Análisis Rayo-Girona: una segunda parte que pudo pasar de todo
El central del Rayo celebra el gol del triunfo. Fotografía: RayoVallecano.es

El Rayo Vallecano inicio el año con un triunfo frente al Girona. EL primer partido del año en Vallecas y el Rayo se llevó un triunfo que no fue fácil.

El Rayo Vallecano planteo el partido con un típico 4-1-4, alineando a: Dimitrievski, Catena, Tito, Luis Advincula, Antonio Milic, Óscar Valentín, Jose Pozo, Mario Suárez, Embarba, Andrés Martín, Piovaccari.

El Girona salió al campo con: Riesgo, Juanpe, Pablo Maffeo, Mojica, Miquel, Jairo Izquierdo, Marc Gual, Gumbau, Borja García, Alex Granell, Stuani y con un 4-2-3-1como estrategia de juego.

El gol del triunfo se dio a los 28 minutos del primer tiempo, siendo Catena el autor del gol, Embarba el mejor jugador del equipo de la franajaen lo que va de la temporada, puso un centro de esos que hacen dudar al guardameta, Piovaccari no acertó a rematarlo, aunque sí lo hizo Catena, quien ya lleva tres goles en lo que va de la temporada, que en el área pequeña no perdonó.

Alejandro Catena hizo un gran partido no solo por el gol sino que también se encargo de frenar a Stuani, goleador del Girona y de la liga Smartbank.

Estabilidad es la consigna que demanda el Rayo de Jémez, Si es que quiere llegar a puestos de playoff; capaz de mostrar lo peor y lo mejor al mismo tiempo. Y en este partido se pudo ver la dualidad del equipo con unos primero 30 minutos ordenados, dominando el balón y siendo el dueño del partido. Luego del gol, el equipo se replegó ligeramente esperando el final de la primera mitad.

Para la segunda mitad el Girona salió con ganas de ganar el partido y se fue al ataque, pero sin contundencia ofensiva, mientras que el Rayo comenzó a perder posesión de la pelota. Y los últimos 20 minutos del partido fue un aguantar las incontables ocasiones visitantes y apuntándose tres puntos que les dan alas y les permiten ver los playoffs cerca.

VAVEL Logo