El Valladolid pierde dos puntos en el minuto 94
Foto: Real Valladolid 

El mejor partido de la temporada. Ese es el resumen del encuentro casi perfecto que realizaron los pucelanos ante un Valencia sin ideas, y que creó muy pocas ocasiones. Sergio sacaba a Moyano en el lateral izquierdo y Antoñito en el derecho. El lateral derecho volvió al once después de mucho tiempo y realizó un gran partido. La pareja de centrocampistas fue Joaquín-Fede San Emeterio, y dio grandes resultados: muchos robos de balón, y gran conexión con los extremos y los delanteros.

En el extremo derecho se situaba Hervías, un jugador que es muy vertical, y tiene un gran disparo. Además, llega a línea de fondo con gran facilidad, Sergio sentó a Plano para meter al ex del Éibar y está rindiendo a un gran nivel. Por la izquierda jugó Toni Villa, que fue el mejor del partido. No es un jugador de banda, pero su gran capacidad de regate, su visión de juego y asociación le permiten ser titular. Si la soltara a tiempo sería un fijo en el once.

La delantera estuvo formada por Unal y Sandro. El turco realizó un partido malo, y el canario estuvo peleón y participativo. Lo intentó varias veces, pero no encontró el gol. El que si consiguió anotar y romper la sequía goleadora del equipo fue Sergi Guardiola. En el minuto 83 realizó un gran disparo de falta, y el VAR ratificó el tanto. Un jugador muy cuestionado estaba dando la victoria al Pucela a diez minutos para el final. Sin embargo, en el 94 llegaría uno de los pocos errores del Valladolid en el partido. Un saque de banda es mal defendido por Moyano y Anuar, sobre todo por el lateral. Nadie consigue repeler el centro y Masip no sale a por la bola, que acaba empujando Manu Vallejo en área pequeña.  

 

VAVEL Logo