Isak, el revulsivo de moda
Isak celebra el gol frente a Osasuna (Foto://Real Sociedad)

Trabajar duro para conseguir unos objetivos, poco a poco, aprovechando todas las oportunidades y sin tirar la toalla. Así se podría definir el trabajo de Alexander Isak estas últimas semanas. El sueco aparece en los momentos que la Real más lo necesita, y esta pasada jornada, cuando la Real se ahogaba en el Sadar frente a Osasuna, Isak volvió a dar un respiro al equipo txuri - urdin con un gol que no selló el partido, pero si dio tranquilidad.

Fue un partido loco, con idas y venidas, muchos goles y mucha tensión. Osasuna asedió a una Real que empezó dominando el partido con absoluta tranquilidad y una ventaja de tres goles, pero que se le acabó complicando. Fue con el segundo gol de Osasuna cuando peor lo pasó la Real. La mínima distancia de un gol peligraba ante un Osasuna crecido y que no paraba de asustar. Y fue entonces cuando Isak, con una tranquilidad inmensa, controlaba dentro del área el pase de Zubeldia y anotaba el cuarto para la Real. Era el gol de la tranquilidad, de aumentar distancias frente a un Osasuna sin frenos. El partido no se cerró con este gol, el Chimy Ávila volvió a marcar en el minuto 84, y aunque la Real siguió sufriendo, lo hizo de diferente forma. Isak volvió a marcar, volvió a marcar siendo suplente. Algo que viene siendo habitual en estos últimos partidos. El sueco es el revulsivo que le hace falta a la Real para desatascar los partidos que se le atragantan. Aprovecha cada minuto que disputa, trabaja duro, tanto en los entrenamientos como en los partidos y pese a tener un papel secundario no tira la toalla. Es más, aprovecha el ser suplente para reivindicarse, se ha adaptado y su estado de forma le permite a la Real tener un as bajo la manga.

Un revulsivo para meter control y presencia al campo, fuerza y altura para hacerse con los balones, regate y finalización. Un plus de energía para cuando el equipo más necesita el gol. En estos últimos partidos, Alexander Isak está siendo determinante para la Real,con el gol del empate lo fue contra el FC. Barcelona, en Palencia se sumó a la fiesta copera con dos goles, y en el Sadar volvió a aparecer para traer la calma a los aficionados txuri - urdines. Con 4 goles en 18 partidos disputados en los que en la mayoría ha sido suplente, tiene un mejor promedio goleador que muchos delanteros titulares de otros equipos de La Liga.

Isak sigue trabajando, sabiendo que el puesto de delantero titular en el conjunto donostiarra está muy disputado. Tiene una competencia muy fuerte, parece que de momento, Imanol Alguacil  tiene puesta su confianza en Willian José. El nivel del brasileño es muy alto e Isak deberá trabajar y demostrar mucho si quiere superarle. De momento ya lo hace, veremos si esto le sirve para ganarse un poco más Alguacil. La siguiente prueba, el partido frente al Villarreal en Anoeta.

VAVEL Logo