La filosofía del "manquepierda"
Imagen: Ana Alonso, VAVEL

Mucho se está hablando durante estas últimas semanas, en torno al Betis, de la palabra “manquepierda”, un término que tiene más años que muchos de nosotros y que nos ha acompañado como un lema único en le mundo que nos da una identidad como la afición más fiel a sus colores. El nuevo dilema con este mítico lema verdiblanco es si sirve como aliento a los jugadores y cuerpo técnico, o, por el contrario, acomoda a todo el que pisa el Villamarín, a sabiendas de que, vayan como vayan las cosas, la afición seguirá animando sin exigencias ni críticas al equipo. Entonces la pregunta es, ¿qué significa el manquepierda?

El Real Betis Balompié, en contra de los pensamientos de muchos, nació ya con la grandeza por bandera, siendo desde muy pronto el referente del fútbol en Andalucía, al convertirse en el primer club sevillano y andaluz en jugar en primera división, al igual que también fue el primero de estas mismas características en ganar una Liga Española. Los primeros béticos ya vieron al Betis como un grande de España y su afición empezó a ser reconocida como una de las mejores del país. Pero cuanto más grande eres, más grande puede ser el tortazo, y el Betis se lo dio, pasando de la élite del futbol, a tercera división, deambulando por campos de albero y sin recurso económicos alguno. Lo que asestaba un golpe de muerte al club de las trece barras. Aquí nace el manquepierda. Un club en la absoluta miseria, que ve como su gente sigue volcándose con él y lo acompaña allá donde vaya, tirando de orgullo y carácter único y propio. Porque nuestra historia tiene títulos de liga en lo más alto, y bocadillos de tortilla en Utrera, tiene copas del Rey, y tiene descensos de categorías, nos hemos sentido dioses, y mendigos al poco tiempo.ç

Fuente: Real Betis (Web)
Fuente: Real Betis (Web)

Hoy día el manquepierda está siendo usado de forma errónea por los que piensan que con él, nunca saldremos de la mediocridad, que todo lo que toca este lema se convierte en conformismo y pasotismo ante las adversidades y que su uso es dañino para la institución, muy lejos de la realidad, quedando demostrado en múltiples ocasiones, como fueron las manifestaciones en contra de Manuel Ruiz de Lopera, que movieron a más de 60.000 béticos, como en varias protestas no muy lejanas que nos dice que nuestro lema es de fidelidad eterna, pero sin dejar de lado la exigencia y la ambición por disfrutar como disfrutaron nuestros abuelos del Betis campeón.

El manquepierda no ha sido culpable de la mediocridad vivida en estos últimos tiempos, sino que ha sido fruto de una nefasta gestión llevada a cabo por el anteriormente mencionado Manuel Ruiz de Lopera, que dejó después de unos años al frente del club muchas deudas y un futuro incierto en manos de jueces y personas ajenas a una de las instituciones con más intrahistoria de la máxima categoría del fútbol español.

Los jugadores verdiblancos celebran un tanto | Fuente: Real Betis
Los jugadores verdiblancos celebran un tanto | Fuente: Real Betis

El manquepierda no es una rendición ante un destino de sufridores, no es conformismo en la derrota, no es algo antiguo de épocas oscuras del club, no es un “me da igual que gane o pierda”, nunca nació para hacernos borregos de un club sin aspiraciones, mas bien todo lo contrario, nació para volver ha hacernos grandes, como lo fuimos antaño, el manquepierda es el mayor valor de ambición existente en un deporte, es vivir a contracorriente, es alentar a los jugadores y hacerles ver que el Betis es nuestra vida, el manquepierda vino para darnos esperanza a los béticos, y para decirles a todos los que lo escuchen que estamos vivos, y que no nos vamos a rendir en la derrota, que no desistiremos en los descensos y que no lo abandonaremos en las penurias, porque un día fuimos grandes, y juntos, con el manquepierda por bandera, volveremos a serlo. VIVA ER BETIS MANQUEPIERDA, un lema histórico que llevará en volandas al club verdiblanco, uno de los históricos del panorama nacional. 

MEDIA: 5VOTES: 1
VAVEL Logo