamente, estos chicos eran enormes; y solo dos años después repitieron lo que parecía imposible. El fútbol les dio otra revancha y volvieron a jugar otra máxima final continental ante el mismo rival. Cayeron otra vez, aunque ahora de manera injusta. Pero ya lo hemos dicho: así es el Atleti y esto consiste está en levantarse y seguir luchando. Así son sus soldados y así es su comandante. En 2018 ganaron de nuevo la UEFA Europa League y, año a año, han sabido como consolidarse en la cima del fútbol europeo.

Simeone con sus hijos y el trofeo de la UEFA Europa League | Foto: Atlético de Madrid
Simeone con sus hijos y el trofeo de la UEFA Europa League | Foto: Atlético de Madrid

Nunca dejen de creer, porque el momento llegará. Como dice el refrán: "a la tercera va a la vencida", y el Atleti no le teme a nada. Coraje y corazón siempre.

Este es el 'Cholo' Simeone, el Atlético hecho persona.

MEDIA: 5VOTES: 2
VAVEL Logo